domingo, 20 de septiembre de 2009

Una explicación para el Fuego Santo


Uno de nuestros visitantes me envió un e-mail. Allí me adjunta el texto que a continuación reproducimos en Sursum Corda. Antes que nada quiero decir que pocas veces he visto tan buena refutación de este "milagro" que se da en el Santo Sepulcro frente al cismático patriarca de Constantinopla.
He podido encontrar en Youtube el siguiente video.
Antes de pasar al artículo Fuego Santo, quisiera agradecer a Antonio por este texto y animarlo (y con él a todos ustedes) a colaborar con Sursum Corda enviando sus artículos, comentarios o críticas.




Fuego Santo


Respuesta a quien cree confirmada la "Ortodoxia" griega por un prodigio que ocurre todas las noches de pascua en el Santo Sepulcro ante el Obispo cismático "Ortodoxo". Tb se acusa a la Iglesia Católica de dar culto a un Dios falso por haber añadido la claúsula "Filioque" en el Credo Niceno-Constantinopolitano.

A Pablo y Alberto

Brevemente porque no tengo mucho tiempo pero me prestaría a seguir con Uds. el debate pormenorizando todo lo que quieran.
Para ir de frente y ejerciendo el ecumenismo verdadero para un católico que es señalar el error en la falsa religión (de Uds) y al mismo tiempo intentar traerlos a la verdadera que es la Católica, en la que sí van a adorar al Dios verdadero y abrazar la verdadera fe sin la cual nadie puede salvarse, como dice el símbolo llamado de Atanasio. También es un dogma muchísimas veces repetido (e interpretado ahora muy laxamente) “Extra Ecclesiam nulla salus”. Se refiere a la Iglesia Católica que es el Cuerpo Místico de Xto. Sin ser miembros vivos (en gracia) de este Cuerpo, nadie va a salvarse, o sea irá al infierno eterno. Es verdad que en el Concilio V.II se dice que la Iglesia de Xto “subsistit” en la Iglesia Católica. No aparece claro el sentido de “subsistit” a primera vista. Se ha interpretado como una reducción a la baja del prístino sentido del “es”. Pero yo creo que es algo profético a la manera que profetizó Caifás cuando era Sumo Sacerdote diciendo que “conviene que un sólo hombre muera por el pueblo”. En efecto , es posible que dentro de la Iglesia sociológica católica (vale decir al margen de su jerarquía y dentro de la masa católica) subsista la verdadera Iglesia de Xto en un “resto” bendito que sigue abrazando íntegra la Fe Católica. Así por ejemplo decimos que el pueblo “navajo” subsiste dentro de la población de Estados Unidos. Sobre esto no me extiendo más.
He leído lo del “fuego santo” que tiene lugar en el Santo Sepulcro la noche de Pascua ante el Obispo Ortodoxo, y lo doy por cierto. Durante mi estancia en Jerusalén un musulmán me hizo oler la piedra de la que partió Mahoma al cielo montado a caballo. Tenía un olor delicioso como un perfume celestial.
Acabo de leer un libro sobre OVNIS en el que se recopilan infinidad de casos por parte de eminentes investigadores (quienes estudiaron el fenómenos por largos años en USA y en otros sitios, que no dejan lugar a dudas sobre la realidad de muchas experiencias. Sólo que de ellas muchos sacan la existencia de extraterrestres, que vienen de mundos más desarrollados y avanzados tecnológicamente, a darnos directrices etc.. y lograr para nosotros la paz en nuestro planeta. En realidad estos relatos arruinan la Fe de muchos o introducen paradigmas heréticos. Los investigadores casi unánimamente los tienen por un fenómeno cercano a los que se dan en experiencias de “posesión demoníaca”.
Yo mismo he presenciado fenómenos solares inexplicables (parecidos pero en grado muy inferior al de Fátima) en lugares de supuestas apariciones de la Sma Virgen (donde la “mona” de Dios realiza sus simiescas imitaciones de los hechos portentosos de Dios) y tb he asistido a exorcismos con aparatosas salidas de espíritus demoniacos al conjuro de personas no reconocidas como exorcistas por la Iglesia y de moralidad y fe dudosa. En el primer caso quedé convencido de la interferencia diabólica por más que sus mensajes eran en todo conformes a la Fe y a la moral católica. Es más, se dieron conversiones sonadísimas y hasta han dado lugar a comunidades evangélicas de gentes de gran perfección de vida y de un ejemplo admirable de caridad con enfermos y ancianos. Pero el diablo dice mil cosas buenas y hasta santas con tal de meter una sóla mala o herética. En ese lugar se hacía alabanza y se pedía plena adhesión de quien dio muestras de un ecumenismo incompatible con la fe católica.
Tb he oído en referencia a comunidades carismáticas los abundantes “milagros” que en ellas se realizan. Sólo que a veces son comunidades protestantes y si son católicas son muy afines a ellas y además menosprecian el dogma, la moral y la liturgia católica. Cosas parecidas pueden decirse de otros movimientos católicos que por mucho que estén reconocidos y permitidos, en estos tiempòs no son un aval del buen espíritu que en ellos reina. Tampoco aquí quiero extenderme aunque sería muy provechoso para algunos extraviados.
Con todo esto quiero decir que el “fuego santo” que tiene lugar desde hace muchísimos años en el Santo Sepulcro ante el Obispo ortodoxo, no es garantía de nada. El encenderse velas y lámparas automáticamente, incluso demostrado con fotografías, lo único que demuestra es ser un “prodigio” que podría ser preternatural. El hecho de que una masa ansiosa de ver el prodigio termine afirmándose en el cisma y la herejía propios de la llamada “Ortodoxia”, lo confirma. Le recomiendo que lea al íntimo amigo de Dostoyevski, el ruso Soloviev, que ha sido juzgado por algunos como una de las más brillantes inteligencias que ha dado la humanidad. El intentó con sus escritos la vuelta al Papado de la Ortodoxia. El navegar a su aire las Iglesias autocéfalas careciendo de autoridad papal dio, en su opinión, por resultado el llamado cesaropapismo tan pronunciado en la Ortodoxia.
Eso sin hacer mención del olvido de los fundamentales textos evangélicos de Mt,16-19 en que se confieren a San Pedro las llaves del Reino de Dios que es su Iglesia y se le confiere tb un nuevo nombre que es el de Cefas o Roca basal de su Iglesia y el de Jn 21 en el que se le confiere el encargo de pastorear a los corderos y a las madres (la jerarquía ).
Sobre el “filioque” aunque es verdad que sólo mucho más tarde del Concilio de Constantinopla(381) fue añadido para aclarar el texto del credo niceno-constantinopolitano por la Iglesia latina, después de ser enunciado en el Sínodo de Toledo por primera vez en el 589 ,aunque se creía en ello desde mucho antes; esto fue para defenderse de la herejía arriana que había arraigado en España traída por los godos invasores familiarizados con la herejía arriana en la parte oriental del Imperio de donde venían. Dicho sea de paso la familiaridad del pueblo español con el arrianismo que negaba la Trinidad (esto fue llamado más tarde en Roma el “pecadillo” de la Spagna) sería una causa de haber admitido el pueblo español de la época, la invasión de los musulmanes que traían la religión de Mahoma, fieramente antitrinitaria, sin gran oposición. De España tb salió el impío Servet que tb negaba la Trinidad. Por eso dio cuenta de él, Calvino. Pero es evidente que al hacer del Padre el origen del engendrado Hijo y del “procedido” Espíritu Santo, colocaba en una situación preeminente(algo que parece ir contra la igualdad de las personas en el el dogma trinitario) a la primera persona de la Sma Trinidad y algo tendría que ver con el mayor desarrollo y profundidad de la herejía arriana en la parte oriental del Imperio y tb con su mayor extensión. De hecho fue el obispo Basilio el único obispo oriental que se enfrentó al patriarca de Constantinopla, arriano.
La no aceptación del filioque no se compadece muy bien con los siguientes textos escriturarios de fundamentación bíblica extensa:
El Hijo envía al Espíritu Santo (Lucas 24:49, Juan 15:26, 16:7, 20:22; Hechos 2:33; Tito 3:6), al igual que el Padre envía al Hijo (Romanos 3:3, etc), y como el Padre envía al Espíritu Santo (Juan 14:26).
También se reconoce al Espíritu Santo como el Espíritu del Hijo (Gálatas 4:6), el Espíritu de Cristo (Romanos 8:9), el Espíritu de Jesucristo (Filipenses 1:19), al igual que es llamado el Espíritu del Padre (Mateo 10:20) y el Espíritu de Dios (1 Corintios 2:11).
Aunque a mí me parece excesivo decirlo pero si se parafrasea a Alberto habría que decir que la Ortodoxia no da culto al Dios verdadero. Yo no creo que esta conclusión se derive de la negación del “filioque” porque aunque creo que sí es una afirmación teológica muy importante pero no hasta el punto de cambiar la esencia del Dios al que se da culto por un Dios falso, como sería el caso del Alá de los musulmanes. Al fin y al cabo muchas generaciones de Cristianos vivieron dando culto a Dios sin entrar en esta precisión.
Lo que se dice en el link aportado que describe el supuesto “milagro”del “Fuego Santo” que a su vez sería una confirmación (como Pablo dice) de la Ortodoxia; y de su poco menos que ocultamiento por la Iglesia Católica que sí apreciaría los hechos milagrosos, al revés del protestantismo, tengo que decir lo siguiente:
La Iglesia Católica aprecia los milagros porque está muy familiarizada con ellos. Son innumerables los milagros que se dan y se han dado a lo largo de la historia, en santuarios católicos (a veces con estricta comprobación médica). Son milagros muy superiores a los simples prodigios, que pueden ser diabólicos. Los mayores son los que implican “creación de materia”(como el del “cojo de Calanda”, el mayor y más documentado milagro de la historia (al que dedicó un libro Messori) y algunos de Lourdes. Esto está fuera del alcance de ángeles buenos o malos. Las resurrecciones de muertos están atestiguados en las vidas de muchos santos. El casi inexplicable hecho de la bilocación tb se ha dado muchas veces (Messori tb se hace eco en un libro de la bilocación de la “dama azul” María de Jesús de Agreda en Nuevo Méjico, hasta 500 veces). Los procesos de canonización atestiguan milagros minuciosamente comprobados por las autoridades eclesiásticas y afirmada la falta de explicación científica por grandes especialistas médicos y de otras ramas de la ciencia, igual que sucede con el dictamen del Bureau Medical de Lourdes. Estos milagros se cuentan por decenas de millares.Las incorrupciones de cuerpos de santos son numerosísimas en la Iglesia Católica. Por no hablar de los milagros eucarísticos que se han dado por centenares, y que a veces implican creación de materia. Por eso se puede afirmar con certeza que el fenómeno de los milagros en la Iglesia Católica no tiene parangón en ninguna religión, incluida la cismático oriental. Yo les animo a un detallado estudio del tema.
Sólo para terminar diré que el informe de los monjes de Athos es en parte verdad pero sólo referido a los tiempos actuales. La defección en la herejía ecumenista tal como aparece en muchas partes del catolicismo, el inicuo fenómeno de la pederastia en los clérigos, la devaluación del matrimonio con divorcios encubiertos con el título de “declaraciones de nulidad”, la desaparición de las notas de la verdadera Iglesia con la proliferación de doctrinas heréticas, cambios en los ritos y dudas de su validez en sacramentos y en la Misa, poniendo en entredicho la sucesión apostólica, indisciplina del clero con erráticas doctrinasetc.. son cosas que están a la vista de todos.
. Pero ello no es un mentís del reclamo perenne de la Iglesia Católica, de ser la única verdadera Iglesia de Xto, porque ésta”subsiste” bajo las estructuras de la Iglesia oficial y sociológica. Este resto es al que se refería Cristo cuando se preguntaba si habría Fe cuando El volviera al mundo. La respuesta sería que habría Fe pero sólo en ese pequeño rebaño, en ese resto del “nuevo Israel”. En el Nuevo Testamento se profetiza el estado actual de la Iglesia y del mundo en los siguientes textos que ruego al lector los consulte: Lucas,18,8; 2 Tes.2 y Mt.24,15. Pero hay muchas más profecías en la Biblia. En la profecía católica (abundantísima)tb se predice el actual estado de cosas sobretodo en la Aparición de La Salette. Algunos santos, antiguos y modernos, tb han abundado en el tema. En la aparición de Fátima en la que se anunció con anterioridad el milagro más estupendo de la historia del Cristianismo y que tuvo lugar el 13 de Octubre de 1917 (en el que se escenificó lo anunciado en Apoc.12,1 y Apoc.12,3 con el gran dragón rojo, el comunismo, al que salió al paso la aparición de 1917) se anuncia algo en la parte del Secreto aún no revelado (distinto a la impostura del 2000) que literalmente no se puede revelar porque supondría el reconocimiento de cosas que los responsables ya no pueden reconocer. El Padre Mario Luiggi Ciappi, teólogo papal de Pío XII , aseveró:
“En el tercer secreto se predice entre otras cosas que la gran apostasía en la Iglesia comenzará en la cumbre de ella.” Lo cual coincide con la cita de San Pablo en 2 Tes.2,4.
Por todo ello queridos amigos, Pablo y Alberto, mi consejo y ruego es que den el salto a la verdadera Arca de Noé, haciendo la profesión de Fe Católica tal como aparece en Trento o Vaticano I. Esto tb lo digo a todo el que me lea y muy en especial a los católicos actuales en su mayoría perdidos en el diluvio de la actual apostasía. Va en ello la salvación del alma por toda la eternidad.
ANTONIO

2 comentarios:

  1. Amado hermano en Xto.

    leí este mensaje con gran atención, y me gustaría hacer algunas precisiones, sin ánimo de debatir, puesto que me queda perfectamente claro que se trata de un blog católico romano tradicionalista, y yo como Diácono de la Iglesia Ortodoxa sólo soy un invitado con el que por cierto han tenido bastantes atenciones.
    En primer punto, en Jerusalen el "milagro" que uds atacan en este mensaje no sucede frente al Patriarca de Constantinopla, sino frente al de Jerusalen, sucesor de Santiago.
    En segundo lugar, entiendo y me parece natural que en al articulo se repitan los mismos argumentos que la Iglesia Católica Romana utiliza contra la Iglesia Católica Ortodoxa (cisma, autocefalía, filioque, etc). A este respecto, habría mucho que discutir, pues no olvidemos que para los cristianos occidentales sólo nos educaron con una versión de la historia de la cristiandad, más no necesariamente la verdadera.
    Para concluir, y agradeciendo la paciencia para conmigo, debo decir que el Patriarca de Constantinopla, como el de Rusia y casi todos, conforman la "ortodoxia mundial" que al igual que la actual jerarquía católica romana conciliar, es modernista, ecumenista, etc.
    También de nuestro lado existe una denominada "ortodoxia tradicional" que por encima de problemas políticos y de "jurisdicciones", nos interesa hacer una correcta confesión de Fe.

    Saludos en Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima.
    Indigno Diácono Jesús

    ResponderEliminar
  2. Sabeis muy poco de la Iglesia Catolica Romana y la Ortodoxa. Veamos la Iglesia delos tres primeros siglos a ver que decia?

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!