jueves, 30 de diciembre de 2010

El porqué de la Encarnación

Pocas personas recuerdan que, si bien la navidad es una época de felicidad y alegría por la Encarnación del Verbo, es también un momento de reflexión. No se trata de una simple fiesta como a las que el mundo nos acostumbra, tampoco es, simplemente el “cumpleaños de Jesús”. En estas semanas tenemos que estar más reflexivos que nunca sobre el porqué se encarnó el Verbo, poqué el Unigénito Hijo de Dios se hizo carne, volviéndose verdadero hombre, sin por ello dejar de ser Verdadero Dios. Cristo vino al mundo para nuestra salvación, se hizo carne para ser inmolado y así limpiar la corrupción del pecado de Adán que pasó al género humano, corrompiendo y destruyendo nuestra naturaleza. Cristo, nacido sin pecado, perfecto e inmaculado hombre en cambio gozó, como bien sabemos de aquel estado incial en el que se encontró Adán antes de la Caída: rectitud, integridad absoluta, justicia y una inclinación superior al cumplimiento de la Voluntad del Padre. La naturaleza humana de Cristo es la muestra de lo que podría haber sido el hombre de no haber caído, un ser perfecto cuyo fin natural no es otro que el de cumplir la voluntad divina. Más, nosotros, por la culpa de Adán, inmundos a los ojos de Dios solo tenemos como esperanza el reparar y limpiar nuestra alma con el Sacrificio de Cristo por el cual, la antigua promesa fue extendida a todos los hombres.
¿Es navidad un tiempo para festejar? Es más bien un tiempo para reflexionar, insistimos. Un tiempo para recordar que Cristo vino a este mundo a sufrir por nosotros, seres indignos y corruptos, naturalmente inclinados al mal. Pensemos ¿Acaso alguno de nosotros se dejaría morir por un gusano? Pues Dios mismo se rebajó a la carne para así conferirnos la gracia que nos vuelva a ser tolerables a sus ojos y así, poder contemplarlo, el día postrero cara a cara.
La vida de Cristo fue una vida de preparación, de entrega al Padre, de un continuo trabajo para el plan divino ¿Cómo es nuestra vida en cambio? Cristo fue tentado, pero venció al tentador… no sólo tres veces en el desierto, sino muchas veces más durante su ministerio. En cambio, Nosotros caemos ontinuamente en la tentación, y si no pecamos de obra, lo hacemos por lo menos de pensamiento. Es nuestra naturaleza corrupta, nuestra naturaleza caída y malvada, absolutamente destruida por el Pecado de los Padres. Cristo nació para conferirnos la Gracia por medio de su Iglesia, para que sus fieles pudieran ingresar a la Iglesia Verdadera, la Única y Santa Iglesia Católica y así, regenerados por el Agua y el Espíritu, conocer la verdad, que es el Mismo Señor Jesús. Cristo no nació para que festejemos, nació para morir por su Iglesia, para morir por los fieles, por aquellos que están escritos en el Libro de la Vida (Apoc XIII, 8).
En efecto, la escritura lo dice claramente cuando nuestro Señor contestó a Andrés y Felipe

Ahora mi alma se siente turbada. ¿Y que Diré? ¿Padre, líbrame de esta hora? ¡Más
para esto he venido yo a esta hora. (Jn XII, 27)

Así que, cuando sonriamos viendo el pesebre, recordemos que el Niño Dios siendo rico, se hizo pobre y nació en un establo, que pudiendo proclamarse y convertirse en un parpadeo en un Emperador, prefirió voluntariamente trabajar y así asumir, porque quiso, el castigo de Adán. Y porque quiso, prefirió sufrir y morir en la Cruz por los fieles de su Santa Iglesia.

Solo los verdaderos fieles pueden salvarse

En Sursum Corda hemos hecho incapié en la doctrina de que FUERA DE LA SANTA IGLESIA CATÓLICA NADIE PUEDE SALVARSE EN ABSOLUTO. Eso es un dogma de fe definido por los Papas y que además está explicito en la Escritura. Ahora bien, me ha llegado un correo electrónico donde alguien insiste en que es posible la salvación fuera de la Iglesia. Daremos una breve respuesta.

  1. El Bautismo es absolutamente necesario para la salvación. Los no bautizados están con el Pecado Original y por lo tanto son aborrecibles a los ojos de Dios, tal como consta en la Escritura, los Concilios y los Padres de la Iglesia.
  2. Los fieles son aquellos que fueron bautizados por agua en Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Quien no fue bautizado no está libre de pecado original, por lo tanto no está limpio a los ojos de Dios y no es su hijo.
  3. Si alguien muere sin bautismo es por la voluntad de Dios. Todos los hombres a quienes Dios quiere salvar tienen la posibilidad de conocer la Iglesia, convertirse a la Fe Verdadera, no por propia iniciativa, sino movidos por la Gracia, sin la cual, como dice el Evangelista, nada podemos hacer.
  4. Solamente en la Iglesia se da la Gracia que es el don maravilloso que Dios nos confiere a nosotros, seres malvados y corruptos para mantenernos fuertes en la fe, poder obrar bien y así ser salvos. Sin la gracia nadie puede salvarse, quien no está en la Iglesia no tiene la Gracia. Los infieles no forman parte de la Iglesia verdadera.
De nuevo recomendamos la lectura de los Padres de la Iglesia, el Magisterio y por supuesto de la Sagrada Escritura. Aquí en Sursum Corda ustedes podrán encontrar varios textos con citas y referencias a pasajes de la Biblia o libros de San Agustín donde estos temas son muy estudiados.
Desde ya gracias por toda comunicación.

domingo, 5 de diciembre de 2010

El punto final de Jorge

Nuestro amigo Jorge B. (no quiero poner su apellido aunque él, que nos suele enviar e-mails siempre lo hace, pero yo no quiero perjudicarlo por si algún detractor se le ocurriera) me remitió un e-mail con el encabezado "Para terminar un asunto", que se trata de una respuesta a cierto artículo en el cul fue muy criticado Jorge. Como siempre es un honor recibir las comunicaciones de nuestro amigo, con quien, como ocurre con muchos de los miembros de la resistencia católica, compartimos la misma fe en Cristo Jesús.


Ante algunas bombas que nos han caído por el artículo “De la abundancia…” –por cierto, entre otros tantos algodones y alguna rosa sin espinas-, responderé para todos –amigos que aplauden y detractores que reprueban- sencillamente que se nos señala por llamar “sinvergüenzas” a quienes el Catecismo de Trento llama “homicidas”. No sé quién resulta más indulgente.

Y si San Pablo llama “fornicarios y adúlteros” (I Corintios VI, 9) a quienes Benedicto XVI ubica en “un primer paso hacia una moralización, un debut de responsabilidad”; entonces se equivoca San Pablo.

“A todos los católicos exhortamos que den amplia difusión al principio, firmemente fundado sobre la verdad, de que el único modo de proteger la salud física y moral de la familia y de la sociedad es mediante la obediencia de todo corazón a las leyes naturales, o mejor dicho, del Creador, y, sobre todo, fomentando un sincero y sagrado respeto hacia ellas.” (Alocución del Papa Pío XII a los directores de las Asociaciones por las Familias Numerosas de Roma e Italia, 20 de Enero de 1958)

¿Leo bien?

Si alguien niega que “el comunismo es intrínsecamente perverso”, como dice Pío XI en “Divini Redemptoris”, los “católicos duros” ponen el grito en el cielo. Ahora bien, si a su vez en “Casti Connubii” el mismo Pío XI dice que la anticoncepción va “intrínsecamente contra la naturaleza”, y Benedicto XVI lo contra-dice públicamente, los susodichos se hacen las gallinas distraídas.

Eso muestra:
-o necedad en la voluntad;
-o deshonestidad en el intelecto;
-o fariseísmo en la religión.

No siendo jueces, no juzgamos. Pero, ¿qué pasa con el pueblo católico? No nos toca a nosotros resolverlo, aunque nos daría letra para un volumen entero, si no tuviéramos que limpiar la cocina, sacar los yuyos y cumplir con el Canon 125, § 2.


“Nuestros amigos nos conocen el rostro,
y los demás, nos van conociendo la madera.

Tranquilos, si prende, es fuego que no quema:
escribiendo en prosa, o cantando en crudo
alzamos bandera y encarnamos el poema:
“no nacimos ni ciegos, ni sordos, ni mudos”.


A los amigos encrespados: no se espanten, estimados, con apenas unas hojitas de verba caliente: “un momento de ofuscación todos lo tenemos” (Castellani en “Carta a Leónidas Barletta”). Se puede criticar la forma y los colores del “continente”, pero no la materia del “contenido”: y eso es lo que aquí veramente interesa. Porque si nuestras palabras doblan las leyes del idioma, las de Benedicto XVI quiebran las Leyes de Dios. Me recuerda la sentencia plena de cordura de un amigo: “en estos pagos –me dijo un día- hay muchos que se escandalizan por el espadazo de Pedro a Malco… pero callan ante el beso traicionero de Judas”.

Quien puso una excepción al sexto mandamiento, no fui yo. Se las arreglan pues, entre ustedes, “el Santo Padre” y las dos tablas de Moisés.

Hay almas que están en pecado mortal, hoy mismo, por la enseñanza viciosa que baja desde la Roma actual. Eso es grave: no un articulillo de seis páginas escrito por nadie. Que el árbol no nos tape el bosque.

La variopinta reacción a un artículo menor, y la nula reacción a una herejía enorme, confirma que el catolicismo en nuestros pagos es de mucha colecta y pocas obras; mucha cita, y poca Fe. “Puro tango y mate”, como dijera Castellani. “Pero, esperesé: ¿no se resuelve todo en que hay que amar al amigo, y al enemigo también, porque Dios es Amor y el “ubi caritas, Deus ibi est” (donde hay amor, allí está Dios)?”, me objeta un amigo. “Sí, pero cuidado: no se ama lo que no se conoce.” El que lea, entienda.

“En estos tiempos son menester amigos fuertes de Dios, para sustentar a los débiles” (Santa Teresa de Jesús). Sea ese nuestro afán.

Habrá que rezar mucho por la pobre Iglesia, y de paso, por la pobre Patria.

Aunque más pobres seamos otros.



Jorge B.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Se aplica la Anglicanorum Coetibus en Inglaterra

La noticia empezó a circular con fuerza desde noviembre tras la visita de Ratzinger/Benedicto XVI a Gran Bretaña y se ha planteado como una de las metas del año 2011: la aplicación en masa de la Anglicanorum Coetibus, la cual permitirá a millares de anglicanos pasar en masa y de forma corporada a la Iglesia Católica. La noticia, además, de la pronta erección de un ordinariato en Gran Bretaña despierta nuevas espectativas. Para muchos habrá un giro de 180 grados, los "anglicanos" serán desde ahora los conversos y no la "Iglesia Establecida", el diálogo se dará entre los que esten en comunión con Roma...
Ya, en Sursum Corda expresamos nuestro temor a que esas conversiones naufraguen en el ecumenismo de la Iglesia Conciliar, en su Nueva Religión Neo-Modernista y Neoprotestante. Sin embargo, en estos ex-anglicanos, fervientes católicos y fuertemente refortalecidos por la fe en más de una oportunidad se pudo saber sus opiniones sobre temas cuestionables... y si para muchos de la "tradición" es posible "recibir el Concilio Vaticano II a la luz de la tradición", no vemos porqué, estos anglicanos que imploran entrar en la Comunión con Roma deben ser sospechados por esta razón.
Poseedores de una liturgia antigua y hermosa, como lo es el Rito de Sarum, los anglocatólicos conversos solicitan la misma sea respetada y considerada rito principal, junto al Ritual de San Pío V y el Anglican Mass, que es la Misa tridentina en inglés clásico, aunque lo más probable es que Roma proceda a dar cierta "libertad" litúrgica a los ordinariatos.
Para el año 2011 se preveen dos etapas:

1. Conversión e incorporación de los clerigos anglicanos con la consecuente ordenación.
2. Conversión e incorporación de los fieles.

Es evidente que la idea es que sean los sacerdotes conversos y reordenados quienes se encarguen de "recibir" en la Iglesia a los fieles. Ahora bien, como en más de una oportunidad, tenemos que preguntarnos ¿A que Iglesia se incorporarán? ¿Podrán estos anglocatólicos resistir a la Iglesia Conciliar? ¿Pueden estos anglocatólicos firmar un acuerdo y no contaminarse con las herejías del Vaticano II? Es indudable que la erección de un ordinariato en tierras británicas será, sin duda un paso increible... pero en la mente ecumenica y liberal de un Ratzinger o de cualquiera de sus cardenales ¿Implica esto una verdadera conversión? ¿De que manera justificará la Iglesia Ecuménica del Vaticano II las reordenaciones de los clerigos anglicanos si no es NEGANDO todo el falso ecumenísmo que la caracterizó desde los '60?

La Segunda venida de Cristo

Republicamos en Sursum Corda el presente texto que fue subido originalmente al blog de nuestros amigos de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia.




San Juan anunciaba desde las orillas del río Jordán, la primera venida del Hijo de Dios Encarnado con estas palabras :"Yo soy la voz que clama en el desierto. Enderezad el camino del Señor...". (San Juan 1:23).Ahora mis queridos lectores, estamos en tiempo en que debemos hacer lo que hizo San Juan. Ser la: "voz que clama en el desierto". Porque si San Juan anunció la llegada del Divino Redentor desde un desierto material cubierto de arena, nosotros ahora debemos anunciar la próxima e inminente segunda venida de Jesucristo Nuestro Señor, que esta vez ya no aparecerá con el manto de misericordia como la primera vez, sino que vendrá como Juez de inapelable Justicia a juzgar a vivos y muertos; este clamar en el desierto que debemos realizar no es en un desierto material, sino que lo es en un desierto espiritual, en un mundo que ya no tolera a Dios ni sus divinos Mandamientos. Poquísimos somos sobre la faz de la tierra que nos mantenemos fieles a la Iglesia Católica Apostólica Romana de siempre y que por la gracia de Dios y por designios insondables de su Amor, hemos visto la gran apostasía universal. Millones y millones de almas engañadas por las artimañas del demonio siguen adheridos a la ContraIglesia y a sus falsas misas_eucaristías, creyendo ingenuamente que por esa fe permanecen en la verdadera Iglesia de Cristo. Con esa ContraIglesia apóstata que es la base de la instauración del imperio del anticristo ha cubierto la tierra de engaños sin precedentes el padre de la mentira que es Satanás, la antigua serpiente y como dice San Pablo en su Segunda carta a los Tesalonicenses 2:3,4 : "el hombre de pecado, el hijo de perdición, ha asentado su trono en el lugar santo de Dios y se hará pasar por tal" Con esa ContraIglesia la abominación de la desolación de las falsas misas nuevas en donde se adora al dios del universo que desde el año 1969 ha sustituido a la Santa Misa católica, cumpliéndose así las profecías bíblicas de Daniel 8:11;12 y San Mateo 24:14. Esta ContraIglesia que desde el año1958, en que murio el Papa Pío XII, el Vaticano ha sido copado por los modernistas y con su falso ecumenismo reinante, lleva a millones de católicos a abandonar la Fe de sus padres y a engrosar las filas de las sectas protestantes. La Iglesia Católica ha huido del Vaticano y se ha exiliado (Apocalípsis12:6) y desde entonces Roma se ha convertido en Babilonia la Grande, centro mundial de las herejías y la idolatría. El engaño religioso en que la religión adulterada del "Vaticano segundo" mantiene a millones y millones de almas desde hace 40 años, es la gran señal de que Cristo pronto regresará como lo ha prometido a recoger su rebaño, ya que El mismo nos lo advirtió que los tiempos de la apostasía universal serían abreviados en vista de los elegidos, por lo tremendo que serían. A todos los que nos lean les recordamos que es una Verdad de Fe católica, que quienes permanecen FUERA de la Iglesia fundada por Ntro. Sr. Jesucristo, no podrán recibir el perdón de sus pecados y se encuentran en camino segurísimo de eterna condenación. Por lo tanto es necesario aferrarnos a la Fe de nuestros mayores, al Catecismo que aprendimos en nuestra niñez, al Santo Rosario de Ntra. Señora, a la Misa verdadera no a la parodia que diariamente se celebra en las iglesias que hasta hace 40 años eran católicas; debemos rezar día y noche para que el Buen Dios se apiade de nuestras pobres almas.

domingo, 21 de noviembre de 2010

El miercoles viajamos a Vedia

Luego de mucho tiempo de decirlo por fin este miercoles podré visitar al Padre Mauricio, en Vedia, el cual pertenece a la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia. Será un viaje corto (vivo en Moreno) pero gratificante, ya que podré conocer personalmente a un gran sacerdote y amigo, así como sacar muchas fotos de un pueblo hermoso y de una Iglesia fuerte en la fe.
¡Gracias por recibirme Padre!

Respuesta a un pentecostalista


La Capilla Nuestra Señora del Rosario, cuyo sacerdote es nuestro amigo el Padre Brown ha reciobido recientemente la visita (en su sitio web que como siempre recomendamos visitar) de unos pentecostalistas. Estos dejaron comentarios muy desagradables y que atacan a la fe católica. Con altura y simplicidad propia de quien mucho sabe, el Padre Brown les cerró la boca. Com el dijo, tenemos que imitar a Cristo, quien nunca perdió demasiado tiempo con los tontos.

Si desea leer la respuesta del Padre Brown, haga click aquí

Nuevo Blog católico

Gracias a todos los por e-mails que escriben y los comentarios de aliento que envían semana a semana. Eso es algo muy gratificante, pero también me alegra mucho poder contribuir para que algunos de nuestros lectores inicien sus Blogs Católicos como es el caso de nuestro amigo Diego, quien administra el Blog Por Dios y por la Patria desde Mexico.
¡Gracias por todo y que Dios te bendiga Diego!

Urrutigoity continúa


Más allá de la amplia campaña de denuncias contra el Padre Carlos Urrutigoity y las claras sospechas que sobre el existieron por abuso sexual, así como la evidente estafa que realizó a centenares de familias en los Estados Unidos, como todos sabemos, el ex-sacerdote de la FSSPX (y traidor a la tradición católica) actúa en la diócesis de Ciudad del Este. Varios fieles de la diócesis se han puesto en contacto por medio de nuestro Blog para denunciar su presencia y exigir su retiro, pero no han sido escuchados, sino que incluso hoy Urrutigoity goza de una posición de privilegio en el "seminario" diocesano.

En Sursum Corda recibimos este mail de un amigo cuyo nombre no podemos mencionar quien nos remitió infomación sobre el Padre U., así como una fotografía donde se lo puede ver actuando con traje clerical en una procesión donde, se celebraría, sin dudas el Novus Ordo.

viernes, 12 de noviembre de 2010

El mes de María


Estoy en Rosario, una ciudad muy activa. Lamentablemente estoy solo por unas horas ya que mañana a la madrugada me tomo el micro para volver a Buenos Aires. Considerando que tengo un ratito antes de que reinicie mi actividad quería comentarles que el Blog amigo de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia publicó estas hermosas oraciones para el mes de Nuestra Madre, la Santísima Virgen María:



¡Oh María!, durante el bello mes que os está consagrado, todo resuena con vuestro nombre y alabanza. Vuestro Santuario resplandece con nuevo brillo y nuestras manos os han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presidís nuestras fiestas y escucháis nuestras oraciones y votos. Para honraros, hemos esparcido frescas flores a vuestros pies, y adornado vuestra frente con guirnaldas y coronas. Mas ¡Oh María!, no os dais, por satisfecha con estos homenajes; hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan. Estas son las que Vos esperáis de vuestros hijos; porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos; y la más bella corona que pueden deponer a sus pies es la de sus virtudes. Sí, los lirios que Vos nos pedís son la inocencia de nuestros corazones, nos esforzaremos, pues, durante el curso de este Mes, consagrado a vuestra gloria, ¡Oh Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin mancha y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas aún la sombra misma del mal. La rosa cuyo brillo agrada a vuestros ojos es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos; nos amaremos, pues, los unos a los otros, como hijos de una misma familia cuya Madre sois, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal.En este mes bendito procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que os es tan querida; y con vuestro auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y resignados. ¡0h María!, haced producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes; que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y de la mejor de las madres. Amén.


Oración final


¡Oh María, Madre de Jesús nuestro Salvador y nuestra buena Madre!, nosotros venimos a ofreceros con estos obsequios que colocamos a vuestros pies, nuestros corazones deseosos de seros agradables, y a solicitar de vuestra bondad un nuevo ardor en vuestro santo servicio. Dignaos presentarnos a vuestro Divino Hijo; que en vista de sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud, que haga lucir, con nuevo esplendor, la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error, que vuelvan hacia El, y cambie tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará su corazón y el vuestro. Que convierta a los enemigos de su Iglesia, y que, en fin, encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad, que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de esta vida y de esperanza para el porvenir. Amén.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Nuevas malas noticias

Recuperado ya de mi salud, pero con algunos inconvenientes en mi trabajo me tomé una nueva "licencia" en Sursum Corda y para cuando volví encontré un gran despiole en el mundo tradicionalsta, así como nuevos y más dolorosos escándalos de la Iglesia Conciliar. Este Blog no fue concebido para mostrar los errores (y horrores) de la secta modernista del Concilio Vaticano II, sino para defender la fe, para tratar temas de espiritualidad y defender la Misa Verdadera. Esta mañaa, mientras revisaba mi correo electrónico relacionado con el Blog encontré este mensaje de nuestro amigo el Padre Brown:

This is unfortunately a very sad example of a modern priest who really

as absolutely no idea as to why he is a new Church priest. This is the

new priesthood of the "springtime in the Church" as Paul VI seemed to

think everyone was looking forward to. This poor soul is one of the
spiritual

leftovers from Bishop Joseph "Jose" Imesch, of the failed
"women's pastoral

letter." Another failure...Rev. Santos Castillo of the
not-so-Catholic Diocese

of Joliet. He is in "good standing" with the New
Church. But where do they

stand with God?


http://www.youtube.com/user/sunnycastillo

Indigantes "franciscanos" del Vaticano II

martes, 12 de octubre de 2010

Obispo de la Iglesia Conciliar apoya a la abortista Dilma Rousseff

Realmente esto es escandaloso, pero es una señal de la apostasía general de la Iglesia Conciliar en Brasil. El texto dice:



Arriba se ve al arzobispo Moacyr Vitti, de Curitiba, Brasil, recibiendo oficialmente en el Palacio de la Arquidiócesis a la ex-terrorista y candidata Dilma Rousseff, y ofreciéndole una orquídea. También estuvieron presentes el Obispo auxiliar, Mons. Rafael Biernaski y el Arzobispo emérito Pedro Fedalto.

La primera ronda en Brasil de las elecciones generales para presidente se está llevando a cabo hoy, 3 de octubre. Si uno de los candidatos no recibe más del 50% de los votos, una segunda vuelta electoral se llevará a cabo el 31 de octubre entre los dos candidatos que recibieron más votos. Aunque Roussef está por delante en las estadísticas, apenas tiene el porcentaje necesario. Se comprende, por tanto, que el apoyo de los obispos es decisivo en el país con mayor población católica del mundo.

La foto es un símbolo del compromiso con el comunismo — incluso en sus formas más radicales — del episcopado brasileño. Esperamos que los laicos católicos adviertan esta traición y no voten por esta candidata



Luego de leer esta noticia inmediatamente traté de saber que opinaba la "Iglesia Católica Brasileña" fundada por el Obispo Carlos Duarte Costas, quien rompió las relaciones con el Vaticano durante la vida de Su Santidad Pío XII y fundó un movimiento netamente modernista. Bueno... parece ser que la cismática ICAB actuó de una forma más católica que la Iglesia Conciliar ya que reafirmó su rechazo absoluto al aborto y su apoyo al movimiento pro-vida.
¿Que más hace falta para demostrar que la Iglesia del Concilio Vaticano II no es la Iglesia Católica?

lunes, 11 de octubre de 2010

Los jueces suplentes del Valle de Josafat

Este breve comentario viene a colación del reciente intercambio epistolar entre el Padre Basilio Méramo (a quien admiramos) y Monseñor Tissier de Mallerais (a quien también admiramos y respetamos) y que se a hecho publico gracias a Radio Cristiandad. No es mi intención aquí reproducir la correspondencia, nuestros amigo de Radio Cristiandad ya lo han hecho, sino solamente escribir una breve reflexión que surge de la lectura de estas cartas cruzadas.
Es muy fácil decir hoy, luego de tanto tiempo lo que debería haber hecho Monseñor Lefebvre durante el Concilio Vaticano II, es muy fácil reprochar o tratar de buscar "el sentido" de sus firmas en los documentos conciliares, se trata, sobre todo esto último de un interesante ejercicio intelectual. Otra pregunta me viene a la mente ¿Por que nadie continuó el "proceso" para acusar a Pablo VI? ¿Por que razón en aquel momento los obispos de la tradición al ver lo que estaba ocurriendo no denunciaron al Concilio y al Papa Pablo VI, declarando la Sede Vacante? ¿Tenían poder de jurisdicción para ello? Es una hipótesis posible, de hecho se especuló, razón por la cual el Abbé de Nantes escribió su Acusación contra Pablo VI y como explicamos en una entrada anterior.
Pero estas preguntas no pasan de la mera especulación. No nos llevan a nada. TODOS sabemos que Monseñor Lefebvre firmó esos documentos conciliares, y como él varios de los demás sacerdotes y obispos que luego se convertirían en héroes de la tradición.
El Padre Cekada, en un artículo muy lúcido que rememora el accionar de Monseñor Marcel Lefebvre incluso sostiene que él mismo estaba preocupado al comienzo por la legalidad o no de un seminario donde solo se oficiara la Misa Latina ¿No se trataba de una rebelión contra el Papa?
De nuevo, los años del Concilio fueron dificiles, confusos, una gran esperanza estaba siendo demolida y la costumbre de aceptar ciegamente lo que el Papa firmara y promulgara sin siquiera cuestionarlo jugó en contra. En contra de los fieles, principalmente, pero también de algunos padres conciliares para quienes la posibilidad de la Herejía Papal era absurda.
Colocarnos hoy en papel de Jueces y decir "Monseñor Lefebvre tendría que haber..." no nos conducirá a nada, tan sólo denostar ua figura que, sin haber sido perfecto, luchó con las armas que pudo y que tenía a su alcance, por la Iglesia Católica, Apostólica y Romana. Si se equivocó y en la medida en que lo hizo no nos compete a nosotros, sino a Dios... y hay algo que el Padre Cekada, famoso sedevacantista y amigo nuestro señaló: sin Monseñor Lefebvre no hubiera habido movimiento tradicional, pero tampoco existiría la Misa Indultada, y sobre todo, como remarcó el mismo sacerdote estadounidense, Monseñor era franca y sinceramente antimodernista y antiliberal.
Hizo lo que pudo e hizo más de lo que otros se hubieran animado a hacer. Juzgarlo, repito, no es nuestra tarea, hoy debemos defender el catolicismo, no desenterrar a los muertos.

Como evitar las "clases de educación sexual" en las escuelas

El sitio web pro vida INFOVIDA está promoviendo una manera interesante e inteligente de salvar a los niños de la contaminación que implicará la aplicación de la Ley de Salud Reproductiva. Como profesor, me ha tocado muy de cerca, a Dios gracias el directivo de mi institución supo respetar mi objeción de conciencia, por lo que no fui obligado a impartir clases de este tipo ni a participar de ninguna "charla informativa". Sin embargo, a los pocos días me enteré que la profesora de CONSTRUCCIÓN DE LA CIUDADANÍA había dado una "clase especial". Mis alumnos me informarón algunas cosas que ella les "enseñó"

  1. Una persona puede mantener relaciones sexuales con varias personas a la vez sin ningun riesgo
  2. Todas las enfermedades de transmisión sexual se evitan usando preservativos
  3. El sexo oral es una forma de "sexo seguro" y no es menester "cuidarse"
  4. El SIDA se previene usando preservativos.
  5. El embarazo puede evitarse utilizando profilácticos
  6. Es mentira que un propfilactico no tenga una efectividad del 100%
  7. Las relaciones sexuales son un derecho a cualquier edad y con cualquier persona sin importar su edad, su sexo u orientación sexual o cualquier otra cuestión.
  8. El aborto es un derecho y no es asesinato.
  9. Abortar es "como sacarse una muela"

Cuando esuché todo esto quedé espantado. Lo primero que hice fue corroborar que esto fuera verdad y no una broma de mis estudiantes... lamentablemente no era una mala broma que me estaban jugando y para colmo me enteré que ella utilizó "el maletín" que es una caja en cuyo interior hay un pene de madera para que los estudiantes "practiquen como colocar un preservativo". La "profesora" se encargó de distribuir este aparato y obligó a los estudiantes a "practicar".
Luego de explicarle al curso la gravedad de la situación tuve que refutar todos los puntos señalados supra. Lo primero que hice fue decirles la gravedad del aborto, que es una forma de asesitano. Les conté casos que yo conozco de mujeres que, luego de abortar han tenido problemas psicológicos.
En segundo lugar les expliqué que era la pedofilia y el abuso de menores... y les hice incapié en que el punto siete de la lista era una forma de propaganda pro-pedofilia.
En tercer lugar les prometí (y llevé) bibliografía científica que demuestra que los preservativos no son 100% seguros, pero, sobre todo traté de que ellos comprendieran los riesgos de la iniciación sexual temprana y, sobre todo, que deben valorarse como personas.
LA "educación sexual" lo que principalmente está haciendole a nuestros adolescentes es convertirlos en meros objetos sexuales, no en seres humanos, al contrario, los deshumaniza volviendolos animales.
Pero, sin embargo todo esto podemos impedirlo ¿Cómo? No autorizado que contaminen la mente de los niños y adolescentes. ¿De que forma? Pues presentando esta carta que ustedes pueden descargar a las autoridades de la escuela.
Recuerden, como padres ustedes son los responsables de la educación de sus hijos.

Simbolos de los pedófilos

He recibido un e-mail interesante. Se trata de una cadena informativa (no suelo darles importancia, pero corroboré la veracidad de lo que allí se dice) en la que advierte sobre ciertos símbolos utilizados por pedófilos. Estos son:



A continuación copio textual el fragmento principal del e-mail.

El FBI elaboró un informe en Enero de 2008 sobre la pedofilia. En ella se
indican una serie de símbolos utilizados por pedófilos para ser identificados.
Los símbolos son siempre compuestos por la unión de 2 similares, uno dentro del
otro. El de forma mayor identifica al adulto, la menor al niño. La diferencia de
tamaños entre ellos muestra una preferencia por niños mayores o menores en
cuanto a la edad. Los hombres son triángulos, corazones de las mujeres. Los
símbolos se encuentran elementos como monedas, medallas, joyas, anillos,
colgantes, etc, entre otros objetos.
Los triángulos representan a los
hombres que le gustan los niños (el detalle cruel es el triangulo más pequeño,
que representa al hombre que le gustan los niños bien pequeños); el corazón
significa hombres (o mujeres) que gustan de niñas y la mariposa representa a
quienes gustan de ambos, según el informe.
Estos datos fueron recogidos por
el FBI durante sus allanamientos. La idea de los triángulos concéntricos es la
de una figura mayor envolviendo a una figura menor, dentro de una genialidad
pervertida de un concepto gráfico. Existe un nivel mayor de crueldad, porque a
esos seres les gusta exhibirse en códigos para otros, usando esos símbolos en
bisutería, moneda, trofeos, adhesivos, etc. Lamentablemente, es el diseño
gráfico al servicio del mal.

León XIII sobre el descubrimiento de América

Carta “Quarto abeunte saeculo”
de S.S. León XIII
a los Arzobispos y Obispos de España, de Italia
y de América sobre Cristóbal Colón


Al cumplirse cuatrocientos años desde que un hombre ligur, con el auspicio de Dios, llegó por primera vez a las ignotas costas que se encuentran al otro lado del Océano Atlántico, los hombres desean con ansias celebrar la memoria de este evento de grato recuerdo, así como ensalzar a su autor. Y ciertamente no se encontrará fácilmente causa más digna de mover los ánimos e inflamar las voluntades. En efecto, este evento es por sí mismo el más grande y hermoso de todos los que tiempo alguno haya visto jamás; y aquél que lo realizó es comparable con pocos hombres por la magnitud de su valor e ingenio. Por obra suya emergió de la inexplorada profundidad del océano un nuevo mundo: cientos de miles de mortales fueron restituidos del olvido y las tinieblas a la comunidad del género humano, fueron trasladados de un culto salvaje a la mansedumbre y a la humanidad, y lo que es muchísimo más, fueron llamados nuevamente de la muerte a la vida eterna por la participación en los bienes que nos trajo Jesucristo.
Europa, atónita por el milagro y la novedad de este súbito suceso, ha conocido después, poco a poco, cuánto le debe a Colón, cuando debido al establecimiento de colonias en América, los asiduos viajes, los intercambios comerciales, los negocios marítimos, se abrió increíblemente el acceso al conocimiento de la naturaleza, y al bien común, y creció con ello de modo admirable el prestigio del nombre de Europa.
Así pues, en tan grandiosa manifestación de honor, y entre tal sinfonía de voces agradecidas, la Iglesia ciertamente no ha de permanecer en silencio, sobre todo cuando ha tenido por costumbre e institución suya aprobar gustosamente y tratar de fomentar todo cuanto haya visto de honesto y laudable. Ésta conserva los singulares y mayores honores a las virtudes más destacadas y que conducen a la salvación eterna del alma. No por ello, sin embargo, desdeña o estima en poco a las demás; más aún, con gran voluntad ha solido siempre promover y honrar de modo especial los méritos obtenidos por la sociedad civil de los hombres, también si han alcanzado la inmortalidad en la historia. Admirable, en efecto, es Dios sobre todo en sus santos; no obstante, su divino poder deja también huellas en aquellos en quienes brilla una fuerza extraordinaria en el alma y en la mente, pues no de otro lugar viene a los hombres la luz del ingenio y la grandeza del alma, sino tan sólo de Dios, su Creador.
Hay además otra causa, ciertamente singular, por la que creemos que se ha de recordar con grata memoria este hecho inmortal: Colón es de los nuestros. Si por un momento se examina cuál habría sido la causa principal que lo llevó a decidir conquistar el mar tenebroso, y por qué motivo se esforzó en obtenerlo, no se puede poner en duda la gran importancia de la fe católica en el inicio y realización de este evento, al punto que también por esto es no poco lo que debe a la Iglesia el género humano.
En efecto, no son pocos los hombres fuertes y experimentados que tanto antes como después de Colón buscaron con esfuerzo pertinaz tales tierras ignotas y tales aún más ignotos mares. Su memoria es y será justamente predicada por su fama y el recuerdo de sus beneficios, ya que propagaron los fines de las ciencias y de la humanidad, e incrementaron la común prosperidad, no fácilmente, sino con gran esfuerzo, y no raramente a través de inmensos peligros.
Ocurre, sin embargo, que hay una gran diferencia entre aquéllos y aquel de quien hablamos en esta ocasión. Una característica distingue principalmente a Colón: al recorrer una y otra vez los inmensos espacios del océano iba tras algo mucho más grande y elevado que todos los demás. Esto no quiere decir que no lo moviese en nada el honestísimo deseo de conocer o de ser bien apreciado por la sociedad humana, o que desdeñase la gloria, cuyas penas más ásperas suelen estar en los hombres más valerosos, o que despreciase del todo la esperanza de obtener riquezas. No obstante, mucho más decisiva que todas estas razones humanas fue para él la religión de sus padres, que ciertamente le dio mente y voluntad indubitables, y lo proveyó a menudo de constancia y solaz en las mayores dificultades. Consta, pues, que esta idea y este propósito residían en su ánimo: acercar y hacer patente el Evangelio en nuevas tierras y mares.
Esto podrá parecer poco verosímil para quien reduzca su pensamiento y sus intereses a esta naturaleza que se percibe con los sentidos, y se niegue a mirar realidades más altas. Por el contrario, suele suceder que los más grandes ingenios desean elevarse cada vez más, y así están preparados mejor que nadie para acoger el influjo y la inspiración de la fe divina. Ciertamente Colón unió el estudio de la naturaleza al de la religión, y conformó su mente a los preceptos que emanan de la íntima fe católica. Por ello, al descubrir por medio de la astronomía y el estudio de los antiguos la existencia hacia el occidente de un gran espacio de tierra más allá de los límites del orbe conocido, pensaba en la inmensa multitud que estaría aún confusa en miserables tinieblas, crueles ritos y supersticiones de dioses vanos. Triste es vivir un culto agreste y costumbres salvajes; más triste es carecer de noticia de mayores realidades, y permanecer en la ignorancia del único Dios verdadero. Así pues, agitándose esto en su ánimo, fue el primero en emprender la tarea de extender al occidente el nombre cristiano y los beneficios de la caridad cristiana. Y esto se puede comprobar en la entera historia de su proeza.
Cuando se dirigió por primera vez a Fernando e Isabel, reyes de España, por miedo a que rechazasen emprender esta tarea, les expuso con claridad su objetivo: para que creciera su gloria hasta la inmortalidad, si determinasen llevar el nombre y la doctrina de Jesucristo a regiones tan lejanas. Y habiendo alcanzado no mucho después sus deseos, dio testimonio de que pidió a Dios que con su gracia y auxilios quieran los reyes continuar en su deseo de imbuir estas nuevas costas con el Evangelio. Se apresuró entonces a dirigir una carta al Sumo Pontífice Alejandro VI pidiéndole hombres apostólicos. Allí le dice: confío, con la ayuda de Dios, en poder algún día propagar lo más ampliamente posible el sacrosanto nombre de Jesucristo y su Evangelio. Juzgamos que también debe haberse visto transportado por el gozo cuando al retornar por primera vez de la India escribió desde Lisboa a Rafael Sánchez que había dado inmortales gracias a Dios por haberle concedido benignamente tan prósperos éxitos, y que había que alegrarse y vitorear a Jesucristo en la tierra y en el cielo por estar la salvación ya próxima a innumerables gentes que estaban antes perdidas en la muerte. Y para mover a Fernando e Isabel para que sólo dejasen que cristianos católicos llegaran hasta el Nuevo Mundo e iniciaran las relaciones con los indígenas, les dio como motivo el que no buscaba nada más que el incremento y la honra de la religión cristiana. Esto fue comprendido excelentemente por Isabel, que entendió mejor que nadie el propósito de este gran varón. Más aún, se sabe que esta piadosísima mujer, de viril ingenio y gran alma, no tuvo sino el mismo propósito. De Colón afirmó que con gusto se dirigiría al vasto océano para realizar esta empresa tan insigne para gloria de Dios. Y cuando retornó por segunda vez escribió a Colón que habían sido óptimamente empleados los aportes que había dado a las expediciones a las Indias, y que habría de mantenerlos, pues con ellos habría de conseguir la difusión del catolicismo.
De otro modo, si no hubiese sido por esta causa mayor que toda causa humana, ¿de dónde podría haber obtenido la constancia y la fortaleza de ánimo para soportar, incluso hasta el extremo, cuando tuvo que soportar y sufrir? Sabemos que le eran contrarias las opiniones de los eruditos, los rechazos de los hombres más importantes, las tempestades del furioso océano, las continuas vigilias, por las que más de una vez perdió el uso de la vista. Experimentó guerras con los bárbaros, la infidelidad de sus amigos y compañeros, infames conspiraciones, la perfidia de los envidiosos, las calumnias de sus detractores, los grillos que le impusieron siendo inocente. Por necesidad tendría que haber sucumbido ante tan grandes sufrimientos y ataques, si no lo hubiese sostenido la conciencia de la hermosísima tarea, gloriosa para el nombre cristiano y saludable para una infinita multitud, que sabía que iba a realizar.
Que esto sucedió así lo ilustra admirablemente cuanto sucedió en aquel tiempo, pues Colón abrió el camino a América en un momento en que estaba cercana a iniciarse una gran tempestad en la Iglesia. Por eso, en cuanto sea lícito considerar los caminos de la Providencia a partir de los eventos acontecidos, parece que este adorno de la Liguria nació por un designio verdaderamente singular de Dios, para reparar los daños que en Europa se infligirían al nombre católico.
Llamar al género de los Indios a la vida cristiana era ciertamente tarea y misión de la Iglesia. Y ciertamente la emprendió en seguida desde el inicio, y sigue haciéndolo, habiendo llegado recientemente hasta la más lejana Patagonia. Por su parte, Colón orientó todo su esfuerzo con su pensamiento profundamente arraigado en la tarea de preparar y disponer los caminos al Evangelio, y no hizo casi nada sin tener como guía a la religión y a la piedad como compañera. Conmemoramos realidades muy conocidas, pero que han de ser declaradas por ser insignes en la mente y el ánimo de aquél hombre. A saber, obligado por los portugueses y por los genoveses a partir sin ver cumplida su tarea, se dirigió a España y maduró al interior de las paredes de una casa religiosa su gran decisión de meditada exploración, teniendo como compañero y confesor a un religioso discípulo de San Francisco de Asís. Siete años después, cuando iba a partir al océano, atendió a cuanto era preciso para la expiación de su alma. Rezó a la Reina del Cielo para que esté presente en los inicios y dirija su recorrido. Y ordenó que no se soltase vela alguna antes de ser implorado el nombre de la Trinidad. Luego, estando en aguas profundas, ante un cruel mar y las vociferaciones de la tripulación, era amparado por una tranquila constancia de ánimo, pues Dios era su apoyo.
El propósito de este hombre se ve también en los nombres mismos que puso a las nuevas islas. Al llegar a cada una, adoraba suplicante a Dios omnipotente, y tomaba posesión siempre en el nombre de Jesucristo. Al pisar cada orilla, lo primero que hizo fue fijar en la costa el sacrosanto estandarte de la Cruz; y fue el primero en pronunciar en las nuevas islas el divino nombre del Redentor, que a menudo había cantado en mar abierto ante el sonido de las murmurantes olas. También por esta causa empezó a edificar en la Española sobre las ruinas del templo, y hacía preceder las celebraciones populares por las santísimas ceremonias.
He aquí, pues, adónde miraba y qué hizo Colón al explorar tan grandes extensiones de mar y tierra, inaccesibles e incultas hasta esa fecha, pero cuya humanidad, nombre y riqueza habría luego de crecer rápidamente a tanta amplitud como vemos hoy. Por todo ello, la magnitud del hecho, así como la importancia y la variedad de los beneficios que le siguieron, demandan ciertamente que sea celebrada con grato recuerdo y todo honor; pero ante todo habrá que reconocer y venerar de modo singular la voluntad y el designio de la Eterna Sabiduría, a quien abiertamente obedeció y sirvió el descubridor del Nuevo Mundo.
Así pues, para que el aniversario de Colón se realice dignamente y de acuerdo a la verdad, ha de añadirse la santidad al decoro de las celebraciones civiles. Y por ello, tal como cuando se recibió la noticia del descubrimiento se dio públicamente gracias a Dios inmortal y providentísimo por indicación del Sumo Pontífice, así también ahora consideramos que se haga lo mismo para renovar la memoria de este feliz evento. Decretamos por ello que el día 12 de octubre, o el siguiente día domingo, si así lo juzga apropiado el Ordinario del lugar, se celebre después del Oficio del día el solemne rito de la Misa de la Santísima Trinidad en las iglesias Catedrales y conventuales de España, Italia y de ambas Américas. Confiamos asimismo en que, además de las naciones arriba mencionadas, las demás realicen lo mismo por consejo sus Obispos, pues cuanto fue un bien para todos conviene que sea piadosa y gratamente celebrado por todos.
Entre tanto, deseándoles los bienes divinos y como testimonio de Nuestra paternal benevolencia, os impartimos de corazón, a vosotros Venerables Hermanos, lo mismo que a vuestro clero y pueblo, la bendición apostólica en el Señor.
Dado en Roma, en San Pedro, el día 16 de julio del año 1892, decimoquinto de Nuestro Pontificado.
León PP. XIII

viernes, 24 de septiembre de 2010

Un fragmento de los Soliloquios de San Agustín

Dios, Creador de todas las cosas, dame primero la gracia de rogarte bien, después hazme digno de ser escuchado y, por último, líbrame. Dios, por quien todas las cosas que de su cosecha nada serían, tienden al ser. Dios, que no permites que perezca ni aquello que de suyo busca la destrucción. Dios, que creaste de la nada este mundo, el más bello que contemplan los ojos. Dios, que no eres autor de ningún mal y haces que lo malo no se empeore. Dios, que a los pocos que en el verdadero ser buscan refugio les muestras que el mal sólo es privación de ser. Dios, por quien la universalidad de las cosas es perfecta, aun con los defectos que tiene. Dios, por quien hasta el confín del mundo nada disuena, porque las cosas peores hacen armonía con las mejores. Dios, a quien ama todo lo que es capaz de amar, sea consciente o inconscientemente. Dios, en quien están todas las cosas, pero sin afearte con su fealdad ni dañarte con su malicia o extraviarte con su error. Dios, que sólo los puros has querido que posean la verdad. Dios, Padre de la Verdad, Padre de la Sabiduría y de la vida verdadera y suma, Padre de la bienaventuranza, Padre de lo bueno y hermoso. Padre de la luz inteligible, Padre, que sacudes nuestra modorra y nos iluminas; Padre de la Prenda que nos amonesta volver a ti.

A ti invoco, Dios Verdad, en quien, de quien y por quien son verdaderas todas las cosas verdaderas. Dios, Sabiduría, en ti, de ti y por ti saben todos los que saben. Dios, verdadera y suma vida, en quien, de quien y por quien viven las cosas que suma y verdaderamente viven. Dios bienaventuranza, en quien, de quien y por quien son bienaventurados cuantos hay bienaventurados. Dios, Bondad y Hermosura, principio, causa y fuente de todo lo bueno y hermoso. Dios, luz espiritual, en ti, de ti y por ti se hacen comprensibles las cosas que echan rayos de claridad. Dios, cuyo reino es todo el mundo, que no alcanzan los sentidos. Dios, que gobiernas los imperios con leyes que se derivan a los reinos de la tierra. Dios, separarse de ti es caer; volverse a ti, levantarse; permanecer en ti es hallarse firme. Dios, darte a ti la espalda es morir, convertirse a ti es revivir, morar en ti es vivir. Dios, a quien nadie pierde sino engañado, a quien nadie busca sino avisado, a quien nadie halla sino purificado. Dios, dejarte a ti es ir a la muerte; seguirte a ti es amar; verte es poseerte. Dios, a quien nos despierta la fe, levanta la esperanza, une la caridad. Te invoco a ti, Dios, por quien vencemos al enemigo. Dios, por cuyo favor no hemos perecido nosotros totalmente. Dios que nos exhortas a la vigilancia. Dios, por quien discernimos los bienes de los males. Dios, con tu gracia evitamos el mal y hacemos el bien. Dios, por quien no sucumbimos a las adversidades. Dios, a quien se debe nuestra buena obediencia y buen gobierno. Dios, por quien aprendemos que es ajeno lo que alguna vez creímos nuestro y que es nuestro lo que alguna vez creímos ajeno. Dios, gracias a ti superamos los estímulos y halagos de los malos. Dios, por quien las cosas pequeñas no nos empequeñecen. Dios, por quien nuestra porción superior no está sujeta a la inferior. Dios, por quien la muerte será absorbida con la victoria (1Co 15, 54). Dios, que nos conviertes. Dios, que nos desnudas de lo que no es y vistes de lo que es. Dios, que nos haces dignos de ser oídos. Dios, que nos defiendes. Dios, que nos guías a toda verdad. Dios, que nos muestras todo bien, dándonos la cordura y librándonos de la estulticia ajena. Dios, que nos vuelves al camino. Dios, que nos traes a la puerta (Mt 7, 8). Dios, que haces que sea abierta a los que llaman. Dios, que nos das el Pan de la vida. Dios, que nos das la sed de la bebida que nos sacia (Jn 6, 35). Dios, que arguyes al mundo de pecado, de justicia y juicio (1Co 16, 8). Dios, por quien no nos arrastran los que no creen. Dios, por quien reprobamos el error de los que piensan que las almas no tienen ningún mérito delante de ti. Dios, por quien no somos esclavos de los serviles y flacos elementos (Ga 4, 9). Dios, que nos purificas y preparas para el divino premio, acude propicio en mi ayuda.

Todo cuanto he dicho eres tú, mi Dios único; ven en mi socorro, una, eterna y verdadera sustancia, donde no hay ninguna discordancia, ni confusión, ni mudanza, ni indigencia, ni muerte, sino suma concordia, suma evidencia, soberano reposo, soberana plenitud y suma vida; donde nada falta ni sobra: donde el progenitor y el unigénito son una misma sustancia. Dios, a quien sirve todo lo que sirve, a quien obedece toda alma buena. Según tus leyes giran los cielos y los astros realizan sus movimientos, el sol produce el día, la luna templa la noche, y todo el mundo, según lo permite su condición material, conserva una gran constancia con las regularidades y revoluciones de los tiempos; durante los días, con el cambio de la luz y las tinieblas; durante los meses, con los crecientes y menguantes lunares; durante los años, con la sucesión de la primavera, verano, otoño e invierno; durante los lustros, con la perfección del curso solar; durante grandes ciclos, por el retorno de los astros a sus puntos de partida. Dios, por cuyas leyes eternas no se perturba el movimiento vario de las cosas mudables y con el freno de los siglos que corren se reduce siempre a cierta semejanza de estabilidad; por cuyas leyes es libre el albedrío humano y se distribuyen los premios a los buenos y los castigos a los malos, siguiendo en todo un orden fijo. Dios, de ti proceden hasta nosotros todos los bienes, tú apartas todos los males. Dios, nada existe sobre ti, nada fuera de ti, nada sin ti. Dios, todo se halla bajo tu imperio, todo está en ti, todo está contigo. Tú creaste al hombre a tu imagen y semejanza, como lo reconoce todo el que se conoce a sí. Óyeme, escúchame, atiéndeme, Dios mío, Señor mío, Rey mío, Padre mío, principio y creador mío, esperanza mía, herencia mía, mi honor, mi casa, mi patria, mi salud, mi luz, mi vida. Escúchame, escúchame, escúchame según tu estilo, de tan pocos conocido.

Ahora te amo a ti solo, a ti solo sigo y busco, a ti solo estoy dispuesto a servir, porque tú solo justamente señoreas; quiero pertenecer a tu jurisdicción. Manda y ordena, te ruego, lo que quieras, pero sana mis oídos para oír tu voz; sana y abre mis ojos para ver tus signos; destierra de mí toda ignorancia para que te reconozca a ti. Dime adónde debo dirigir la mirada para verte a ti, y espero hacer todo lo que mandares. Recibe, te pido, a tu fugitivo, Señor, clementísimo Padre; basta ya con lo que he sufrido; basta con mis servicios a tu enemigo, hoy puesto bajo tus pies; basta ya de ser juguete de las apariencias falaces. Recíbeme ya siervo tuyo, que vengo huyendo de tus contrarios, que me retuvieron sin pertenecerles, cuando vivía lejos de ti. Ahora comprendo la necesidad de volver a ti; ábreme la puerta, porque estoy llamando; enséñame el camino para llegar hasta ti. Sólo tengo voluntad; sé que lo caduco y transitorio debe despreciarse para ir en pos de lo seguro y eterno. Esto hago, Padre, porque esto sólo sé y todavía no conozco el camino qué lleva hasta ti. Enséñamelo tú, muéstramelo tú, dame tú la fuerza para el viaje. Si con la fe llegan a ti los que te buscan, no me niegues la fe; si con la virtud, dame la virtud; si con la ciencia, dame la ciencia. Aumenta en mí la fe, aumenta la esperanza, aumenta la caridad. ¡Oh cuán admirable y singular es tu bondad!

A ti vuelvo y torno a pedirte los medios para llegar hasta ti. Si tú abandonas, luego la muerte se cierne sobre mí; pero tú no abandonas, porque eres el sumo Bien, y nadie te buscó debidamente sin hallarte. Y debidamente te buscó el que recibió de ti el don de buscarte como se debe. Que te busque, Padre mío, sin caer en ningún error; que al buscarte a ti, nadie me salga al encuentro en vez de ti. Pues mi único deseo es poseerte; ponte a mi alcance, te ruego, Padre mío; y si ves en mí algún apetito superfluo, límpiame para que pueda verte. Con respecto a la salud corporal, mientras no me conste qué utilidad puedo recabar de ella para mí o para bien de los amigos, a quienes amo, todo lo dejo en tus manos, Padre sapientísimo y óptimo, y rogaré por esta necesidad, según oportunamente me indicares. Sólo ahora imploro tu nobilísima clemencia para que me conviertas plenamente a ti y destierres todas las repugnancias que a ello se opongan, y en el tiempo que lleve la carga de este cuerpo, haz que sea puro, magnánimo, justo y prudente, perfecto amante y conocedor de tu sabiduría y digno de la habitación y habitador de tu beatísimo reino. Amén, amén.

Cuando debe reiterarse el baustismo


Retomando Sursum Corda. Antes que nada disculpas por la larga ausencia pero quienes saben algo de mi, conocen que mi ausencia se debió a mi estado de salud. Ahora, casi completamente repuesto (a Dios gracias) retomo este Blog destinado a la espiritualidad católica y la defensa de la Fe.
He visitado el Blog de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia (¡Gracias Padre Mauricio por sus oraciones!) y me he detenido en una publicación referente al Santo Bautismo. Es sorprendente como aún es menester remarcar que el baustimos es absolutamente obligatorio para acceder a la visión beatífica. Pero aprovecharemos esto para realizar un pequeño estudio sobre los casos en los cuales una persona bautizada por un hereje o cismático debería ser bautizado nuevamente, por lo menos sub conditione.

Es cierto que el Magisterio de la Iglesia insiste en que el bautismo de los herejes no es inválido per se. Ahora, eso no quiere decir que siempre sea válido, o que el mismo no deba ser reiterado, por lo menos sub conditione.


Primer Concilio de Arlés, año 314:
Can. 8 cerca de los africanos que
usan de su propia ley de rebautizar, plugo que si alguno pasare de la herejía a
la Iglesia, se le pregunte el símbolo, y si vieren claramente que está bautizado
en el Padre y en el Hijo y en el Espíritu Santo, impóngasele sólo la mano, a fin
de que reciba el Espíritu Santo. Y si preguntado no diere razón de esta
Trinidad, sea bautizado.


El bautismo debe considerarse entonces inválido cuando “no diere razón de esta Trinidad”. ¿Qué Trinidad era aquella a la que apelaban los Padres Conciliares? Pues a la falsa trinidad de los errores cristológicos como los triteístas, sabelianos y herejes del estilo, es decir aquellos que, si bautizaban no lo hacían en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, diferenciando las personas de la Santísima Trinidad. Hoy en día, los Testigos de Jehova y varias sectas evangelistas bautizan “En el Nombre de Jesucristo”. Ese bautismo es absolutamente inválido y debe ser repetido.
¿Qué ocurre entonces con el Bautismo de las Iglesias Protestantes “tradicionales” (luteranas, calvinistas, etc.)? La validez del mismo está marcada por si conservan o no los elementos del sacramento:


  • ¿Se bautiza con agua?

  • ¿El bautizante derrama el agua mientras pronuncia la formula “Te bautizo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”?

  • Y sobre todo ¿Tiene intención de realizar el bautismo?

Si analizamos los textos de los reformistas veremos algunas cosas interesantes sobre su “intención”. En los textos del temprano Lutero (el de las 95 tesis) como el tardío de Esmalcalda encontramos una ortodoxa visión del Bautismo, al que considera imprescindible para la salvación. Precisamente, el Lutero tardío es más estricto en esto ya que se encuentra batallando contra los anabaptistas quienes negaban la utilidad del sacramento.
Para Zuinglio el bautismo no tiene ningún efecto per se, es solamente un símbolo de algo previo que es la fe. Por su parte Calvino condenó a Zuinglio pero también se apartó de Lutero, ya que para el Reformista de Ginebra el bautismo es el medio normal de la salvación, pero nunca era obligatorio en sí. Una persona que tuviera la fe, al ser justificado por la misma podría alcanzar la salvación sin recurrir a una “obra” como el sacramento del bautismo. Los anglicanos, por su parte guardarán el bautismo a la usanza católica.

¿Qué ocurre con las sectas unitarias o anti-trinitarias? En este caso, al existir un error sobre la Trinidad, es evidente que el bautismo no se realizará “En Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, sino en nombre de una falsa trinidad, que no es Dios. Por lo tanto, dicho bautismo debería considerarse inválido y sería menester repetirlo, cuando menos sub conditione.
Finalmente tenemos que realizar la pregunta crucial del Bautismo conferido en la Iglesia Conciliar del Vaticano II. El hecho de que dudemos que en la actual secta modernista se esté ofreciendo el bautismo debe ser una de las mayores alegrías del Demonio. Si analizamos las “reformas” del Conciliabulo Vaticano II veremos que en primer instancia, a pesar de la supresión de los exorcismos, no tendríamos que realizarnos esta pregunta… pero con la introducción de vernáculo las cosas cambian. En Estados Unidos la formula habitual pasó de “… Father, Son and Holy Ghost” a “Holy Spirit”, lo cual como bien sabe cualquiera que entienda el inglés, no es lo mismo”. Por lo tanto el bautismo en inglés utilizando la formula “Father, Son and Holy Spirit” es inválida y debe reiterarse. En español no estamos mejor, pero esto depende de la intención del ministro. En varias parroquias me ha tocado ser testigo de verdaderas herejías cristológicas en medio de un sermón. Entonces, si no podemos estar seguros si para el “sacerdote” conciliar el Padre es Dios, el Hijo es Dios y el Espíritu Santo es igualmente Dios, y que los Tres son un Mismo Dios y no Tres Dioses diferentes… entonces los bautismos realizados en la Iglesia Conciliar deberían ser repetidos, por lo menos Sub Conditione por un verdadero sacerdote del Movimiento Tradicional.
No está en juego una “relación diplomática”, sino la ventura de las almas. Con las almas no se negocia.

jueves, 26 de agosto de 2010

Monseñor Williamson advierte

COMENTARIOS ELEISON 162 (21-VIII-2010) : ¿DISCUSIONES ELUDIDAS?

Mientras las discusiones entre Roma y la Fraternidad de San Pio X se están topando, de acuerdo a comentarios de ambos lados, contra una pared doctrinal, informes de Francia y Alemania unidos a un rumor que llega desde Roma alerta peligro para los Católicos. Ese peligro es un acuerdo político el cual simplemente rodeará por un lado el bloqueo doctrinal. La Política amenaza con eludir a la doctrina.

Hace algunas semanas me comentaron, desde Francia y Alemania, que una parte importante de los Católicos que asisten a las misas de la FSSPX únicamente están esperando a que salga de las discusiones alguna clase de acuerdo. Si – lo repito, si — esto es verdad, es muy grave. Esos Católicos pueden recibir la mejor calificación por desear no ser separados de lo que parece ser Roma, pero estarían reprobados por no darse cuenta de que mientras las discusiones se mantengan en el plano doctrinal, no existe manera en la que la enseñanza neo-modernista del Vaticano II pueda ser reconciliada con la doctrina Católica de la verdadera Iglesia. Esos Católicos pueden venerar y amar a Monseñor Lefebvre tal como lo perciben, pero no han entendido la esencia de su lucha por la Iglesia. Les convendría despertar si no quieren en una manera u otra caer en los brazos de los Romanos neo-modernistas.

Un acuerdo por delante de la doctrina significa la política antes que la religión, la unidad antes que la verdad, el hombre antes que Dios. Dios antes que el hombre significa verdad antes que unidad, religión antes que política y la doctrina siendo más importante que cualquier acuerdo no-doctrinal. Solamente los soñadores podían no haber previsto que las discusiones doctrinales Roma-FSSPX toparían contra un muro doctrinal. Únicamente los políticos pueden desear que cualquier acuerdo no-doctrinal se desprenda de estas.

¡Dios mío! por lo visto Benedicto XVI sinceramente cree en la Nueva Iglesia del Vaticano II, la cual debe de unir en su seno absolutamente a todos los hombre, sin importar si creen o no en la única verdadera doctrina de la Fe. Por lo tanto él sinceramente desea acoger también a la FSSPX – ¡y naturalmente no le queda mucho tiempo más por vivir! Así es que el bloqueo de las discusiones doctrinales no debería de preocuparle tanto, si busca llegar a un acuerdo político con la FSSPX y de esta manera poder unirla con el resto de la Nueva Iglesia. Por lo tanto, ni debería de pedir demasiado a la FSSPX, o se negaría al acuerdo, ni muy poco, porque entonces el resto de la Nueva Iglesia se levantaría en protesta.


El rumor desde Roma consiste precisamente en que él está pensando en un “Motu Proprio” que aceptaría a la FSSPX “de regreso en la Iglesia”, de una vez por todas, sin requerir de la FSSPX una aceptación explícita del Vaticano II o de la Misa Nueva, sino solamente la aceptación, por ejemplo, del “Catecismo de la Iglesia Católica” de 1992 de Juan Pablo II, el cual es sustancialmente modernista pero de una manera discreta. Por lo tanto la FSSPX no parecería ante sus seguidores como aceptando el Concilio o la Nueva Iglesia, sin embargo comenzaría poco a poco, discretamente, a tragar la substancia del neo-modernismo.

De este modo todos los que buscan la unidad estarían contentos, salvo los que creen en la doctrina Católica.

¡PELIGRO!

Kyrie eleison.

La Santa de Ladeira: falsas apariciones en Portugal

Visitando el Blog Falsos Ortodoxos encontré información sobre un fenomeno aparicionista cuyos origenes se dieron en los años '60 del pasado Siglo XX en un pueblito de Portugal llamado Ladeira de Pinheiro. Su líder fue la Señora María Concepción, conocida como Madre María a quienes los allegados más proximos llamaban "La Madrecita".

Se trataba de uno de esos fenomenos aparicionistas que suelen impresionar a las masas: Nuestro Señor "se aparecía" todo el tiempo en las formás mas diferentes, sangraban las estatuas, la Virgen lloraba, recibiendo "La Madrecita" mensajes. Como en el Palmar de Troya llegaron peregrinos de todo el Globo y con ellos el dinero.

La mujer inventó una serie de devociones, "inspiradas" en las continuas apariciones que recibía. Ese fue el nacimiento del Ejercito Blanco, llamado así por los colores de sus habitos, por expresa orden de "Nuestra Señora", así como un templo para Nuestra Señora de las Rosas, futuro Templo Ecuménico según sus visiones.

Como la jerarquía romana portuguesa condenó el fenomeno aparicionista, estos recurrieron a una iglesia ortodoxa viejocandelendarista gobernada por el Metropolita Gabriel y luego Joao... como el Estado intervino fuertemente contra "La Madrecita", el obispo Joao decidió intervenir a su favor. Aqui viene una discrepancia, para algunos (incluyendo a los seguidores del fenomeno aparicionista) la Iglesia Ortodoxa de Portugal colaboró con ellos, brindandoles asistencia espiritual, mientras que para la comunidad de rito oriental la verdad fue que ellos quisieron "salvarlos del error". Basta saber que un día "Nuestro Señor Jesucristo" le dijo a La Madrecita:


"La Iglesia Ortodoxa es la verdadera Iglesia y debes hacer que todos la
conozcan".

Esto cambió cuando La Madrecita decidió no someterse a la jerarquía ortodoxa y relegar sus poderes a estos hombres. En 1995, la Iglesia Ortodoxa de Portugal rompió relaciones con el Ejercito Blanco, excomlgó a la Santa de Ladeira y a todos sus seguidores por haber creado una secta. Pero la secta se reorganiza gracias a un obispo veterocatólico de nombre Antonio Raposo.
En el año 2003, La Madrecita muere, condenada por la Iglesia Romana, la Ortodoxa y con varios procesos de parte del Estado portugues, siendo enterrada en la catedral que se hizo construir, donde aún hoy, sus seguidores le rinden culto.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Respuesta an Anonimo Anglicano

Desde hace tiempo vengo siguiendo una seguidilla de comentarios a la entrada publicada el año pasado titulada "Mas sobre los anglicanos continuantes, ahora en España". La entrada fue publicada a titulo informativo y crítico, pero no se feriere a un tema que tiene nada que ver con nosotros que somos CATÓLICOS APOSTÓLICOS Y ROMANOS FIELES A LA TRADICIÓN DE LA IGLESIA. Se trata de una cuestión referente a unos problemas de los anglicanos españoles y no precisamente de aquellos Católicos de Tradición Anglicana que están pasando a la Verdadera Religión Cristiana, como lo hacen varios grupos de TAC que en muchos aspectos están defendiendo a la Tradición Católica con posiciones muy duras referentes al Novus Ordo, el Concilio Vaticano II y el actual ocupante de la Sede Apostólica. La entrada en cuestión mencionaba la instalación de una “jurisdicción” anglicana independiente en España. Eso llevó a que se usara nuestro Blog que es Católico y Romano para una disputa interna entre miembros de una secta herética y cismática.
Como el problema era entre ellos y no me molestaba para nada no me importó que usaran Sursum Corda para ello. Pero hoy, cuando abrí mi Blog y encontré un comentario a una entrada en la que coloqué un video de la Misa de Requiem de Mozart quedé bastante ofuscado. El texto que lo publicó alguien que no conozco y no se quien es me insulta y me agravia, a mi y a todos los visitantes de este Blog, pero quiero reproducirlo aqupi y responder algunas cuestiones:

Jerónimo y Raúl, CLARO QUE ES IMPRESIONANTE. Publicar y proclamar que: LA VERDAD
NOS HACE LIBRES. ESTO HACE TEMBLAR LOS CIMIENTOS CUANDO SE INSULTA Y SE DIFAMA A
LOS QUE DECIMOS LA VERDAD. Dios os perdone a todos. Nosotros os perdonamos.
La Hna. Alma, quiso fundar o fundó, nunca lo supimos, una guardería de
Santiago de Compostela. Pedía consejo, porque ella no sabía, según el Rv.
Domínguez Vilar, a él. DICHO POR ÉL ANTE TODOS.

¿Quién es Jerónimo? Si por verdad que nos libera se refiere a Nuestro Señor Jesucristo y a la Verdadera y Única Religión, que fue la fundada por el sobre San Pedro, que es la Iglesia, Una, Santa, Católica y Apostólica, estoy de acuerdo con esa Verdad, lo demás es artimañana del Demonio.

Rv. Domínguez Vilar, perteneció a la I.E.R.E. , Iglesia Española Reformada
Episcopal. D. Carlos López, debió ordenarle. NO LO SABEMOS MUY BIEN. Él envió
toda la documentación al Obispo Nell, Garthl, de Canadá. Perdonen si no está
bien escrito. Este Obispo, a vuelta de correo, le CONVALIDA TODO Y LE HACE
PRESBÍTERO de la Iglesia Ortodoxa Anglicana. Dicho por el Rv. Domínguez Vilar.
Este reverendo trabajó con LUTERANOS Y LES ALQUIlÓ UNA CASA EN BURELA, " A
MARIÑA LUCENCE ". Todo DICHO POR ÉL. SINO ES VERDAD. ESTE REVERENDO: MIENTE. Él
se quejaba de que se la habían dejado completamente estropeada. En las páginas
de las Iglesias Evangélicas, Anglicanas, Ortodoxas... Salía un SEMINARIO O
CENTRO DE FORMACIÓN DIRIGIDO POR Él. Pregunten a la Iglesia Española Evangélica.
Ellos lo saben. Muchas más cosas PODEMOS CONTAR. Dicho reverendo es un enfermo.
PREGUNTÉN POR LA ENFERMEDAD QUE TIENE. Ya no nos importa nada. La Iglesia
Ortodoxa Anglicana nos ha INSULTADO Y NO NOS HA CREÍDO. Peor para USTEDES. Ya lo
pagarán al quedar SOLOS.


No se quien es Domínguez Vilar, no se que es la IERE ni nada de eso. Aca somos Católicos Romanos, no anglicanos de poca monta que ni siquiera pueden especificar en lo que creen. A diferencia de los anglicanos continuantes que son coherentes con su fe, su liturgia y su disciplina antigua, el comentarista que se dice anglicano solo mezcla cosas… de nuevo, aquí no tiene nada que hacer sus problemas con los nuestros. Yo no tengo nada, absolutamente nada que ver con la Iglesia Ortodoxa Anglicana a la que usted apela. Asi que ese “Peor para USTEDES. Ya lo pagarán al quedar SOLOS” lo considero tan inapropiado como estúpido. Se debe sin duda a que el comentarista no leyó nada en este Blog, sino que se limitó continuamente a proseguir y hacer extensiva a mi persona una disputa que no me interesa.

NO ACEPTAMOS NI ACEPTAREMOS JAMÁS AMENAZAS. NADIE PUEDE, LEGALMENTE , METERSE EN
UN PC Y DECIR LOS IPS PÚBLICOS O PRIVADOS. LO HEMOS PUESTO EN MANOS DE LA
JUSTICIA PORQUE NOS HAN AMENZADO . ESTO supone que la Iglesia Ortodoxa
Anglicana, IOA , abonará más de SESENTA MIL EUROS POR ENTRAR EN UN PC
PARTICULAR.ES ILEGAL.ESTO ES UN FORO DE OPINIÓN LIBRE.PODEMOS HABLAR TODOS Y
DECIR: LA VERDAD. TODO LO QUE HEMOS DICHO ES VERDAD. Ustedes defiende la
MENTIRA. Carguen con ella. Así lo quieren y así lo tendrán. ANIMEN AL SUSODICHO
REVERENDO A QUE HAGA MÁS COSAS. Los responsables son , IOA: IGLESIA ORTODOXA
ANGLICANA.Él está jubilado , discapacitado y demás... USTEDES DICEN QUE ESTÁN
BIEN. LA RESPONSABILIDAD LEGAL PARA LOS QUE LO DEFIENDEN Y ANIMAN A QUE HAGA MÁS
COSAS. Así lo ha escrito usted, JERÓNIMO. Si los han engañando, tienen que
reconocerlo y publicarlo. Si no es así: USTEDES SON RESPONSABLES DE LOS
PROBLEMAS QUE HA GENERADO Y GENERA UN REVERENDO QUE ESTÁ CON USTEDES Y LO
PROTEGEN. No sigan difamando. Los únicos que difaman son ustedes porque HAN SIDO
ENGAÑADOS, SUPUESTAMENTE.A lo mejor no es así y ustedes, que lo SABEN TODO. LO
SOSTIENEN Y MANTIENEN. Son LIBRES PARA ACTUAR. De la LEY A LA LEY Y A TRAVÉS DE
LA LEY. Nunca hemos mentido. Ustedes han perdido los papeles y nos han llamado
de TODO.La hermana Alma habla de MAL NACIDOS. Sin comentarios. Sentimos pena y
lástima por ustedes. El Padre les perdone por HACER LO QUE HAN HECHO. Lo dejamos
aquí. Tenemos y tienen, ustedes incluídos, más pruebas. EL QUE CALLA OTORGA. Les
ACONSEJAMOS: CALLAR Y PEDIR PERDÓN. Si no lo hacen así: IOA SERÁ CALVINISTA:
REGENERACIÓN Y FE.LE FALTA SER CRISTIANA Y HUMANA. PAX. No son ustedes
inteligentes. Si lo fuesen rectificarían y buscarían su sitio. YA HEMOS VISTO
QUE ESTÁN ELABORANDO UNA PÁGINA WEB NUEVA. Por ALGO SE COMIENZA. GLORIA AL
SEÑOR. Pidan DISCULPAS A TODOS Y PERDÓN. APARTEN A LOS MALIGNOS DE LA CASA DEL
SEÑOR. Mucha suerte y mucha paz. LA NECESITAN


Por mi ponga y saque lo que quiera señor, pero no en mi Blog que está destinado a la espiritualidad y la defensa de la Fe Católica Romana. No defendemos ni sostenemos a ningún “sacerdote anglicano” de esos que están con ustedes, porque aquí en Sursum Corda insistimos con la verdad de que los Anglicanos no poseen ordenes válidas, son simples laicos. Incluso la Anglicanorum Coetibus de Ratzinger/Benedicto XVI iniste en la nulidad absoluta de las ordenes provenientes de la Iglesia Anglicana. Entonces, estimado Anónimo, si tiene problemas con alguna secta herética resuélvalo en el sitio web de sus correligionarios que aquí solo se adora a Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, como Dios manda que es en la Verdadera y Única Religión Católica, fuera de la cual no hay salvación ni perdón de los pecados.

lunes, 23 de agosto de 2010

Dies Ire

Simplemente impresionante, sin más comentarios


Un sermón excelente

Visitando el sitio web de nuestro sacerdote amigo, el Padre A. Cekada conseguí este hermoso y edificante sermón titulado Devotion to the Mass, el cual fue predicado por Fr. Charles McGuire y que pueden descargar en MP3 haciendo click aquí.
Como siempre recomendamos el servicio que nos ofrecen a travez de Mass Simulcasts Live que le permite a muchos católicos que no tienen un centro de Misa cerca o están imposibilitados de viajar (en nuestro caso por razones de un accidente) apreciar la Santa Misa y consolarnos con la comunión espiritual.

jueves, 19 de agosto de 2010

El catecismo

San Agustín sostiene que conocer la Doctrina Cristiana no es algo accesorio, sino que es menester para alcanzar la salvación, es decir, tenemos que conocer a Dios y estudiar nuestra fe. ¿Como podemos amar aquello que no conocemos? Para ello la Santa Iglesia Católica, y en contra de los errores de los reformistas del Siglo XVI editó el célebre Catecismo Romano, que ustedes pueden descargar desde aquí.
En una muy edificante entrada del Blog de nuestros amigos de la Sociedad Religiosa San Luis Rey de Francia podemos leer que hay cuatro cosas que son menester para salvar el alma:

  • Creer lo que Dios nos ha revelado, contenido en el Credo.
  • Hacer lo que Dios nos manda para merecer el cielo, es decir, cumplir los Mandamientos.
  • Recibir lo que Dios nos ofrece: los Sacramentos que nos dan la gracia, anticipo de la vida eterna.
  • Pedir a Dios con la Oración lo necesario para salvarnos. “el que reza se salva, el que no reza se condena” (San Alfonso).

Es para esto que la Iglesia, en palabras de Su Santidad Clemente XIII

resolvimos recomendar de nuevo este mismo Catecismo Romano a los pastores de las
almas, para que, del mismo modo con que antiguamente fue confirmada la fe
católica, y fortalecidas las almas de los fieles con la doctrina de la Iglesia,
que (I Tim., III, 15) es columna de la verdad, por ese mismo modo las aparten
ahora también todo lo posible, de las opiniones nuevas, que no tienen a su favor
ni el común asentimiento ni la antigüedad. Y para que este libro se pudiera
adquirir más fácilmente y resultase mejor corregido de los errores que se habían
introducido por defecto de los editores, hemos procurado se publique de nuevo en
Roma, con el mayor cuidado, según el ejemplar que publicó nuestro predecesor San
Pío V, por Decreto del Concilio Tridentino; el cual, traducido en lengua vulgar,
y publicado por orden del mismo San Pío V, en breve saldrá otra vez a la luz,
impreso igualmente por nuestro mandato.


La Fundación San Vicente Ferrer ha publicado en su blog una entrada que contiene el texto de Clemente XIII de forma íntegra, por lo que los animamos a nuestros lectores a visitar el Blog de la FSVF y leer este gran acto de magisterio.

¿Evolucionismo Católico?


Desde Stat Veritas, un sitio web que siempre recomendamos, pueden ustedes descargar el audio de la Conferencia titulada "¿Es posible un evolucionismo católico?". He aquí la presentación de nuestros amigos de Stat Veritas


Hay una tendencia, como una especie de “manía”, si así lo podemos llamar, equívoca, de algunos católicos de intentar adaptar la Revelación Divida, las Sagradas Escrituras, la doctrina católica y, en definitiva, el Magisterio de la Iglesia con la tesis evolucionista.
En estas dos conferencias, demostraremos mediante las claras exposiciones del R.P. José María Mestre y el Dr. Raúl Leguizamón, qué es lo que enseña la Iglesia católica al respecto y cuáles son las posibilidades reales que hay de hacer compatibilizar, de adaptar, la doctrina católica y la teoría de la evolución. Si existen estas, o no

Consideraciones sobre el hombre moderno

Revisando el Blog de Monseñor Julio Aonzo encontramos el siguiente texto donde analiza la situación del hombre moderno, es decir, aquel que enamorado de si mismo ha vuelto la espalda a Dios y ha caído en un terrible vacío que no puede llenar con nada. EL hombre moderno cree que puede salvarse a sí mismo, por eso no ve a Dios sino a si mismo... ¿No hay un aire pelagiano en todo esto?. Veamos lo que dice este obispo pro-conciliarista

el hombre del siglo XXI es un ser de naturaleza raquítica y débil, y consumador
voraz de lo que los medios de comunicación le ofrecen e imponen, insatisfecho y
vacío no tiene ni le interesa la noción de finalidad y abandonándose al imperio
de los sentidos ha perdido el fin por el que fue creado y redimido

El hombre moderno es un hombre mediocre, un enano espiritual, un ciego que librado de la gracia de Dios, solo camina hacia su perdición.
Oremos a Dios para que nos de la gracia de no perder la Gracia.

San Agustín: Pecado y libertad

Presentamos a continuación este fragmento tomado de De la verdadera Religión, XVI, 27ss del gran Doctor de la Iglesia Católica que es San Agustín. Para leer la obra completa puede hacer click aquí. En los proximos días subiremos más textos de espiritualidad, teología y filosofía católica.



El pecado procede del libre albedrío
XIV. 27. Si el defecto que llamamos pecado asaltase, como una fiebre, contra la voluntad de uno, con razón parecería injusta la pena que acompaña al pecador, y recibe el nombre de condenación. Sin embargo, hasta tal punto el pecado es un. mal voluntario, que de ningún modo sería pecado si no tuviese su principio en la voluntad; esta afirmación goza de tal evidencia, que sobre ella están acordes los pocos sabios y los muchos ignorantes que hay en el mundo. Por lo cual, o ha de negarse la existencia del pecado o confesar que se comete voluntariamente. Y tampoco, si se mira bien, niega la existencia del pecado quien admite su corrección por la penitencia y el perdón que se concede arrepentido, y que la perseverancia en el pecar justamente se condena por la ley de Dios. En fin, si el mal no es obra de la voluntad, absolutamente nadie debe ser reprendido o amonestado, y con la supresión de todo esto recibe un golpe mortal la ley cristiana y toda disciplina religiosa. Luego a la voluntad debe atribuirse la comisión del pecado. Y como no hay duda sobre la existencia del pecado, tampoco la habrá de esto, conviene a saber: que el alma está dotada del libre albedrío de la voluntad. Pues juzgó Dios que así serían mejores sus servidores, si libremente le servían, cosa imposible de lograrse mediante un servicio forzado y no libre.

28. Luego libremente sirven a Dios los ángeles, lo cual cede en provecho de ellos, no de Dios, pues Él no ha menester de bien ajeno, por ser bien soberano por sí mismo. Y lo que La ha engendrado tiene su misma substancia, porque no es efecto, sino fruto de la generación. Mas las cosas que han sido hechas necesitan de su bien, esto es, del soberano bien o suma esencia. Ellas menguan en el ser cuando por el pecado se mueven menos hacia Él; con todo, no se separan absolutamente de Él, porque se reducirían a la nada. Lo que al alma los afectos, son los lugares para los cuerpos; porque aquella se mueve por la voluntad, éstos por el espacio. Y en lo que se refiere a la tentación del hombre por el ángel malo, no faltó allí el libre consentimiento de la voluntad mala, pues si hubiera pecado por fuerza, no sería reo de ningún delito de pecado.

Cómo el castigo del pecado es estímulo de arrepentimiento
XV. 29. Y en lo relativo al cuerpo humano, que antes de la caída en su género fue muy excelente y degeneró después de pecar en enfermizo y mortal, aun siendo justo castigo de la culpa reduce más la clemencia que la severidad del Señor. Porque de este modo se nos amonesta cuánto nos conviene levantar nuestro amor de los placeres terrenos a la eterna esencia de la verdad. Y aquí se hermanan bien la hermosura de la justicia y la gracia de la benignidad, pues por habernos dejada engañar can la dulzura de los bienes inferiores, nos sirve de escarmiento la amargura del castigo. Porque de tal suerte la divina Providencia ha moderado el rigor de sus castigos, que aun con la carga de este cuerpo deleznable pudiésemos caminar a la justicia y, renunciando a toda soberbia, sometemos al único verdadero Dios, sin confiar en nosotros mismos y poniéndonos sólo en sus manos, para que Él nos gobierne y defienda. Así, con su dirección, el hombre de buena voluntad convierte las molestias de la vida presente en instrumento de fortaleza; en la abundancia de los placeres y bienes materiales muestra y robustece su templanza; en las tentaciones afina su prudencia, para que no solo no se deje caer en ellas, sino se haga más despierto y ardiente para el amor de la verdad, la única que no engaña.

martes, 17 de agosto de 2010

Altares discretos

Cuando le preguntamos a un niño que asiste todos los sabados a catecismo en la parroquia del barrio que es la Misa nos responderá que es una fiesta deonde nos reuniomos a cantar, escuchar la palabra de Dios y a estar “juntos como hermanos”. Sin dudas esto es modernismo puro, desvirtúa el verdadero significado de la Santa Misa que el Concilio de Trento definió como un verdadero sacrificio.

Sorprende que en algunos centros de Misa tradicionalista se cree un ambiente de tipo festivo, para ello no es menester ni los payasos ni las guitarras que abundan en la Parroquia del barrio, bastan ciertos detalles que por un lado nos hacen olvidar la nauraleza del sacrificio de Cristo y por el otro impregnan el ambiente con un aroma primaveral, por decirlo de alguna manera. Nos referimos a los adornos excesivos en los altares, especialmente las flores. En algunas hay tantas que ni siquiera se siente el incienso, en otras uno no puede ni imaginarse como el sacerdote puede moverse y consagrar en semejantes condiciones.

Uno se pregunta sinceramente que es lo que se espera trasmitir ¿Piedad? Con tantas flores más parece una mesa con adornos que un altar donde Nuestro Señor es Victima y Sacerdote. Por eso creo que sería interesante simplificarlos lo máximo posible. En ausencia de Retablo bastará con una Cruz y los cirios… dejemos la mesa para la Iglesia Conciliar y recordémosle a los fieles que no están ni en una fiesta, ni una cena ni una recepción, sino que están siendo testigos del Milagro de la Transubstanciación, que están por comer el Cuerpo y la Sangre de Cristo Nuestro Señor y que, como todos, desde Adán somos indignos de acercarnos al Altar si no es golpeándonos el pecho y recitando el pésame, para que la comunión alimente nuestra alma y no sea causa de perdición.

Pergolei: Stabat Mater

Espero que lo disfruten.
Vuesto en Cristo,
RM

Sor Anna Katharina Emmerich: Flagelación de Jesús

Les dejo este texto para que meditemos sobre la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.


29. Pilatos, juez cobarde y sin resolución, había pronunciado muchas veces estas palabras, llenas de bajeza: "No hallo crimen en Él; por eso voy a mandarle azotar y a darle libertad". Los judíos continuaban gritando: "¡Crucificadlo! ¡crucificadlo!". Sin embargo, Pilatos quiso que su voluntad prevaleciera y mandó azotar a Jesús a la manera de los romanos. Al norte del palacio de Pilatos, a poca distancia del cuerpo de guardia, había una columna que servía para azotar. Los verdugos vinieron con látigos, varas y cuerdas, y las pusieron al pie de la columna. Eran seis hombres morenos, malhechores de la frontera de Egipto, condenados por sus crímenes a trabajar en los canales y en los edificios públicos, y los más perversos de entre ellos hacían el oficio de verdugos en el Pretorio. Esos hombres crueles habían ya atado a esa misma columna y azotado hasta la muerte a algunos pobres condenados. Dieron de puñetazos al Señor, le arrastraron con las cuerdas, a pesar de que se dejaba conducir sin resistencia, y lo ataron brutalmente a la columna. Esta columna estaba sola y no servía de apoyo a ningún edificio. No era muy elevada; pues un hombre alto, extendiendo el brazo, hubiera podido alcanzar la parte superior. A media altura había anillas y ganchos. No se puede expresar con qué barbarie esos perros furiosos arrastraron a Jesús: le arrancaron la capa de irrisión de Herodes y le echaron casi al suelo. Jesús abrazó a la columna; los verdugos le ataron las manos, levantadas por alto a un anillo de hierro, y extendieron tanto sus brazos en alto, que sus pies, atados fuertemente a lo bajo de la columna, tocaban apenas al suelo. El Señor fue así extendido con violencia sobre la columna de los malhechores; y dos de esos furiosos comenzaron a flagelar su cuerpo sagrado desde la cabeza hasta los pies. Sus látigos o sus varas parecían de madera blanca flexible; puede ser también que fueran nervios de buey o correas de cuero duro y blanco. El Hijo de Dios temblaba y se retorcía como un gusano. Sus gemidos dulces y claros se oían como una oración en medio del ruido de los golpes. De cuando en cuando los gritos del pueblo y de los fariseos, cual tempestad ruidosa, cubrían sus quejidos dolorosos y llenos de bendiciones, diciendo: "¡Hacedlo morir! ¡crucificadlo!". Pilatos estaba todavía hablando con el pueblo, y cada vez que quería decir algunas palabras en medio del tumulto popular, una trompeta tocaba para pedir silencio. Entonces se oía de nuevo el ruido de los azotes, los quejidos de Jesús, las imprecaciones de los verdugos y el balido de los corderos pascuales. Ese balido presentaba un espectáculo tierno: eran las sotavoces que se unían a los gemidos de Jesús. El pueblo judío estaba a cierta distancia de la columna, los soldados romanos ocupando diferentes puntos, iban y venían, muchos profiriendo insultos, mientras que otros se sentían conmovidos y parecía que un rayo de Jesús les tocaba. Algunos alguaciles de los príncipes de los sacerdotes daban dinero a los verdugos, y les trajeron un cántaro de una bebida espesa y colorada, para que se embriagasen. Pasado un cuarto de hora, los verdugos que azotaban a Jesús fueron reemplazados por otros dos. La sangre del Salvador corría por el suelo. Por todas partes se oían las injurias y las burlas. Los segundos verdugos se echaron con una nueva rabia sobre Jesús; tenían otra especie de varas: eran de espino con nudos y puntas. Los golpes rasgaron todo el cuerpo de Jesús; su sangre saltó a cierta distancia, y ellos tenían los brazos manchados. Jesús gemía, oraba y se estremecía. Muchos extranjeros pasaron por la plaza, montados sobre camellos y se llenaron de horror y de pena cuando el pueblo les explicó lo que pasaba. Eran viajeros que habían recibido el bautismo de Juan, o que habían oído los sermones de Jesús sobre la montaña. El tumulto y los griegos no cesaban alrededor de la casa de Pilatos. Otros nuevos verdugos pegaron a Jesús con correas, que tenían en las puntas unos garfios de hierro, con los cuales le arrancaban la carne a cada golpe. ¡Ah! ¡quién podría expresar este terrible y doloroso espectáculo! La horrible flagelación había durado tres cuartos de hora, cuando un extranjero de clase inferior, pariente del ciego Ctesifón, curado por Jesús, se precipitó sobre la columna con una navaja, que tenía la figura de una cuchilla, gritando en tono de indignación: "¡Parad! No peguéis a ese inocente hasta hacerle morir". Los verdugos, hartos, se pararon sorprendidos; cortó rápidamente las cuerdas, atadas detrás de la columna, y se escondió en la multitud. Jesús cayó, casi sin conocimiento, al pie de la columna sobre el suelo, bañado en sangre. Los verdugos le dejaron, y se fueron a beber, llamando antes a los criados, que estaban en el cuerpo de guardia tejiendo la corona de espinas.

30. Vi a la Virgen Santísima en un éxtasis continuo durante la flagelación de nuestro divino Redentor. Ella vio y sufrió con un amor y un dolor indecibles todo lo que sufría su Hijo. Muchas veces salían de su boca leves quejidos y sus ojos estaban bañados en lágrimas. Las santas mujeres, temblando de dolor y de inquietud, rodeaban a la Virgen y lloraban como si hubiesen esperado su sentencia de muerte. María tenía un vestido largo azul, y por encima una capa de lana blanca, y un velo de un blanco casi amarillo. Magdalena, pálida y abatida de dolor, tenía los cabellos en desorden debajo de su velo. La cara de la Virgen estaba pálida y desencajada, sus ojos colorados de las lágrimas. No puedo expresar su sencillez y dignidad. Desde ayer no ha cesado de andar errante, en medio de angustias, por el valle de Josafat y las calles de Jerusalén, y, sin embargo, no hay ni desorden ni descompostura en su vestido, no hay un solo pliegue que no respire santidad; todo en ella es digno, lleno de pureza y de inocencia. María mira majestuosamente a su alrededor, y los pliegues de su velo, cuando vuelve la cabeza, tienen una vista singular. Sus movimientos son sin violencia, y en medio del dolor más amargo, su aspecto es sereno. Su vestido está húmedo del rocío de la noche y de las abundantes lágrimas que ha derramado. Es bella, de una belleza indecible y sobrenatural; esta belleza es pureza inefable, sencillez, majestad y santidad. Magdalena tiene un aspecto diferente. Es más alta y más fuerte, su persona y sus movimientos son más pronunciados. Pero las pasiones, el arrepentimiento, su dolor enérgico han destruido su belleza. Da miedo al verla tan desfigurada por la violencia de su desesperación; sus largos cabellos cuelgan desatados debajo de su velo despedazado. Está toda trastornada, no piensa más que en su dolor, y parece casi una loca. Hay mucha gente de Magdalum y de sus alrededores que la han visto llevar una vida escandalosa. Como ha vivido mucho tiempo escondida, hoy la señalan con el dedo y la llenan de injurias, y aún los hombres del populacho de Magdalum le tiran lodo. Pero ella no advierte nada, tan grande y fuerte es su dolor. Cuando Jesús, después de la flagelación, cayó al pie de la columna, vi a Claudia Procla, mujer de Pilatos, enviar a la Madre de Dios grandes piezas de tela. No sé si creía que Jesús sería libertado, y que su Madre necesitaría esa tela para curar sus llagas o si esa pagana compasiva sabía a qué uso la Virgen Santísima destinaría su regalo. María viendo a su Hijo despedazado, conducido por los soldados, extendió las manos hacia Él y siguió con los ojos las huellas ensangrentadas de sus pies. Habiéndose apartado el pueblo, María y Magdalena se acercaron al sitio en donde Jesús había sido azotado; escondidas por las otras santas mujeres, se bajaron al suelo cerca de la columna, y limpiaron por todas partes la sangre sagrada de Jesús con el lienzo que Claudia Procla había mandado. Eran las nueve de la mañana cuando acabó la flagelación.

No mejor que la Roma Conciliar


Un amigo anglo-católico de la TAC me envió un e-mail sobre los casos de abuso sexual en la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos, la ultra modernista iglesia norteamericana que "ordenó" mujeres y homosexuales activos. Se trata del "obispo" episcopaliano Charles Benninson que violó a una niña de 14 años de edad. Para más información sobre este degenerado pueden leer el artículo haciendo click aquí.

La comparación entre la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos y la Iglesia COnciliar es cada vez más grande... el arbol se conoce por sus frutos, y los frutos de ambas iglesias cada vez son más parecidos.

El humo de satanás


El tema de los modernos antipapas es muy interesante, faltan sin embargo estudios serios y académicos. Buscando información encontré el siguiente libro Aquí está la reseña, esperemos poder ampliarlo dentro de poco.
Aqui le dejamos el adelanto de Google Books.