sábado, 27 de julio de 2013

Bautismo de Deseo: algunas consideraciones de Santo Tomás de Aquino

A raíz de cierta polémica que se ha querido levantar (con perjuicio a la Iglesia y beneficio de sus enemigos) sobre el bautismo, especialmente en la discusión sobre el bautismo de deseo y de sangre,quisiera dejar para los lectores este preclaro texto de Santo Tomás de Aquino, a quien, con razón la Iglesia llamó Doctor Angélico. Imagino que el señor Jorge Eduardo Clavelina, no pretenderá refutar al Angélico con alguno de sus videos.


Santo Tomás de Aquino.
Suma Teológica. Parte IIIa - Cuestión 66. 

Artículo 11: ¿Es adecuada la distinción entre bautismo de agua, de sangre y de deseo? 
Objeciones por las que parece que la distinción entre bautismo de agua, de sangre y de deseo, o sea, de Espíritu Santo, no es adecuada.

1. El Apóstol dice en Ef 4,5: Una sola fe, un solo bautismo. Pero no hay más que una sola fe. Luego no debe haber tres bautismos.
2. El bautismo es un sacramento, como se ha dicho más arriba (q.65 a.1). Pero sólo el bautismo de agua es sacramento. Luego no deben admitirse los otros dos bautismos.
3. San Juan Damasceno en su IV libro enumera otras muchas especies de bautismo. Luego no deben admitirse solamente tres.

Contra esto: la Glosa, comentando las palabras de Heb 6,2: la instrucción sobre los bautismos, dice: utiliza el plural porque hay un bautismo de agua, de penitencia y de sangre.

Respondo: Como ya se ha dicho anteriormente (a.2 ad 1; a.9 ad 1; q.62 a.5), el bautismo de agua recibe su eficacia de la pasión de Cristo —a la que uno queda configurado por el bautismo-y del Espíritu Santo como de la causa primera. Y, aunque el efecto dependa de la causa primera, ésta, sin embargo, sobrepasa el efecto y no depende de él. Y por eso, sin recibir el bautismo de agua, alguien puede recibir el efecto sacramental de la pasión de Cristo configurándose a ella mediante el sufrimiento por Cristo. Por lo que se dice en Ap 7,14: Estos son los que vienen de la gran tribulación y han lavado sus túnicas y las han blanqueado en la sangre del cordero.
Y por la misma razón, uno puede conseguir el efecto del bautismo por virtud del Espíritu Santo no sólo sin el bautismo de agua, sino también sin el bautismo de sangre, por cuanto su corazón es movido por el Espíritu Santo a creer en Dios, a amarle y a arrepentirse de sus pecados, por lo que también se le llama bautismo de penitencia. De él se dice en Is 4,4: Cuando el Señor haya lavado la inmundicia de la hija de Sión, y haya limpiado la sangre de Jerusalén del interior de ella con espíritu de justicia y ardor.
Así pues, a cualquiera de estas dos modalidades de bautismo se la llama bautismo por hacer las veces del bautismo. Por lo que dice San Agustín en IV De único Baptismo parvulorum: Que el martirio hace en ocasiones las veces del bautismo, lo argumenta confuerzo. San Cipriano de aquel ladrón no bautizado a quien se le dijo: «Hoy estarás conmigo en el paraíso». Y yo, considerando esto bien, llego a la conclusión de que no sólo el sufrimiento por el nombre de Cristo puede suplir la falta del bautismo, sino también la fe y la conversión del corazón, si por falta de tiempo no se puede celebrar el sacramento del bautismo.

A las objeciones:
1. Los otros dos bautismos quedan incluidos en el bautismo de agua, que recibe su eficacia de la pasión de Cristo y del Espíritu Santo. Luego por esto no se destruye la unidad del bautismo.
2. Como ya se dijo más arriba (q.60 a.1), el sacramento pertenece a la categoría de los signos. Pero los otros dos convienen con el bautismo de agua no porque sean signos, sino en el efecto del bautismo. Y por eso no son sacramentos.
3. San Juan Damasceno habla de cosas que son figuras del bautismo, como el diluvio, que fue signo de nuestro bautismo en lo que se refiere a la salvación de los fieles en la Iglesia, pues entonces unos pocos fueron salvados en el Arca, como se dice en 1 Pe 3,20. Habla también del paso del mar Rojo, que significa nuestro bautismo, por la liberación de la servidumbre del pecado. Por lo que el Apóstol dice en 1 Cor 10,20 que todos fueron bautizados en la nube y en el mar. Habla igualmente de las diversas abluciones que se hacían en la antigua ley, y que prefiguraban nuestro bautismo, por lo que tiene de purificación de los pecados. Y habla también del bautismo de Juan, que fue una preparación para nuestro bautismo.

11 comentarios:

  1. Con todo respeto al santo, Santo Tomás de Aquino estuvo simplemente equivocado. Si Ud. lee atentamente lo que dice Santo Tomás, se dará cuenta de que él contradice lo definido por el Concilio de Trento. Por ejemplo, Santo Tomás responde a la obj. 2 diciendo que los otros dos “bautismos” no son sacramentos.

    Esto mismo lo dice en otra parte:

    Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica, Parte III, q. 68, a. 2: “… parece que SIN EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO es posible conseguir la salvación por la santificación invisible…”.

    Papa Paulo III, Concilio de Trento, canon 5 sobre el SACRAMENTO del bautismo, sesión 7, 1547, ex cathedra: “Si alguno dijere que el bautismo es libre, es decir, no necesario para la salvación, sea anatema”.

    Aquí hay una contradicción obvia. Santo Tomás de Aquino dice que es posible obtener la salvación SIN EL SACRAMENTO del bautismo, mientras que el infalible Concilio de Trento define que EL SACRAMENTO ES NECESARIO PARA LA SALVACIÓN. ¿Y qué significa “necesario”? Según la Parte III, q. 68, a. 2, obj. 3 en la propia Summa Theologica de Santo Tomás, “necesario es aquello sin lo cual una cosa no puede existir, como se dice en V Metaphys” (P. III, q. 66, a. 2, obj. 3.). Por lo tanto, “necesario” significa aquello sin lo cual una cosa no puede ser o existir, entonces, no puede haber salvación – es imposible – sin el sacramento del bautismo (de fide, Concilio de Trento). Los católicos deben aceptar esta verdad y rechazar la opinión de Santo Tomás sobre el bautismo de deseo en la Summa Theologica.

    Además, Santo Tomás enseña que NO se le debe seguir si él contradice algo que la misma Iglesia ha enseñado.

    P. II-II, q. 10, a. 12: “La costumbre de la Iglesia constituye una autoridad de gran peso y se la debe seguir siempre y en todo. Porque hasta la enseñanza misma de los grandes doctores de la Iglesia recibe de ella su peso de autoridad, y por esa razón HEMOS DE ATENERNOS MÁS A LA AUTORIDAD DE LA IGLESIA QUE A LA DE San Agustín, San Jerónimo o de CUALQUIER OTRO DOCTOR”.

    Así que, apliquemos su argumento lógicamente: debemos seguir a Santo Tomás, sin embargo Santo Tomás nos dice que no hemos seguir a cualquier doctor si aquel propone algo que contradice la autoridad de la Iglesia. Por lo tanto, si seguimos a Santo Tomás, nos encontramos con que no estamos obligados a aceptar todas las opiniones que él sostuvo o todo lo que él enseñó. Esto debería ser obvio. Esta cita es importante para demostrar el punto y refutar a los herejes como usted. Y porque Santo Tomás contradice las declaraciones de mayor peso del magisterio papal sobre la necesidad absoluta del bautismo en agua, no estamos obligados a seguirlo en su opinión errónea con respecto al “bautismo de deseo”. De igual manera, no estamos obligados a seguir sus otras opiniones en las que hay contradicción con enseñanzas de mayor peso. Por ejemplo, Santo Tomás también contradijo la Inmaculada Concepción (véase Summa, P. III, q. 27, a. 2, respuesta a obj. 2; P. III, q. 27, a. 2, respuesta a obj. 3).

    Papa Benedicto XIV, Apostolica, # 6, 26 de junio de 1749: “La sentencia de la Iglesia es preferible a la de un Doctor conocido por su santidad y enseñanza”.

    Raúl, responda a esta pregunta: alguien que supuestamente recibe un “bautismo de deseo”, ¿cómo “renace del agua y del Espíritu Santo” (Jn. 3, 5)? ¿Dónde está el “agua” en el “bautismo de deseo”?

    Sinceramente,
    Monasterio de la Sagrada Familia

    ResponderEliminar
  2. Hey Raul Miguel, tu tendrias que aceptar estas 3 cosas

    1.- Santo Thomas no esta hablando desde el punto de vista dogmatico, sino desde el punto de vista filosofico, en terminos hipoteticos

    2.- Santo Thomas vivio y murio antes del concilio de trento, que definio mas claramente la necesidad del "sacramento" de bautizo

    3.- Santo Thomas, solo aplicaba esta teoria a catecumenos. nunca a paganos, herejes e idolatras, como les encanta hacerlo a los falsos tradicionalistas, con los cuales tu sostienes comunion

    entonces se derivan estas conclusion

    1c.- las hipotesis de Santo Thomas se deben de examinar a la luz de las declaraciones ex-catedra

    2c.- Santo Thomas llamaria herejes y condenaria a los sacerdotes que utilizan su enseñanza hipotetica, y dan el salto de igualar a un catecumeno con un pagano, o cismatico.

    nada mas como remate te comento una cosa, cuando todavia era sedevacantista, tenia un confesor al que, haciendole la pregunta de "¿se condenan todos los paganos?" el me dijo, muy tranquilamente "no, como crees, si fuera asi Dios seria un mosntruo, puede haber gente que no sepa ni que es el bautizo y se salve"

    es decir, este sacerdote no hablaba de catecumenos.

    ¿para que le das mas vueltas? entre ustedes y santo thomas ahi tanto en comun como entre la luz y las tinieblas.

    con respecto al video, te soy sincero, le di un nivel de prioridad muy bajo debido a que me parece casi una perdida de tiempo el refutar tus herejias, pero me hare violencia y te avisare cuando tenga todo listo.

    ResponderEliminar
  3. Hey Raul Miguel, tu tendrias que aceptar estas 3 cosas

    1.- Santo Thomas no esta hablando desde el punto de vista dogmatico, sino desde el punto de vista filosofico, en terminos hipoteticos

    2.- Santo Thomas vivio y murio antes del concilio de trento, que definio mas claramente la necesidad del "sacramento" de bautizo

    3.- Santo Thomas, solo aplicaba esta teoria a catecumenos. nunca a paganos, herejes e idolatras, como les encanta hacerlo a los falsos tradicionalistas, con los cuales tu sostienes comunion

    entonces se derivan estas conclusion

    1c.- las hipotesis de Santo Thomas se deben de examinar a la luz de las declaraciones ex-catedra

    2c.- Santo Thomas llamaria herejes y condenaria a los sacerdotes que utilizan su enseñanza hipotetica, y dan el salto de igualar a un catecumeno con un pagano, o cismatico.

    nada mas como remate te comento una cosa, cuando todavia era sedevacantista, tenia un confesor al que, haciendole la pregunta de "¿se condenan todos los paganos?" el me dijo, muy tranquilamente "no, como crees, si fuera asi Dios seria un mosntruo, puede haber gente que no sepa ni que es el bautizo y se salve"

    es decir, este sacerdote no hablaba de catecumenos.

    ¿para que le das mas vueltas? entre ustedes y santo thomas ahi tanto en comun como entre la luz y las tinieblas.

    con respecto al video, te soy sincero, le di un nivel de prioridad muy bajo debido a que me parece casi una perdida de tiempo el refutar tus herejias, pero me hare violencia y te avisare cuando tenga todo listo.

    ResponderEliminar
  4. Nociones:

    Voto, o deseo del bautismo puede ser explícito o implícito.

    EXPLICITO será el caso, por ejemplo, de los catecúmenos que deseando sincera y vehementemente recibir las aguas bautismales, mueren antes de ser bautizados de hecho. (Esto es la primera parte de lo que hablé con esa persona y lo sigo sosteniendo).

    IMPLICITO, se tiene cuando se incluye en un acto de caridad con deseo general de hacer lo que Dios manda para salvarse. Así, los adultos capaces de hacer este voto o tener este deseo pueden suplir el bautismo de agua y reciben la gracia con la remisión de los pecados. No reciben el carácter y por lo tanto, siempre queda la obligación de recibir el bautismo de agua. Esto es solo para los adultos y no se aplica a los niños que mueren sin el bautismo.

    El deseo debe ir junto necesariamente con el acto de caridad, pues este es el medio necesario para la justificación sin el sacramento es decir “ex opere operantis”.

    EL VERDADERO Y PERFECTO ACTO DE CARIDAD SUPONE LA VOLUNTAD DE PONER LOS MEDIOS NECESARIOS PARA LA SALVACIÓN, ASÍ INCLUYE EL VOTO EXPLÍCITO O IMPLÍCITO DE RECIBIR EL BAUTISMO, Y NO JUSTIFICA INDEPENDIENTEMENTE DE ESTE VOTO O DESEO; ASÍ NO SON DOS CAMINOS DISTINTOS (BAUTISMO Y CARIDAD), SINO UNO SOLO: BAUTISMO DE HECHO O SU DESEO.

    (Denzinger 796) CONCILIO DE TRENTO, sesión VI (13 de enero de 1547)

    Decreto sobre la justificación

    Capítulo 4 Se insinúa la descripción de la justificación del impío y su modo en el estado de gracia:
    Continuar en: http://www.fsanvicenteferrer.org/2013/01/posicion-de-la-fundacion-san-vicente.html

    ResponderEliminar
  5. Monasterio de la Sagrada Familia, Sant Tomás no contradice al Concilio de Trento, creo, por el contrario que ustedes intencionalmente tuercen el sentido de las palabras de Santo Tomás. A mi entender eso se debe a una profunda ignorancia de la teología y al capricho de interpretar el Magisterio, no en el sentido que le dan los teólogos y los canonistas, sino en el sentido propio que a ustedes se les ocurre, sin contar que apelan siempre a versiones mal traducidas. El Dezinger no es únicamente es librito que está en PDF, sino que consiste en una colección de por lo menos doce volúmenes.
    Es falso que el bautismo de deseo sea un bautismo diferente, o que el mismo implique salvación fuera de la Iglesia. EL Bautismo de deseo se aplica a aquellos catecúmenos que murieron sin bautizan y sin culpa de no ser bautizados. La única salvación se da dentro de la Iglesia Católica Romana. Ustedes, al torcer las palabras de los doctores están contraviniendo la Tuas Libenter y SÍ CORREN EL RIESGO A CER EN HEREJÍA.
    Saludos,
    Raúl.

    ResponderEliminar
  6. Monseñor Squetino, falta la primera parte de su comentario. El mismo dice:

    Quiero dejar en claro cuál es nuestra posición teológica con respecto al bautismo de deseo, (tema que parece “de moda” en el mundo tradicionalista), para que no haya ninguna duda sobre lo que pensamos y adherimos (escribo en plural pues es la postura de todos los miembros de la Fundación y no solo mía), “cuentas claras, amistades (o enemistades) largas”.

    Según tengo entendido, se escribió en un foro anticatólico que yo, Mons. Juan José Squetino S. acepto sólo el bautismo de deseo en caso de los catecúmenos que mueren antes de recibirlo, es decir los que tienen un deseo explícito de recibirlo y niego toda otra posibilidad por la cual se pueda salvar un alma sin el bautismo de agua; y que los demás sacerdotes de la Fundación piensan distinto. Falso.

    La persona que lo escribió tuvo mala fe. Dijo una verdad a medias, ya explicaré por qué. Esa persona adhiere a la posición de los laicos hermanos Dimond, postura que no aceptamos, y que pretendía recibir los sacramentos de la confesión y eucaristía en nuestras capillas (utilizando el inconsecuente y absurdo “prospecto” que publican con los pasos a seguir para recibir sacramentos en lugares según ellos “heréticos”), por lo cual vino a hablar conmigo. Todos los que conocen a estos laicos americanos saben lo que predican con respecto a la ineficacia del bautismo de deseo, por lo que no me interesa explicar lo que ellos piensan sino lo que nosotros sostenemos.

    Lo que sigue es tomado de la Sacrae Theologiae Summa, B.A.C. de los Padres Jesuitas de la Universidad de Salamanca, doctrina que hacemos también nuestra. (Hacemos caso omiso de los que están en contra de San Ignacio de Loyola y su Orden).

    He aquí la doctrina:

    “BAPTISMUS AQUAE SUPPLERI POTEST VOTO BAPTISMI VEL ETIAM MARTYRIO”

    “EL BAUTISMO DE AGUA PUEDE SER SUPLIDO POR EL BAUTISMO DE DESEO (o en voto) Y TAMBIEN POR EL MARTIRIO”

    VALOR DOGMÁTICO:

    LA PRIMERA PARTE ES SENTENCIA “PRÓXIMA A LA FE” Y LA SEGUNDA ES SENTENCIA “TEOLÓGICAMENTE CIERTA”. ALGUNOS AUTORES LLAMAN A LA PRIMERA AFIRMACIÓN TAMBIÉN SENTENCIA “TEOLÓGICAMENTE CIERTA” POR LO CUAL SU CONTRARIA ES CONSIDERADA “TEMERARIA”, SEGÚN LA DOCTRINA SUFICIENTEMENTE CLARA DEL CONCILIO DE TRENTO. (Dz 796)

    Nexos:

    Si el bautismo de agua es necesario con necesidad de medio para la salvación, entonces no faltan otros medios para obtenerla, pero no independientemente del sacramento del bautismo. Estas otras formas de obtener la justificación son el bautismo de deseo y el martirio. Por lo tanto se dice que el bautismo de agua es necesario “in re vel in voto”, “recibirlo o desearlo”. Tres formas de bautismo se distinguen pues, fluminis (agua), flaminis (deseo), sanguinis (martirio).

    ResponderEliminar
  7. Jorgito, gracias por volver por el blog. En primer lugar te felicito por el que tu abriste, aunque veo, con tristeza que te encargarás de endilgarle el sanbenito de hereje a todo el mundo, sin saber que quien está negando la doctrina católica eres tu al decidir con plena conciencia violar la Tuas Libenter, donde el Papa Pío IX incluye en aquello que debemos creer a todo lo que, según el consenso de los teólogos y doctores de la Iglesia implica una cuestión de fe, como las decisiones de las congregaciones Vaticanas (Pontificia Comisión Bíblica, Santo Oficio, Index, etc), las verdades teológicas y conclusiones derivadas.
    Naturalmente que en tu absoluta falta de educación teológica (se nota por la incapacidad de esbozar argumentos y en tu furibunda pluma) no puedes comprender el texto del Papa Pío IX y entonces tuerces lo que dicen los doctores, a los que, creo, nunca leíste de manera completa ni correcta.
    En primer lugar porque es falso que los Doctores sostengan que el bautismo es opcional. El bautismo de deseo se aplica únicamente a los casos en los cuales el catecúmeno (y sólo el catecúmeno, estimado amigo de la amplia sonrisa) desea ser bautizado pero nadie lo realiza o bien,muere sin ser bautizado queriendo profundamente recibir las aguas del bautismo. ¿Implica ésto que el bautismo sea opcional? No, de ninguna manera y ningún Doctor de la Iglesia, como ningún teólogo dicen semejante tontera, salvo tu, que insistes en hacer decir a los Doctores lo que ellos no dicen.
    En segundo lugar, las definiciones del magisterio no pueden ser interpretadas libremente, sino que es la Iglesia la que nos dice que es lo que ella misma está diciendo. La Iglesia es clara: el bautismo es absolutamente necesario para la salvación, quienes posponen el bautismo son herejes y quienes niegan su necesidad también. Ahora, si un catecúmeno muere sin bautizar, pero deseando el bautismo, debe ser contado entre los fieles. Esa es la doctrina común de los teólogos y por lo tanto, según la Tuas Libenter debe ser seguida.
    En tercer lugar, me cuesta creer lo de ese confesor al que te refieres. ¿Por qué? Porque así como haces mentir a los Doctores, bien puedes hacer mentir a un confesor. No eres creíble, no eres fiable, sino que eres un caprichoso indocto, un violento, un teologastro.
    Finalmente, y en la misma línea que lo anterior, te comento que tampoco te respondí antes porque estoy trabajando en el estado de la cuestión de mi tesis. Responderle a a quien niega un documento dogmático como la Tuas Libenter es como tratar de discutir con un protestante que decidió rechazar la tradición de la Iglesia. Si lo tienes listo no no, no me importa en absoluto.
    Cuando madures y estudies, hablamos.

    ResponderEliminar
  8. Raul
    Yo estaba muy contento estudiando la biblia y haciendo mis primeros apuntes en exegesis, cuando me entero que me mencionas en el incio de esta entrada, entonces ¿en que quedamos?

    a las pruebas me atengo

    1.- yo no dije que santo thomas apoyara la salvacion fuera de la iglesia, eso es falso
    2.- yo si dije que los sacerdotes herejes creen que santo thomas les dio permiso de pensar que los paganos se pueden salvar
    3.- tu lo sabes, eres inteligente, por eso la mentira o la fingida ignorancia es tu refugio

    toma al sacerdote que quieras, haber si se apega a la salvacion por el deseo solo de los catecumenos, veras que no

    con respecto a que no me crees, lo se, si te fiaras de mi palabra, te convertirias, pero no te preocupes, en el Dia del Juicio sabras con certeza cientifica que este evento paso.

    ResponderEliminar
  9. Gloria al Padre y al Hijo y al Espiritu Santo

    Buenas noches Raul esperamos la respuesta que te hizo el Monasterio de la Sagrada Familia a quien difamas sin pruebas, de deformar el Magisterio de la Doctrina Cristiana.

    Raúl, responda a esta pregunta: alguien que supuestamente recibe un “bautismo de deseo”, ¿cómo “renace del agua y del Espíritu Santo” (Jn. 3, 5)? ¿Dónde está el “agua” en el “bautismo de deseo”?

    Sinceramente,
    Monasterio de la Sagrada Familia

    27 de julio de 2013 12:04


    FIAT

    ResponderEliminar
  10. Querido Jorge: ¿Me hace el favor de responderme en que sentido son monjes los Dimond? TODOS SABEMOS DE LAS ESTAFAS QUE REALIZARON DICIENDO SER LO QUE NO SON.

    ResponderEliminar

  11. Preguntan los Dimons: alguien que supuesta mente recibe un “bautismo de deseo”, ¿cómo “renace del agua y del Espíritu Santo” (Jn. 3, 5)? ¿Dónde está el “agua” en el “bautismo de deseo”?

    En igual linea de pensamiento pondré dos textos: "Yo os digo: A quien me confesare delante de los hombres, el Hijo del hombre le confesará delante de los ángeles de Dios. El que me negare delante de los hombres, será negado ante los ángeles de Dios. A quién dijere una palabra contra el Hijo del hombre, le será perdonado; pero al que blasfemare contra el Espíritu Santo, no le será perdonado”. (Lc 12,8-10)

    y el otro: ""Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos" (Jn 20, 22-23)."

    Con la Exegesis de los Dimons yo puedo concluir que el bautismo de deseo es falso, que Dios perdona todos los pecados menos uno(doctrina herética),porque no puede o quiere o porque el Espíritu es superior al Padre y al hijo y estos no tienen potestad de perdonar porque son inferiores(herejía)..y que la Iglesia ha enseñado herejía al enseñar que en ausencia de sacerdote un corazón con contrición perfecta borra los pecados(culpa) debido a que el texto y las palabras del mismo Cristo muestran que SOLO los sacerdotes tienen esa potestad.
    Es evidente a bien claras la falta de formación exegética. Inumerables pasajes de la santa escritura han sido tomados en un sentido ajeno a las escrituras y han creado las más variadas sectas protestantes por citar un ejemplo.
    De todo esto se desprende que existen medios "Ordinarios"(comunes) de salvación dados por la misma revelación y medios extraordinarios relegados a casos excepcionales y fruto de la misericordia de Dios.El bautismo es el medio ordinario, Nuestro Señor estaba enseñando esa doctrina y hablaba de ella en términos absolutos no era su intención reflejar "epiqueyas" de la ley. Estaba Instruyendo al pueblo sobre algo no practicado, hay que analizar texto y contexto.
    Del mismo modo al instruir sobre la blasfemia al Espíritu Santo refleja que Dios no perdonara ese pecado...sabemos que Dios perdona todos los pecados de un pecador arrepentido y que su misericordia excede la malicia de cualquier pecado que podamos hacer(de catecismo).La iglesia ha interpretado este pasaje diciendo que el pecado contra el espíritu puede ser perdonado y lo es,sin embargo Nuestro Señor por un lado intentaba mostrar la malicia de la blasfemia al espíritu y por otro enseñaba una conclusión de la misma acción pecaminosa, a saber,que al pecar contra el divino espíritu cerramos la puerta de la gracia que nos movería a una contrición y arrepentimiento de nuestro pecado,negamos toda luz o manantial divino vertido por el espíritu santo en nosotros y por ello es conclusión no se nos perdona el pecado,porque no existe arrepentimiento de nuestra parte y existe voluntad de rehuir de todo auxilio de la gracia.
    Según la visión rigorista de los Dimons la contrición perfecta es una herejía,porque Cristo mismo dio Potestad SOLO a sus apóstoles...por lo tanto¿como un simple laico puede obtener perdón de sus culpas sin hacer uso del orden sagrado?¿también en este aspecto la Iglesia ha fallado(!) o es fruto de otra desviación modernista?

    Me parece que no distinguir entre medios ordinarios y extraordinarios de salvación es una analogía fruto de la pertinacia e ignorancia y que ha llevado a otros herejes como los protestantes a no distinguir ningún pecado ya que la división de mortales y veniales no la aceptan...y el hombre siempre peca...llegando a negar la realidad efectiva del cumplimento de los diez mandamientos.
    Es típico de estos tiempos los falsos apóstoles de Cristo que traen novedades que a la Iglesia siempre se le escaparon de las manos….menos mal que llegaron ellos..Pregunto¿ cuanto falta para que los Hermanos Dimons se declaren Enoc y Elias,los dos testigos y predicadores de los últimos tiempos?...lo más triste que tendrán ciegos seguidores...

    En unión de oraciones

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!