miércoles, 31 de julio de 2013

The Message. ElMensaje, la Biblia en lenguaje contemporaneo

Estoy revisando el texto de la charla que di en Vedia en el marco de las V Jornadas de Cultura Católica y que Ediciones Lara ha decidido publicar en formato e-book. Mientras reviso las correcciones que me ha pedido la gentil editora, me topé con una versión de la Biblia que acabo de descargar de Internet.
Se trata de la edición de la Biblia realizada por el pastor protestante Eugene H. Peterson, a quien vemos en la imagen de junto. Según el mismo autor, su deseo era poder entregar una biblia en lenguaje moderno y que fuera fácilmente comprensible. El título es de por sí explicativo "El mensaje", lo que importa, para el autor (porque se trata de una re-escritura del texto bíblico, no de una traducción) es transmitir lo que él cree es el mensaje de las Sagradas Escrituras. El problema de las traducciones parafrásticas o idiomáticas protestantes, es que están cruzadas por sus errores teológicos y graves herejías.
The Message es un caso ejemplar. Quiero presentar al lector tres pasajes que tomé de esta horrible versión

Génesis I, 1-2:


First this: God created the Heavens and Earth—all you see, all you don’t see. Earth was a soup of nothingness, a bottomless emptiness, an inky blackness. God’s Spirit brooded like a bird above the watery abyss. [Primero esto: Dios creó los Cielos y la Tierra -todo lo que tu ves, todo lo que tu no ves. Tierra era una sopa de nada, un vacío sin fondo, una negrura. El Espíritu de Dios se cernía como un pájaro sobre el abismo acuoso]



Mateo VI, 9-13

With a God like this loving you, you can pray very simply. Like this:
Our Father in heaven,
Reveal who you are.
Set the world right;
Do what's best— as above, so below.
Keep us alive with three square meals.
Keep us forgiven with you and forgiving others.
Keep us safe from ourselves and the Devil.
You're in charge!
You can do anything you want!
You're ablaze in beauty!
Yes. Yes. Yes.

[Padre nuestro en los cielos, 
revela quién eres. 
enderezar el mundo, 
hacer lo que es mejor- 
    como es arriba es abajo.
Danos vida con tres comidas. 
Danos tu perdonados  y perdonar a los demás. 
Danos seguridad de nosotros mismos y el Diablo . 
¡Tu estas a cargo! 
¡Puedes hacer lo que quieras! 
¡Estás ardiendo en belleza! 
    Sí. Sí. Sí.]

No obstante, esto sólo puede escandalizar a cualquier lector de las Sagradas Escrituras, la "traducción" del relato del nacimiento de nuestro señor escandalizaría al hereje más modernista por las gravísimas blasfemias que vemos volcadas:


18-19 The birth of Jesus took place like this. His mother, Mary, was engaged to be married to Joseph. Before they came to the marriage bed, Joseph discovered she was pregnant. (It was by the Holy Spirit, but he didn’t know that.) Joseph, chagrined but noble, determined to take care of things quietly so Mary would not be disgraced.

20-23 While he was trying to figure a way out, he had a dream. God’s angel spoke in the dream: “Joseph, son of David, don’t hesitate to get married. Mary’s pregnancy is Spirit-conceived. God’s Holy Spirit has made her pregnant. She will bring a son to birth, and when she does, you, Joseph, will name him Jesus—‘God saves’—because he will save his people from their sins.” This would bring the prophet’s embryonic sermon to full term:

Watch for this—a virgin will get pregnant and bear a son;
They will name him Immanuel (Hebrew for “God is with us”).

24-25 Then Joseph woke up. He did exactly what God’s angel commanded in the dream: He married Mary. But he did not consummate the marriage until she had the baby. He named the baby Jesus.

El nacimiento de Jesús

18-19  El nacimiento de Jesús ocurrió así. Su madre, María, estaba comprometida para casarse con José. Antes de que fueran a la cama matrimonial, José descubrió que estaba embarazada. (Fue por el Espíritu Santo, pero él no lo sabía.) José, se disgustó, pero como era noble, decidió hacerse cargo de las cosas en silencio para que María no cayera en desgracia.

20-23  Mientras que él estaba tratando de encontrar una solu ción, tuvo un sueño. El ángel de Dios le habló en sueños: "José, hijo de David, no dudes en casarste. El embarazo de María es producto del Espíritu. El Espíritu Santo de Dios la  ha dejado embarazada. Ella traerá a luz un hijo, y cuando lo haga, tu, José, pondrás por nombre Jesús, "Dios Salva', porque él salvará a su pueblo de sus pecados" Esto ocurrió para que se cumpliera el sermón del profeta.:

Estén atentos a esto-una virgen quedará embarazada y dará a luz un hijo, y 
ellos lo van a llamar Immanuel (en hebreo, "Dios está con nosotros").



24-25  Entonces José se despertó. Hizo exactamente lo que el ángel de Dios le ordenó en el sueño: Se casó con María. Pero no consumó el matrimonio hasta que tuvo al bebé. Llamó al niño Jesús.

6 comentarios:

  1. Hola,
    Solo un detalle, en el fragmento de Mateo dice el "como es arriba es abajo" que es un principio de la Masonería, llamado el principio de correspondencia, por eso se dibuja a Baphomet con una mano hacia arriba y otra hacia abajo.

    Una de dos, o estamos todos locos o estamos rodeados de mensajes satánicos. Ya no sé si ponerme un gorro de papel de aluminio o que hacer.

    ResponderEliminar
  2. Jorgito, los masones son la tercera orden del protestantismo. Toman palabras de Dios, como ya hizo el maligno durante las tentaciones a Nuestro Señor en el Desierto, e intentan resignificarlas para sus estúpidas blasfemias.

    Solo alguien que deba cubrir sus pecados (algunos muy horribles) puede anular su razón natural al punto de aceptar sus "arcanos" e "interpretaciones esotéricas". Lo esencial es que así reducen la Fe enseñada por Dios a un cuento en que todo cuadra para justificarlos.

    Gabriel

    ResponderEliminar
  3. Que pena me dan mis correligionarios(soy católico), con sus temores de los textos "horribles" de la Biblia. Ahora los masones "son la tercera orden del protestantismo", "mensajes satánicos". Con razón tuvo que surgir Lutero. Actualmente hay una cantidad tan grande de versiones CATÓLICAS de los Evangelios en español y tan diferentes una de la otra, pero eso sí, no incurren en "errores teológicos", "estúpidas blasfemias". ¿De verdad creen que el que San José y la Santísima Virgen María hayan o no tenido relaciones sexuales después del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, o que Él haya o no tenido medios hermanos, sea el centro de nuestra fe? Y desde luego, el que haya cristianos protestantes no es por nuestra incapacidad para haberles predicado el Evangelio en la versión que nos complace, sino obra del demonio. ¡Qué bonito pensamiento, punta de fariseos!

    ResponderEliminar
  4. Señor Anónimo ¿usted es católico y defiende a Lutro, que desgarró la Iglesia Católica? ¿Defiende y justifica a Lutero quien atacó los dogmas de nuestra fe, que no es nuestra, sino que fue entregada por Cristo Nuestro Señor? Además, parece que usted no leyó la entrada. No estamos diciendo que la Biblia (¡Lejos de nosotros siquiera insinuarlo!) tenga "textos horribles". Estamos aquí señalando una horrible y blasfema paráfrasis de la Sagrada Escritura, una paráfrasis que debería indignar a cualesquiera que se haga llamar cristiano.
    Sobre las versiones católicas de la Biblia, primero creo que debemos ser un poco más precisos: la llamada "Biblia Latinoamericana" es un ejemplo de pésima traducción, mientras que la Nácar-Colunga es una traducción excelente. También tenemos que considerar qué texto es el que se traduce, no es lo mismo una traducción realizada de la Vulgata que otra tomada del Texto Crítico. Lo mismo le pasa a los protestantes con la NVI o la RV1960-2000.
    Para hablar tenemos que leer y saber un poco, no hablar por hablar y además, hacernos los ofendidos.
    Ahora bien, ante su pregunta, si creemos o no en que es importante para la fe que la Santísima y SIEMPRE VIRGEN María, hubiera o no tenido relaciones sexuales con San José SU CASTÍSIMO ESPOSO: Sí, efectivamente es un DOGMA DE FE LA PERPETUA VIRGINIDAD DE SANTA MARÍA MADRE DE DIOS, y si usted es católico (cosa que estoy dudando) está obilgado a creerlo.
    Finalmente, adjudicarle a la Iglesia Católica la culpa de la herejía ¿implica que usted además cree que la INMACULADA ESPOSA DEL CORDERO es igual a Babilonia?
    De nuevo, no hay una versión del evangelio que nos cause o no placer. El Evangelio es uno. Las Sagradas Escrituras contienen ese Evangelio. Las distintas versiones, bien traducidas tienen que ser defendidas y las malas, deben ser denunciadas, de lo contrario, haríamos lo que queremos y nos apegaríamos a una ley que es propia, que comienza con nosotros, una ley y una tradición de hombres... y eso es lo que hicieron los fariseos.

    Lo recuerdo en oraciones,
    Raúl Miguel

    ResponderEliminar
  5. Mr. Raúl Miguel, yo sinceramente espero que usted haga una pausa en su vida, y se postre ante Dios con un corazón contrito y humillado. Es la única manera de acercarse a Dios. Oh, y de paso le recuerdo que todo lo que pida lo haga como Jesús lo enseñó y el apóstol Pedro afirmó—o sea—en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Y mire, pídale a Dios demostrando el fruto del Espíritu Santo--que sea Él quien le ilumine su mente y corazón. Olvídese de lo que pueda haber aprendido desde su niñez. Eso mismo es lo que sucede con muchas personas ya sean protestantes, católicos, o lo que sean; y es que crecen con sus conceptos aprendidos y nunca le dan la oportunidad a Dios para que los saque de cualquier confusión. Mire, Pablo era un perseguidor de la iglesia, hasta que se encontró con Jesús en el camino. No había tradición que lo cambiara, pues por eso estaba en contra del que murió por él en la cruz del Calvario. Busque a Cristo y permítale hablar a través de Su palabra, y al igual que Pablo, usted tendrá que decir, “Señor, que quieres que haga”. Mire señor Miguel, cuando le llamamos herejes a las demás personas que humildemente y con toda honestidad, deseo y necesidad, están buscando de Dios, nos metemos con los pequeños de Jesús. Jesús le dijo a Pablo camino a Damasco, “Saulo, dura cosa te es dar coces contra el aguijón”. Yo le digo Mr. Miguel, deje de insultar a los hijos de Dios porque usted es solo uno más del redil de las ovejas de Cristo. Tenga respeto por Cristo, y no le falte el respeto a Sus hijos. Recuerde, el que ama al Hijo, ama al Padre. De la misma manera, el apóstol Juan nos enseña que no puede amar a Dios el que no ama a su hermano. Tenga cuidado con lo que dice pues recuerde que algún día dice la Biblia que tendremos que dar cuenta a Dios. No niego que haya herejes y falsos maestros—pero recuerde—la cizaña y el trigo solo lo puede separar el Dueño de la finca. Recuerda que los discípulos quisieron hacerlo y Jesús les dijo—no? Y es claro el por que; pues solo somos seres humanos pecadores (y de hecho, Jesús dijo el que quiera ser mayor aquí abajo será el menor arriba en los cielos). Dejémonos de tanta controversia, y orando unos por los otros, pidamos al Señor de la viña que envíe obreros a recoger la mies. El centro del Evangelio es Jesús. La misión es predicar. A toda lengua y a toda nación, que Jesús es el Señor. Lo demás es trivial, y Pablo nos aconsejo que no discutiéramos, pues dijo él (inspirado por el Espíritu Santo), que eso de nada aprovecha. Estos foros lo leen personas ateas, gnósticos, y demás, que se gozan cuando ven a la iglesia “comiéndose unos a otros” como si tuviera un Dios diferente cada uno. Dios es uno. Eterno. Sin principio y sin fin. Dios Es. Démosle la gloria a Él, y solo a Él, porque solo Él es digno. No hay otro nombre debajo del cielo dado al hombre en el cual podamos ser salvos. Estaré intercediendo a Dios por todos los que por estos foros se expresan para que si son sinceros y en verdad están en busca de la verdad, el Padre eterno en su bondad les conceda un verdadero encuentro con Cristo. Así que, postrémonos, y postremos nuestros corazones ante Dios con humildad pues un corazón contrito y humillado no despreciará Dios. Que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo los bendiga a todos. Amén.

    Oh, y si no quiere publicar lo que aquí le escribo, pues no se preocupe. El mensaje es para usted y de ninguna manera para difamarlo u ofenderlo. Al contrario, es para que reflexione y medite en la Ley de Dios como dice el Salmo 1. Dios le continúe bendiciendo.

    ResponderEliminar
  6. Estimado amigo,
    Muchas gracias por su largo mensaje, el cual aprecio sinceramente. Muchas veces ocurre que, nuestro amor por Jesucristo y su Iglesia, nos lleva a hablar o escribir con una ira que no es la correcta. En eso tiene usted razón. Cuando vemos a quienes, como ocurre con el “traductor” de esta “biblia”, destruyen y corrompen la palabra de Dios, parece que se rompe un límite terrible y temible. Piense usted lo siguiente: como cristiano que debe ser, usted está dispuesto a poner la otra mejilla, pero si usted ve que alguien escupe a su madre ¿qué hace? ¿cuál es su primera reacción?
    Eso mismo me ocurre a mi. Para mi la Iglesia es mi madre y Dios es mi Padre.
    Sobre las tradiciones y la dureza del corazón, pues debo decirle que yo conocí a Jesucristo y él me quitó de la tradición y del camino que yo seguía desde niño, y que desde niño había aprendido. Leyendo la Palabra de Dios, que es la Biblia, y orando mucho, el Señor me mostró el camino y me sacó de las Tinieblas. Mi vida estaba destruída, no tenía sentido, era un materialista, poco menos que un deísta, mi vanidad intelectual lo era todo y para mi, ir a la iglesia era una cuestión social… y cada vez iba menos. Pero un día, me di cuenta lo terriblemente hundido que yo estaba, me di cuenta de mi miseria y de la miseria de mi vida, caí rendido de rodillas y pedí a Jesucristo que entrara a mi vida y a mi corazón, que me cambiara Recuerdo que dije una frase que daba vueltas por mi cabeza y que no podía recordar ni cuándo ni dónde la había leído: “creo, ayuda mi incredulidad” (Mc 9:24).
    Le aseguro que fue un momento muy especial para mi. Fue un 24 de marzo del año 2006. Ese mismo día, supe que mi vida había sido transformada. Desde entonces me esfuerzo para vivir la fe siguiendo la Palabra de Dios: guardando “los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apoc 14: 12). Aún no puefo ser el cristiano que quisiera, pero sé que con la ayuda de Dios podré llegar a ser un digno hijo de Él. Y por eso, ahora que leo algunos comentarios aquí volcados, veo que al responder muchas veces me he rebajado al mismo nivel que los comentaristas, y así no seguí la amonestación de San Pablo a los Tesalonicenses (3: 5) “Y no lo tengáis como a enemigo, sino amonestadle como a hermano”…

    Dios lo bendiga y lo lleve a la Verdad de Dios, que es la única e inmutable Verdad.
    Lo recuerdo en mis oraciones y le agradezco la oportunidad de dar aquí, el testimonio de como Jesucristo me llevó a la Verdadera Iglesia y me quitó de en medio de Babilonia.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!