martes, 31 de diciembre de 2013

El regreso de los Dimond condenando a todos al infierno

Cuando era niño, una profesora de historia solía hablar de "la ignorancia del sobervio". Recientemente, el sitio web-portal-de-recaudación de los señores Dimond, que dirigen un supuesto monasterio (¿Quién tomó sus votos? ¿quién erigió el monasterio canónicamente? vi un ejemplo de esa ignorancia que caracteriza a los soberbios.
En virtud de la muerte del jesuita Jorge Loring, sacerdote católico que terminó en la Iglesia Conciliar, ellos publicaron lo siguiente:
La verdad es que Loring sí se condenó. Porque al menos que él hubiese hecho una abjuración explicita de sus herejías escritas en su libro, no se puede juzgar que él pudo salvarse.
Cuando leí la noticia en Foro Católico quedé perplejo, así que fui al sitio de los dimonianos y allí me encontré con un largo artículo donde exploraban el clásico de L
oring "Para salvarse" (cuyas ediciones anteriores al Concilio Vaticano II son muy recomendables) y descubrían en el decenas de herejías y por supuesto insisten en su táctica de tergiversar el Magisterio de la Iglesia y condenar a todos los que no adhieran a su secta.

No deseo aquí abrir juicio sobre las ediciones post-conciliares de Loring, es obvio para cualquiera que el presbítero terminó en la línea media y trató de homogeneizar su escrito con el Magisterio de la Iglesia Conciliar. Ahora ¿Quiénes son estos dos seglares para enviar a alguien al infierno? ¿Quiénes son ellos para "condenar" a cualquier persona? La Iglesia condena la herejía, es cierto, pero los fieles católicos no tenemos la potestad de conocer quien muere en herejía y quien no y a quien decide Dios salvar o convertir a último momento. En efecto ¿Que ocurre por ejemplo con los que antes de morir practican la contrición perfecta, explicada magistral (y magisterialmente) en el Concilio de Trento? Pero no, los Dimond ahora saben quienes se condenan y quienes no como si poseyeran la ciencia de visión del Creador.

Los católicos tenemos que educarnos, estudiar y tener cuidado de los grupos que insisten en mostrar un rigorismo extremo detrás del cual solo se esconde una profunda ignorancia... la ignorancia de los soberbios. 

26 comentarios:

  1. Quizás me equivoque, porque hoy es casi costumbre en los católicos (tradis o neos) equivocarse, pero mi convicción es que la herejía conlleva la pérdida de la fe y la exclusión de la Iglesia… ergo la condena eterna… ¿Me equivocaré en el razonamiento? No me parece.
    Ahora bien, en el artículo de los Dimond se enumeran numerosísimas herejías en los escritos del Loring… Luego, ¿es arbitrario pensar que el tal Loring se ha condenado? No me parece tal. Por supuesto quizás en el momento de su muerte con un acto de perfecta contrición… etc. Y quizás lo mismo pasó con Lutero, o Arrio, o… Quizás, pero no me parece razonable plantearlo en primer plano.

    Y el planteamiento del Foro católico tampoco me parece excesivamente aceptable. Plantean la discusión como si el artículo en cuestión de los Dimond plantara la condena de Loring por su defensa del bautismo de deseo, lo cual es falso: en el artículo se plantean otra serie de herejías, algunas especialmente hirientes como la de la salvación automática de los nasciturus abortados.
    Era previsible que pasara, es el mismo problema que el de los protestantes. Los católicos actuales carecen de la autoridad de un papa católico que pueda cerrar todo debate teológico, y por tanto la autoridad de una posición disputada depende solo de que creamos a este o aquel maestro… al final solo queda infantas sectas que se odian entre sí.

    Y así por ejemplo, el tema del artículo de los Dimond se lleva al terreno puramente personal, el de las filias y fobias puramente personales. Y en vez de atenerse a la cuestión disputada, hay que plantear cosas como que vaya usted a saber que monasterio es el de esos individuos, etc.

    ¿Conclusión? Los Dimond que en otras ocasiones patinan olímpicamente, en este caso tienen toda la razón: Loring es un hereje y los herejes van al infierno.

    ResponderEliminar
  2. Otra mentira pecaminosa. Nosotros no condénanos a “todos” al infierno. Esto es totalmente falso y Ud., Raúl, muy bien lo sabe.

    Nosotros denunciamos a los herejes. Si tales herejes mueren como herejes, profesamos que ellos no pudieron salvarse. ¿Por qué? Porque la Iglesia católica cree, enseña y predica que todos los herejes irán al fuego eterno (Concilio de Florencia, bula Cantate Domino).

    Entonces, al descubrir las herejías de Loring en sus ediciones post-Vaticano II, uno claramente puede afirmar con seguridad que él fue un hereje formal y obstinado, muy consciente de las enseñanzas de los Concilios católicos.

    No importa qué cosas haya escrito antes del Vaticano II, él termino aceptando las herejías del Vaticano II, citando los sus documentos heréticos y consultando más de 300 veces el catecismo herético de Juan Pablo II. ¡Ustedes están defendiendo lo indefensible!

    Nosotros simplemente profesamos lo que el Magisterio nos ha ordenado profesar y lo que los Padres de la Iglesia profesaron:

    San Fulgencio, La Regla de la Fe, 526 d.C.: “Mantengan muy firmemente y nunca duden en lo más mínimo que no sólo todos los paganos, sino también todos los judíos y todos los herejes y cismáticos que terminan esta vida PRESENTE fuera de la Iglesia católica están a punto de ir al fuego eterno que fue preparado para el diablo y sus ángeles”.

    ¿Podemos mantener firmemente que no podemos juzgar si el hereje, que automáticamente se coloca fuera de la Iglesia, pudo salvarse al terminar su vida presente en ese estado? ¡No!

    De hecho, considérese la siguiente cita de qué fue lo que hicieron los misioneros franciscanos y dominicanos al llegar a China:

    “Their method of evangelizing was direct, uncompromising and took little account of the different psychologies of the people to whom it was addressed. The mendicants walked through the street holding up crucifixes, and when a crowd gathered, preached in public very often through interpreters. The Spaniards among them did not hesitate to proclaim that all the long line of Chinese Emperors were burning in Hell.” (The Wise Man From the West).

    Traducción: “Su método de evangelizar era directo, intransigente y tuvo poco en cuenta las diferentes psicologías de las personas a las que iba dirigida. Los mendicantes caminaban por la calle cargando crucifijos, y cuando se reunía una multitud, les predicaban en público muy a menudo a través de intérpretes. Los españoles, entre ellos, no dudaron en proclamar que toda la larga sucesión de emperadores chinos estaban ardiendo en el Infierno”.

    Esto era lo que predicaban porque creían que era necesaria la fe para la salvación. Sin embargo, probablemente usted y los foristas heréticos llamarían herejes a estos misioneros españoles por condenar al infierno a esos emperadores chinos. Ustedes quizás publicarían cosas como: “El regreso de los españoles franciscanos y dominicanos a China, condenando a todos al infierno”. Ciertamente les diría a esos fieles católicos españoles: “¿Quiénes son ustedes para ‘condenar’ a cualquier persona?”

    Por último, usted acusa a otros de no presentar “argumentos”, y no obstante, su post ni siquiera da un argumento sólido. En vez de tratar el tema en cuestión y presentar argumentos “fundamentados”, levanta falsos argumentos ad hominem hacía nosotros. ¡Hipócrita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ustedes hablan demasiado https://altarcatolicoficial.wordpress.com/2016/09/11/los-hermanitos-dimmond-y-sus-herejias/

      Eliminar
  3. Se puede y debe condenar el pecado, pero no se puede condenar al pecador como si fuera un delincuente en el ámbito civil. Tomemos el ejemplo de Jesús que siempre da la medida justa de cómo debemos obrar. Evidentemente, sé que conocen el pasaje y que suele molestar que te repliquen con el Evangelio, pero siempre es bueno ir a la fuente:

    Juan 8:
    3 Los maestros de la ley y los fariseos llevaron entonces a una mujer que había sido sorprendida en adulterio. La pusieron en medio de todos los presentes
    4 y dijeron a Jesús:
    –Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo del adulterio.
    5 En nuestra ley, Moisés ordena matar a pedradas a esta clase de mujeres. Y tú, ¿qué dices?
    6 Preguntaron esto para ponerle a prueba y tener algo de qué acusarle, pero Jesús se inclinó y se puso a escribir en la tierra con el dedo.
    7 Luego, como seguían preguntándole, se enderezó y les respondió:
    –El que de vosotros esté sin pecado, que le arroje la primera piedra.
    8 Volvió a inclinarse y siguió escribiendo en la tierra.
    9 Al oír esto, uno tras otro fueron saliendo, empezando por los más viejos. Cuando Jesús se encontró solo con la mujer, que se había quedado allí,
    10 se enderezó y le preguntó:
    –Mujer, ¿dónde están? ¿Ninguno te ha condenado?
    11 Contestó ella:
    –Ninguno, Señor.
    Jesús le dijo:
    –Tampoco yo te condeno. Vete y no vuelvas a pecar.

    Resumiendo, Jesús mismo no condenó a la pecadora, pero sí al pecado, ya que le dijo que no pecara más.

    Además, queda claro que ponerse a condenar a diestra y siniestra es típico del fariseísmo. No les basta ser como su Señor sino que quieren ser más estrictos que Él.

    Ya sabrá Dios lo que hará con el P. Loring. Lo que no impide que se deba hacer una crítica de la obra de Loring señalando las herejías o errores que contenga siempre en defensa de la Verdad.

    Saludos

    ResponderEliminar

  4. Leo a don Jorge Rodríguez y concluyo que la escuela teológica del “Dejaros Misericordiar” cada día tiene más peso entre… bueno, entre la gente. Ya lo explicaba hace poco el maestro Scalfari: en realidad el actual líder de la escuela del Misericordiamento lo que había decretado es la abolición del pecado mismo… y claro en ese marco, decir que en principio el bueno de Loring, por muy hereje que fuera, está en el infierno es una blasfemia. Ya sabemos que Dios es mu’ güeno y a nadie condena.

    Ahora bien, y dejando aparte la interpretación del discutible pasaje de la adultera(por ejemplo, el Señor, humanamente, no podía condenarla por el simple hecho que ni había sido testigo de su delito ni tenia testigo que llevarse a la boca), lo central del asunto es que el Señor es nada menos que el Juez del Último día que va a decir cosas terribles como ir al fuego eterno malditos de mi Padre, y que antes pasará el cielo y la tierra que una sola tilde de la ley.

    ¿Soy un fariseo? No, soy un católico (o alguien que intenta serlo). Y el señor Loring ha vendido cientos de miles de libros llenos hasta arriba de herejías, y probablemente es responsable de que muchos hayan caído en sus mismas herejías y hoy disfruten a perpetuidad de calefacción eterna.

    Y termino, que luego llegará alguien diciendo eso de que “Si un hereje busca a Dios de buena voluntad, ¿quién soy yo para condenarlo?”… y ya eso sería demasiado para mi pobre estómago.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Mecheverrí, gracias por tu comentario. Coincido con Jorge y lamentablememte discrepo en parte contigo. Creo que con Jorge estamos de acuerdo en algo que la Iglesia siempre afirmó y es que no sabemos quienes son los condenados, no sabemos quienes están en el infierno (salvo aquel que todos sabemos que allí está).
    Loring si, fue un hereje que aceptó el Vaticano II y también un apóstata, pero lo que hacen los señores Dimond de condenarlo ellos, sin ninguna autoridad al infierno, porque no realizó una abjuración de errores que ellos mismos manufacturaronn y centrándose especialmente en ese "fetiche" del bautismo de deseo con el que andan por todos los sitios de internet, es un disparate.

    ResponderEliminar
  6. Don Raul Miguel,

    Recientemente hablaba usted con mucha claridad sobre el contagio del discurso de la neo iglesia modernista referido a los difuntos que al parecer van directamente al cielo sin siquiera tramites del purgatorio de por medio. Hablaba usted con gran lucidez y claridad de ideas… Lástima que en este caso recaiga en el mismo error lingüístico que criticaba.

    Es decir es clarísimo que fuera de la iglesia no hay salvación y que los herejes están fuera de la iglesia, y en consecuencia lo lógico es que un hereje como Loring que no solo permaneció impertérrito hasta el final, en su maligna doctrina sino que con la ayuda del Malo la extendió a millones de personas, habite el infierno por toda la eternidad. Y solo un modernista puede escandalizarse de tal cosa.

    ¿La Iglesia nunca dijo que nadie ha ido al Infierno? Puede ser, pero entonces que alguien me explique por ejemplo a que se refiere la Iglesia cuando se expresa en estos términos:

    “Si alguno no anatematiza a Arrio, Eunomio, Macedonio, Apolinar, Nestorio, Eutiques y Orígenes, juntamente con sus impíos escritos, y a todos los demás herejes, condenados por la santa Iglesia Católica y Apostólica y por los cuatro antedichos santos Concilios, y a los que han pensado o piensan como los antedichos herejes y que permanecieron hasta el fin en su impiedad, ese tal sea anatema.” (D-223)

    Y citas como la anterior se puede encontrar en el magisterio por docenas (o cientos). No se dice que Arrio fue al infierno (lo cual entre otras cosas sería muy impreciso pues naturalmente nadie lo ha visto en tal sitio). Pero si se habla de perpetuo anatema, de perpetua condena y de impiedad hasta el fin… ¿hay mucha diferencia? Yo creo que ninguna.

    ResponderEliminar
  7. Abusando de su paciencia además quisiera hacer tres apostillas sobre el bautismo de deseo:

    1) La condena de los dimond sobre Loring se basa en una serie muy larga (podría ser más larga incluso) de herejías, y hacer como hace Foro Católico de centrarlo todo en el bautismo de deseo me parece manipulador… y sobre todo, a la postre justificador del apostata confeso de Loring… lo cual es imperdonable.

    2) Yo creo que Los dimond se equivocan en su incondicional condena del bautismo de deseo (a pesar de todo el magisterio al respecto)… Pero en su crítica hay una cosa cierta: el término “bautismo de deseo” es un término teológicamente poco riguroso al no estar definido, de forma que abarca un ámbito que va desde el “deseo de bautismo” en sentido estricto al “deseo implícito de bautismo”… Y este último es una de las fuentes fundamentales del dogma bergogliano que todos los hombres (ateos incluido) se salvan… Es más, no es la primera vez que, personalmente discutiendo con un modernista y para defender en el fondo la salvación de todos empieza citándome a la adultera que el señor no condeno y acaba hablándome de la “doctrina católica” del “bautismo de deseo IMPLÍCITO”.

    3) Aclaremos por tanto: incluso más que los dimond, se equivocan y descarrían los que directa o indirectamente justifican el bautismo de deseo implícito.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No concuerdo, ni con el señor Mecheverría ni mucho menos con el señor que firma como Crux et Gladius. Explicaré las razones, ateniéndome a cada punto señalado por el comentarista principal.

      1. La condena al Padre Loring es temeraria. Los Dimond no tienen ninguna autoridad ni ningún conocimiento para saber cuál es el destino de Loring. Sostener que Foro Católico se basó únicamente en el tema del Bautismo de Deseo implica el no haber leído el artículo original. Los Dimond demostraron " una serie muy larga (podría ser más larga incluso) de herejías" y errores doctrinales gravísimos, propios de aquellos que, ignorando lo más básico de la teología, se largan a especular con una traducción del Dezinger.
      2. El término bautismo de deseo es explícito y hay una gran cantidad de libros de teología católica escritos al respecto. Si usted no los conoce, si usted no los domina, no los llame "poco riguroso". Remitámonos a los autores, remitámonos a las autoridades. Además, cualesquier dimoniano debería antes que nada explicar la siguiente situación: SI EL BAUTISMO DE DESEO ES UNA HEREJÍA, CÓMO ES POSIBLE QUE LOS ROMANOS PONTÍFICES NO LO CONDENARON JAMÁS. En cuanto a la mención que hace de la adúltera, si usted no sabe como contestarle a un modernista, mejor no discuta con él, porque usted mismo podría perderse. Le convido a conseguir una Biblia Católica Romana con buenos comentarios, como la Torres Amat o las dos primeras ediciones de la BAC.
      3. El concepto de Bautismo de deseo implícito está tratado en los manuales de teología. En Google Books y Archive.org puede conseguir algunos antiguos y muy buenos. Luego de haberlos leído, pase nuevamente. Ah... citar y recitar el corpus dimoniano no sirve para discutir.

      Eliminar
  8. Coincido con la opinión del Sr. mecheverría en este tema, porque presenta un análisis concreto sobre las bases de la lógica.

    Me parece que toda la Biblia es una discriminación: haz lo que te enseño, pues de lo contrario el Cielo no es un sitio para ti, tu nombre no se encontrará en el Libro de la Vida.

    ¿O acaso suponemos que son amenazas falsas, para que nos asustemos porque sí?

    ¿Y si nuestra conciencia es suficiente para salvarnos o condenarnos, para qué Nuestro Señor se dejó crucificar?

    En un libro recientemente citado en el blog "Amor de la Verdad" se lee:
    "Paladio cuenta aquel memorable ejemplo, que se refiere también en las Vidas de los Padres, de un monje que por muchos años se había ejercitado en buenas obras y santos ejercicios de religioso, y aprovechado mucho. Al cabo de los cuales tuvo contento vano de sí y jactancia; por lo cual permitió Dios que miserablemente cayese en un pecado deshonesto con el demonio, que se le apareció en forma de mujer muy hermosa, que andaba perdida por el desierto, a la cual él acogió fácilmente, hablando largo con ella y riendo y tocándole las manos; y finalmente estaba ya rendido para pecar con ella, y queriendo ponerlo por obra, se le desapareció de entre los brazos, dando una gran voz, tras la cual fueron oídas grandes risadas de muchos demonios que andaban por el aire, y le decían:

    ¡Oh monje, monje, que te levantabas y ensalzabas hasta los Cielos!, ¿cómo te has hundido hasta lo profundo? Aprende, pues, de hoy más que el que se levanta será humillado. Con las cuales palabras parece que los demonios le daban la vaya y burlaban de él. Y no paró en esto el miserable, porque después de haber gastado aquella noche y otro día en grandes llantos y confusión, vino a desesperar, volviéndose al mundo y soltando la rienda a los vicios.

    Juan Clímaco refiere aquel ejemplo que tocamos arriba, de un mancebo de quien se lee en las Vidas de los Padres que llegó a tal alto grado de virtud, que mandaba a las bestias fieras y las hacía servir en el monasterio a los monjes: al cual comparó San Antonio a un navío cargado de ricas mercaderías y puesto en medio del mar, cuyo fin no se sabía. Pues este mozo tan fervoroso y tan santo vino después a caer miserablemente. Y estando él llorando su pecado, dijo a unos monjes que por allí pasaron: Decid al viejo, esto es, a San Antonio, que ruegue a Dios me quiera conceder diez días de penitencia. Oído esto, lloró el santo varón amargamente, y con gran dolor de su corazón dijo: Una gran columna de la Iglesia ha caído hoy. Y pasados cinco días murió el sobredicho monje. De manera, que el que primero, dice San Juan Clímaco, mandaba a las bestias salvajes, fue al cabo por cruelísimos salvajes derribado y burlado; y el que poco antes se mantenía con Pan del Cielo, vino después a mantenerse del lodo y del cieno. Y cuál haya sido su caída, no lo quiso declarar el prudentísimo Padre Antonio, porque sabía él que era fornicación."

    RODRÍGUEZ, Alonso. Ejercicio de Perfección y virtudes cristianas. Madrid; ed. Testimonio 1985, 1era edición. Parte tercera, tratado cuarto (“De la virtud de la castidad”, pp. 1408-1452).

    http://moimunanblog.wordpress.com/2013/12/29/de-la-virtud-de-la-castidad/#more-20705

    Es decir, "hasta los santos tiemblan".
    ¿O debemos interpretar como delirio místico las condenas volcadas en el texto arriba citado?
    ¿O tal vez sólo era un grupo de fariseos mandando al infierno a un pobre religioso? ¿Manipulación psicológica?
    ¿Se equivocó o hizo un juicio temerario san Antonio al colocar en el infierno al virtuoso monje?

    Gracias y saludos,Sr. Raúl Miguel
    Diana

    ResponderEliminar
  9. Para distinguir, acto propio de la teología, es necesario, al menos, leer las cuestiones 60 a 68 de la Parte IIIª de la Summa Teológica. O cuanto menos, las cuestiones 66, 67 y 68 con todos sus artículos.

    Sin este mínimo conocimiento, se puede decir cualquier barbaridad, como dicen los seglares hermanos Dimond. Esta errónea doctrina de los seglares emparentados de sangre es muy propia, por cierto, del espíritu cuáquero, que casi sólo se da en USA.

    En casi todo, muestran incapacidad de distinguir.
    Santo Tomás, doctor eximio y común refuta una por una el extravío de las tesis aquí traídas sobre el bautismo por los hnos. Dimond.

    Entre Santo Tomás de Aquino y los seglares Dimond venidos a malos inquisidores, me quedo con el Doctor de la Iglesia, quien destroza tales atrevimientos. He aquí la doctrina católica. Les dejo los vínculos en castellano, dado que la mayoría de los lectores, supongo, no conocen el latín. Aconsejando leer las cuestiones citadas de forma íntegra, para maravillarse del sublime misterio de Dios, Señor Nuestro: Padre, Hijo y Espíritu Santo

    A la pregunta ¿Es adecuada la distinción entre bautismo de agua, de sangre y de deseo?
    Responde S. Tomás en la Parte IIIª ; C. 66 Art 11 http://hjg.com.ar/sumat/d/c66.html#a11

    A la pregunta ¿Es el bautismo de sangre el más importante de los tres bautismos?
    Responde Santo Tomás en Parte IIIª ; C. 66 Art 12 http://hjg.com.ar/sumat/d/c66.html#a12

    A la pregunta ¿Puede salvarse alguien sin el bautismo?
    Responde Santo Tomás en Parte IIIª ; C. 68 Art 2 http://hjg.com.ar/sumat/d/c68.html#a2

    No se dejen llevar por estos cantos que les apartarán de la verdadera Fe, tarde o temprano

    Después de leer a Santo Tomás, la soberbia de los Hnos Dimond condenaría al Doctor eximio por hereje. No se dan cuenta que los herejes son ellos, pertinaces y públicos y si persisten están, en efecto, fuera de la Iglesia. El cazador cazado. Les pasa a tos los de espíritu cuáquero.

    Sofronio

    ResponderEliminar
  10. Dado que mi conocimiento de Santo Tomás es harto arcaico y muy distinto del profundo conocimiento del amigo Sofronio, antes de contestarle me gustaría humildemente hacerle un ruego: el ruego de una definición concreta de “bautismo de deseo”… es más, abusando de la amabilidad del señor Sofronio le rogaría una definición de “bautismo de deseo” procedente del Magisterio, y de esa manera seré más capaz de valorar las anteriores afirmaciones, las cuales así y al pronto, no acabo de comprender muy bien… De hecho, comprendo tan poco la posición del señor Sofronio (que necesita a Santo Tomás en vez de citar simplemente el Denzinger, para afirmar una verdad de fe, que siendo tan clara tendría que estar contenida en el Magisterio de forma contundente)… y digo que la entiendo tan poco como la afirmación contraria de los mismos dimont que a su vez afirman algo con una contundencia que tampoco parece avalada por el Magisterio.

    ResponderEliminar
  11. ¿Cómo puedo contactarlo, mecheverria?

    Como no parece que se publiquen más nuestros comentarios, preferiríamos si nos escribiera por correo electrólico para poder responderle debidamente a sus comentarios, en particular, la parte donde usted dice que nuestra posición "tampoco parece avalada por el Magisterio". Gracias.

    Sólo una pregunta a Sofronio. ¿Usted cree, como Santo Tomás dice en Parte IIIª ; C. 66 Art 11, que los otros dos bautismos, de deseo y sangre, están incluidos en el bautismo de agua? Y si de hecho cree en esto, explíquenos ¿cómo es que si uno recibe el bautismo de agua no recibe el bautismo de deseo y de sangre (conforme incluso a la opinión de los defensores del bautismo de deseo)? ¿Se reciben tres bautismos al recibir el bautismo de agua o uno?

    Sinceramente,
    Monasterio de la Sagrada Familia

    ResponderEliminar
  12. Estimado mecheverria:

    El Misterio de nuestra Salvación es maravilloso: No soy yo quién para atreverme a definir el bautismo de deseo y de sangre; no se olvide usted que los Hnos. Dimond niegan los dos. Es por ello que le pongo los link a la Summa Teológica que responden a esas cuestiones distinguiendo adecuadamente. Y no olvide que dicha obra fue procesionada en el Concilio Ecuménico de Trento.

    Respecto a lo que se diga teológicamente sobre bautismo, es difícil que alguien supere a Santo Tomás, fundamentado al respecto en San Agustín. Léalo, sobre todo esa parte y no podrá hacer otra cosa más que orar por el don que Dios nos ha hecho en tan sublime Doctor eximio. Le llevará sólo un par de horas o menos; de su primera lectura deducirá con facilidad dónde está el craso error de los Hnos Dimond. Es más, responde a todos sus errores, como si hubiera vivido hoy mismo Santo Tomás. Y no se preocupe que su fe católica saldrá verdaderamente fortalecida y con argumentos serios para rebatir a cualquiera.

    Por otra parte el Denzinger, como usted sabe, no es magisterio de la Santa Madre Iglesia, sino una compilación privada, repito privada, de algunas doctrinas infalibles de la Iglesia; no de todas.No dig que contenga errores. En absoluto. Lo que digo es que al ser una colección privada, muy valiosa, sin embargo no recoge todos los matices de una sentencia, porque, aveces, no ha seleccionado otras del magisterio para poder hacerse una idea completa sobre cierta doctrina. No es ese el propósito del DZ. Un teólogo tarda muchos años en hacerse y no se puede admitir que por el sólo hecho de consultar el DZ y algún que otro bulario, para copiar y pegar, ya es uno teólogo, como parecen hacer los hnos. Dimond.


    Lo siguiente no lo digo para usted. Lo digo en general. Si los atrevidos católicos que pululan por los foros, no están dispuestos a adquirir los mínimos conocimientos filosóficos y teológicos estudiando, al menos, una filosofía elemental y alguna teología fundamental y otra dogmática, antes de escribir cualquier cosa, mejor sería que callasen; excepto ante lo que es evidente.

    El Dz está muy bien, pero para usarlo con seguridad se requieren previos conocimientos, que es muy bueno adquirir.

    ResponderEliminar
  13. Estimado Sofronio,

    El Denzinger es una compilación privada del Magisterio universal, y como tal la compilación es privada, pero su contenido es simplemente la mejor y más practica forma de citar el magisterio de la Iglesia. Tal vez no esté todo el Magisterio, pero todo lo que está, lo es. Por otra parte, si alguien me pidiera consejo para profundizar en su fu desde luego le aconsejaría el Denzinger antes que por ejemplo la Biblia puesto que su interpretación es muy univoca y poco propicia a estimular los disparates doctrinales.

    Cuando antes me extrañaba de que citara a Santo Tomás en vez del Denzinger, me refería a que era raro en que usted no citaba una fuente del Magisterio que sostuviera la verdad del “bautismo de deseo” … y eso ya de por sí es un poco sospechoso.

    ¿Por qué es sospechoso? Pues porque si Santo Tomás defiende una posición dogmática que no ha sido definida por el Magisterio, la autoridad de Santo Tomás pasaría automáticamente a ser la de cualquier opinión de un maestro privado y poco más. Es más, en este punto los errores de Santo Tomás son numerosos o muy numerosos. Hace unos años Andre Daignes, señaló 24 errores formales en la Summa de Santo Tomás. Y entre los errores de Santo Tomás hay algunos muy graves, como negar el dogma (aún no definido) de la Inmaculada.

    Por tanto, repito ante una supuesta verdad de fe no definida por la Iglesia, que Santo Tomás se posicione a un lado u otro, solo vale lo que sus argumentos en una cuestión disputada.

    Lo que si lamento es que no me dé una definió de Bautismo de deseo porque eso junto a que no cite al Magisterio sino a Santo Tomás, me indica que es una cuestión abierta que solo el legítimo Magisterio (que no sabemos donde habita hoy) puede zanjar. Pero, en cualquier caso, discutir un tema, es más, pontificar sobre un tema del que no se da una definición seria, es más o menos como discutir sobre la maldad de las sirenas: dado que nadie ha visto y menos conocido a una sirena, la discusión será una pérdida de tiempo absoluta.

    ResponderEliminar
  14. Hola, ya sé que muy probablemente me vayas a censurar, como cuando ni te dignaste en contestarme las preguntas; ni siquiera por privado.
    Pero sólo comento para decir, que al menos Mecheverría es un hereje más inteligente que Logan y tú...pero hereje al fin y al cabo.
    Por supuesto que los Dimonds no se equivocan y yo menos, así que bueno, piensa lo que quieras, pero esto queda claro que esto es la guerra.

    ResponderEliminar
  15. Estimado "Lord Stob", gracias por dejar tantos mensajes. Sinceramente no pensaba contestar ninguno de los que usted escribió, porque eso no es otra cosa que promocionar sus fantasías delirantes de gobernante de un imperio que existe únicamente en su mente, y en el cual, usted mezcla la Santa Fe Católica, con los errores teológicos y las herejías de los dimonianos (encabezados por dos laicos que viven de la religión, como los señores Dimond) y el señor Jorge Eduardo Clavellina Peñaloza, que es una persona con una inteligencia muy limitada, que a partir del libro que escribieron los Dimond (una compilación del magisterio, con citas sacadas de contexto y sin ningún conocimiento de teología o Historia de la Iglesia) y dos o tres cosas más, llama herejes a todos los que no opinan como él.
    Su comentario fue publicado, principalmente para hacer evidente su retórica violenta y lo limitado de sus planteos. Usted habla de censura, pero yo aquí no censuro, modero los comentarios de gente que pervierte la fe católica o bien, que intenta dañar a la resistencia católica contra la Iglesia Concilar. Ustedes, los dimonianos hacen ambas cosas: pervierten la fe, esparciendo errores y llamando herejes a todos los que a ustedes se oponen, y destruyen (o intentan destruir) a la Resistencia Católica contra el modernismo, porque se infiltran en nuestros sitios de internet y grupos, destilando confusión.
    Sus argumentos, estimado señor, han sido ya refutados desde hace años. Aquí mismo en mi blog atendí a todos los planteos, pero viendo que era imposible que ustedes, en su obstinación aceptaran que ciertas cosas eran motivo de debate teológico y otras eran aceptadas por el Magisterio, decidí no darles más prensa.
    Ustedes tienen sus sitios de internet, tienen sus canales de youtube y ahora sus "Países de las Maravillas", de la misma manera que erigieron un magisterio personal, selectivo y ahora, cuales jueces suplentes del Valle de Josafat, conocen el designio divino y la presdestinación.
    Sobre el derecho a réplica que usted y los demás dimonianos exigen, repito lo que ya publiqué en "Derecho a réplica: una respuesta a los Dimonianos" [http://sursumcordablog.blogspot.com.ar/2013/08/derecho-replica.html]

    "Los señores Jorge Clavellina Peñaloza, Dimond y sus seguidores no tendrán ningún derecho a réplica porque ellos utilizaron técnicas retóricas insinceras, rechazaron los métodos de discusión teológica utilizados por la Iglesia e ignoraron cualquier evidencia que entraba en conflicto con sus afirmaciones"


    En Cristo Nuestro Señor,
    Raúl Miguel

    ResponderEliminar
  16. Respuesta al último mensaje de "Lord Stob" [LS]. En mayúsculas mis comentarios.

    Eres BASURA Raúl Miguel, así como todos los que se oponen a la Verdad de la Santa Madre Iglesia. Por eso sólo colocas el primero de mis tres mensajes y no colocas las preguntas que no puedes responder .
    Claro, la gente puede leerlas en mi foro, pero la mayoría te sigue y entonces no puede ver en tu blog, la parte donde DESTROZO tus "argumentos".

    SEÑOR, USTED VUELVE A HACER GALA DE SU VIOLENCIA Y SUPINA IGNORANCIA SOBRE LA DOCTRINA CATÓLCA. NO VOY A PUBLICAR LA DIRECCIÓN DE UNA PÁGINA QUE PROMUEVE ABIERTAMENTE ALGO CONTRARIO A LA FE CATÓLICA Y QUE ADEMÁS, SE BASA EN UNA FANTASÍA. ESA ES LA POLÍTICA DE MI BLOG.

    Pero bueno, te DESAFÍO, si tienes un mínimo de honestidad, un mínimo de decencia y un mínimo de valor, entonces, contéstame aquí mismo, las siete preguntas, una por una [ELIMINADA LA PROPAGANDA AL SITO DE ÉSTE SEÑOR]

    SUS PREGUNTAS SE REFIEREN AL TEMA DEL BAUTISMO DE DESEO, BAUTISMO DE SANGRE E IGNORANCIA INVENSIBLE. YA LAS TRATÉ. NO VOY A REPETIR. YA EXPLIQUÉ TODO ESO EN MIS PUBLICACIONES REFERIDAS AL TEMA Y TAMBIÉN EN RESPUESTA A LOS COMENTARIOS QUE LOS SEÑORES DIMOND (SIMPLES LAICOS), EL SEÑOR JORGE CLAVELLINA PEÑALOZA Y OTROS DE SU ESPECIE.

    Dices que me las has contestado, dices que me has refutado, ¿dónde?, ¿cuándo? ¡Mientes!

    EN TODOS LOS ARTÍCULOS Y COMENTARIOS SOBRE LA CUESTIÓN DEL BAUTISMO DE DESEO, DE SANGRE Y LA IGNORANCIA INVENSIBLE. USE EL BUSCADOR EL BLOG.

    Dices que vivo en un "imperio que existe en mi mente". ¿Pruebas? ¿Evidencia empírica? ¡No, sólo difamaciones!
    No puedes conmigo, contesta públicamente, SI PUEDES. TE DESAFÍO.

    POR EMPEZAR, USTED SE PROCLAMA SOBERANO DE UN ESTADO QUE NO ES REAL Y QUE NO CUMPLE CON LOS REQUISITOS PARA SER CONSIDERADO COMO TAL, NO TIENE LOS LLAMADOS "GRADOS DE ESTATIDAD", SÓLO EXISTE EN INTERNET, NO TIENE RECONOCIMIENTO DE NINGÚN PAÍS Y ES UNA MERA FANTASÍA. NO ESTOY DIFAMANDO, ESTOY EXPONIENDO LA REALIDAD, SI USTED EN SU IMAGINACIÓN, EN SUS DELIRIOS QUIERE CREAR UNA MICRONACIÓN, LO FELICITO, PERO AQUÍ NO ES LUGAR PARA PROMOCIONARLA.
    AQUÍ NO SE TRATA DE DESAFÍOS, AQUÍ SE TRATA DE UN DEBATE TEOLÓGICO Y USTED NO PUEDE DEBATIR. SU LENGUAJE VIOLENTO Y EL HECHO DE MEZCLAR LA REALIDAD CON SUS FANTASÍAS DEMUESTRAN SU ALTURA MENTAL E INTELECTUAL.

    Saludos cordiales,
    Raúl

    ResponderEliminar
  17. Los que si se van a ir al infierno son los miembros y dirigentes del Movimiento de Renovación Carismática "Católica". Y el ex obispo belga Jozef Suenens esta quemandose en el infierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como católicos sabemos que ni nosostros, ni los Dimond, ni nadie, salvo Dios, el Único Juez Verdadero, sabe el destino de una alma. La única ecepción sería la de un Papa verdadero al momento de canonizar un Santo.
      Es un error propio de los arrogantes dimonianos el creerse con el derecho de decir si los herejes mueren o no con contricción perfecta. La Iglesia condena a los herejes, pero no dictamina más allá de lo que le corresponde. Del único condenado que tenemos la seguridad que se encuentra en el Infierno, es Judas Iscariote.

      Eliminar
    2. ¿Está seguro que Judas Iscariote está en el infierno? Jesús dijo que más le valdría no haber nacido lo que no conlleva necesariamente la condenación eterna. Lo propio vale respecto del suicidio aunque sea un pecado horrendo motivado en ese caso por la desesperación. La Iglesia nunca definió nada al rspecto.

      Eliminar
    3. El texto es muy claro, los que nacieron y fueron redimidos son felices, sus nacimientos valieron la pena, no obstante, de Judas, Nuestro Señor Jesucristo, dice:

      El Hijo del hombre ciertamente va; según está escrito de él; mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del hombre es entregado; bello le fuera, si no hubiese nacido aquel hombre». (Mt 26:24).

      Recién en el Siglo XIX comenzó a existir cierta "reivindicación" o disculpas al que traicionó a Nuestro Señor y desesperó. Creo que la única autora anterior fue Santa Catalina de Siena, que tampoco es concluyente en lo que dice y algunos modernos, extraen de una frase, que Dios habría redimido al infame traidor.

      Eliminar
  18. El error central de la tesis dimoniana esta en creer que los que sostenemos la posibilidad del Bautismo de Deseo, creemos que eso remplaza al Bautismo de Agua, o que el mismo incorpora a alguien a la Iglesia y no que se trata de una excepción, similar a la constricción perfecta que remplaza la confesión sacramental. Una vez pasado el peligro de muerte, el pecador debe confesarse y hacer penitencia... lo mismo pasa con el catecúmeno que, una vez pasado el peligro de muerte debe recibir el bautismo sacramental. Todo lo demás son especulaciones propias de quien ignora la teología católica y pontifica desde la ignorancia.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!