jueves, 5 de diciembre de 2013

San Sabas Ermitaño, modelo de vida espiritual

San Sabas Ermitaño, nació en Mutalaska cerca de Cesarea de Capadocia, 439, y murió el 5 de diciembre de 532. Entró en un monasterio en Basiliano a la edad de ocho años, llegó a Jerusalén en el año 456, vivió cinco años en una caverna como un discípulo de San Eutimio, y, después de pasar algún tiempo en varios monasterios, fundada (483) el Laura Mar Sabe (restaurado en el año 1840), en las gargantas del Cedrón, al sureste de Jerusalén. Debido a que algunos de sus monjes se opusieron a su gobierno y exigieron un sacerdote como su abad, el patriarca Salustio de Jerusalén lo ordenó en el 491 y nombró archimandrita de todos los monasterios de Palestina en el 494. La oposición continuó y se retiró a la nueva Lura que había construido cerca Thekoa. Fue un opositor vigoroso de los monofisitas y los Origenistas trató de influir en los emperadores contra ellos llamando personalmente emperador Anastasio en Constantinopla en 511 y Justiniano en el 531.
Es de su autoría de "Typicon S. Sabae;" (Venecia, 1545), un reglamento para el culto divino en todo el año. En su honor fue se le dio el nombre a la Basílica de San Sabas a su antiguo monasterio en el Aventino, Roma. Su fiesta se celebra el 5 de diciembre

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!