viernes, 30 de diciembre de 2016

¿No tienen miedo?

No tienen miedo ¿En serio?
Reflexiones sobre un gallardo artículo de Católicos Alerta

Hace muy poquito, el sitio Católicos Alerta re-publicó un artículo en el cual se enfatizó la naturaleza persecutoria del actual sistema mundial, pero aclaraba que ellos (el escritor del artículo y la gente del sitio) no tenían miedo.
La parte más interesante del artículo dice:

Si nos van a matar, QUE NOS MATEN.Si nos van a encarcelar, QUE VENGAN A ARRESTARNOS.Si nos van a exiliar, TENEMOS LA MALETA HECHA PARA PARTIR, Y NUESTRA PATRIA ES EL CIELO.Si nos excluyen de la sociedad, NUNCA QUISIMOS SER SUS BORREGOS.Si nos van a difamar, NO NOS IMPORTA NI MUCHO NI POCO LO QUE PIENSEN DE NOSOTROS.Pueden hacer lo que quieran, pero...LA PERSECUCIÓN DEMUESTRA QUE TENEMOS RAZÓN, Y QUE ELLOS SON UNOS COBARDES.

Siempre me sorprendió como en los ámbitos “tradicionalistas” se hace esta gala de la hombría y la valentía de quienes realizan estas proclamas.
Es cierto lo que dice el artículo: seremos perseguidos, seremos asesinados, nos arrastrarán a la cárcel, deberemos huir, se nos prohibirá incluso comprar y vender… pero todo esto aparece en el Apocalipsis, y los cristianos lo sabemos muy bien y desde hace casi dos milenios. Basta únicamente con leer los capítulos 12, 13 y 14 del Apocalipsis para tener una idea de lo que ocurre en estos tiempos, que son los últimos tiempos.
No obstante, quisiera hacer una breve pregunta a estas valientes personas.

Si no temen que se los maten ¿Por qué razones se ocultan?
Si no temen que los encarcelen ¿Por que en lugar de publicar con sus nombres recurren a los pseudónimos?
Si no temen al exilio y creen que su verdadera patria es el cielo ¿Por qué siguen aferrados a un chauvinismo inútil y falaz, reivindicando hombres que, diciéndose católicos violaban los mandamientos y comulgaban con la masonería, el sionismo y luego la Iglesia Conciliar?
Si ellos no temen ser excluidos de la sociedad ¿Por qué tienen cinco o seis cuentas de correo, tres o cuatro perfiles de facebook y van eligiendo que publicar en cada uno de ellos?
Si no temen a ser difamados ¿Por qué los valientes uniformados que militan en el tradicionalismo prefieren cambiar nombres y apellidos?

La persecución no siempre demuestra que alguien tiene la razón, Basta mirar a la historia. Los luteranos y calvinistas persiguieron a los anabautistas y no por ello, estos últimos tenían la razón. Calvino se procuró la muerte de Servet y no por ello éste último es un mártir de la fe.
Lo que demuestra que estamos en la verdad es nuestro apego a la Doctrina de Cristo Jesús, lo que demuestra que estamos en el camino es que lo seguimos a él.

¿Está bien temer por nuestras vidas? ¡Qué lo digan los que ocultan su nombre!

Vayamos a Apocalipsis 12: 13-17 para ver quienes serán los que sufran la tribulación:

Cuando el dragón se vio precipitado en la tierra, se dio a perseguir a la mujer que había parido al Hijo varón. Pero friéronle dadas a la mujer dos alas de águila grande, para que volase al desierto, a su lugar, donde es alimentada por un tiempo y dos tiempos y medio tiempo, lejos de la vista de la serpiente. La serpiente arrojó de su boca, detrás de la mujer, como un río de agua para hacer que el río la arrastrase. Pero la tierra vino en ayuda de la mujer, y abrió la tierra su boca, y se tragó el río que el dragón había arrojado de su boca.
Se enfureció el dragón contra la mujer, y fuese a hacer la guerra contra el resto de su descendencia, contra los que guardan los preceptos de Dios y tienen el testimonio de Jesús.

¿Contra quienes hizo guerra el Dragón? No contra los nacionalistas que van a las misas nuevas con tal de que pongan la bandera argentina. Ni tampoco contra los que buscan algún acuerdo con Roma a cualesquier precio… ni tampoco contra aquellos que se dicen tradicionalistas porque tienen a su alcance la Misa Tridentina, pero en su vida estudiaron la Doctrina Cristiana, en su vida leyeron una página de la Biblia ni muestran amor por quienes no están en la Verdad.
No, el Dragón hizo guerra contra “los que guardan los preceptos de Dios y tienen el testimonio de Jesús”. El griego dice εντολας, mandamientos, y es muy interesante notar que en Apocalipsis 14: 12 se vuelve a repetir la frase ¿Pero en qué contexto? En el contexto del mensaje de los tres ángeles. Veamos Apocalipsis 14: 6-12

Vi otro ángel que volaba por medio del cielo y tenía un evangelio eterno para pregonarlo a los moradores de la tierra y a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a grandes voces: Temed a Dios y dadle gloría, porque llegó la hora de su juicio, y adorad al que ha hecho el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.
Un segundo ángel siguió, diciendo: Cayó, cayó Babilonia la grande, que a todas las naciones dio a beber del vino del furor de su fornicación.
Un tercer ángel los siguió, diciendo con voz fuerte: Si alguno adora la Bestia y su imagen y recibe su marca en la frente o en la mano, éste beberá del vino del furor de Dios, que ha sido derramado sin mezcla en la copa de su ira, y será atormentado con el fuego y el azufre delante de los santos ángeles y delante del Cordero, y el humo de su tormento subirá por los siglos de los siglos, y no tendrán reposo día y noche aquellos que adoren a la Bestia y a su imagen y los que reciban la marca de su nombre.
Aquí está la paciencia de los santos, aquellos que guardan los preceptos de Dios y la fe de Jesús.

El Evangelio Eterno es el evangelio que se predicó siempre, que existe desde el comienzo. Es aquella verdad indestructible que los patriarcas, profetas, apóstoles y discípulos del Señor han predicado desde siempre: “Temed a Dios y dadle gloría, porque llegó la hora de su juicio, y adorad al que ha hecho el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.” Nos dice que debemos adorar al Creador, no a las criaturas… ni a las obras de Dios, como los animales, ni tampoco a las obras de nuestras manos… y no me refiero con esto a las esculturas, a los ídolos de los falsos dioses, o al falso culto que le rinden algunos católicos ignorantes a los santos que están en la gloria. Me refiero a aquellas cosas que tenemos ante nuestros ojos: el dinero, los bienes materiales, la fama, la capilla que levantamos, el uniforme, el trabajo, el estado… si, también el Estado es adorado por muchos que se dicen católicos y lo adoran antes que a Dios. 

El segundo ángel proclama la caída de este sistema de cosas… del nuevo orden mundial que, perdonen, no es ya tan nuevo, sino que está bien instalado, aunque aún falta para que llegue a su cenit. Ese sistema es Babilonia, la Gran Ramera y “todas las naciones” fornicaron con Babilonia. Todas, ninguna es la excepción. Todos los gobiernos han comulgado de esas manos, pero no desde hace treinta años… no, desde mitad del siglo XX y mucho antes también.

El Tercer Ángel es el que nos advierte, o adoramos al Creador, o nos Rendimos a Babilonia, o nos aferramos a las creaciones de los hombres, o fijamos la vista en Dios, el Creador y en la Verdadera Patria que es el Cielo.

El mensaje del Apocalipsis es un mensaje de consolación en medio de la persecución que vivimos, pero que será mucho peor. Quienes escriben como el texto que mencionábamos al comienzo, parecen Pedro en la última cena: dicen que ellos irán a luchar, pero no saben cuál es su estado real. Veamos Mateo 26: 31-46

Entonces les dijo Jesús: Todos vosotros os escandalizaréis de mí esta noche, porque escrito está: Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas de la manada. Pero después de resucitado os precederé a Galilea.
Tomó Pedro la palabra y dijo: Aunque todos se escandalicen de ti, yo jamás me escandalizaré.
Respondióle Jesús: En verdad te digo que esta misma noche me negarás tres veces.Díjole Pedro: Aunque tenga que morir contigo, no te negaré. Y lo mismo decían todos los discípulos.
Entonces vino Jesús con ellos a un lugar llamado Getsemaní y les dijo: Sentaos aquí mientras yo voy allá a orar. Y tomando a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y angustiarse. Entonces les dijo: Triste está mi alma hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo.
Y adelantándose un poco, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz; sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como quieres tú. Y viniendo a los discípulos, los encontró dormidos, y dijo a Pedro: ¿De modo que no habéis podido velar conmigo una hora? Velad y orad para no caer en la tentación; el espíritu está pronto, pero la carne es flaca. De nuevo, por segunda vez, fue a orar, diciendo: Padre mío, si esto no puede pasar sin que yo lo beba, hágase tu voluntad. Y volviendo otra vez, los encontró dormidos; tenían los ojos cargados.
Dejándolos, de nuevo se fue a orar por tercera vez, diciendo aún las mismas palabras. Luego vino a los discípulos y les dijo: Dormid ya y descansad, que se acerca la hora y el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los pecadores. Levantaos, vamos; ya llega el que va a entregarme.


Los que dijeron que lucharían, que no caerían en el escándalo fueron los primeros en quedarse dormidos. No pudieron velar con el Señor que tenía miedo, y si Jesucristo tuvo miedo en la noche en la cual sería entregado ¿Por qué hemos de negar que nosotros también tememos a la Tribulación? Nosotros sabemos que “no nos destina Dios a la ira, sino a la salvación por nuestro Señor Jesucristo” (I Tes 5: 9), pero también que no nos ahorraremos la Tribulación, por eso debemos hincarnos de rodillas y pedir al Señor la “paciencia de los Santos”: guardar los mandamientos de Dios y tener la fe de Jesús. 
Cuando hagamos los propósitos para el año 2017, no olvidemos pedirle al Señor tener la fuerza y la paciencia necesaria para poder "dar razón de nuestra esperanza” (I Pe 3: 15)



10 comentarios:

  1. Como tantas veces, haces pivot en cualquier motivo para largar tinta en elucubraciones que sólo se afanan en dar muestras de tu supuesta erudición. Sin contexto ni motivo suficiente, adornás tus palabreríos con pormenores escriturísticos y sofisticaciones lingüísticas, que sólo convencen de tus deseos de ser admirado y aplaudido.
    Sos un miserable.
    Ah: aprendé a redactar, y a poner las tildes. Tus recurrentes falencias en el campo gramatical dan cuenta de que estás errando la profesión. Dedicate a leer si querés.
    Pero escribir no sabés.
    Feliz año nuevo.

    Edgardo Ramírez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un gusto que luego de tanto tiempo pasar por aquí y destilar tu hiel, resentimiento y odio a lo evidente, hayas puesto tu nombre, en lugar de tus continuos anónimos.
      No obstante, hay algo que me sorprende: del artículo no dijiste nada, porque en realidad nada podés decir. ¿Estoy mientiendo? ¿Digo algo que no es verdad? Quizás tengas razón y sea un ignorante que no sabe escribir, pero no me ando ocultando como ustedes, para luego hacerme el gallardo caballero cristiano, que en realidad no son.
      Cuando te hayas convertido a la fe católica, cuando sepas que sin Cristo no podés, y cuando descubras que ser cristiano no es decir "¡Soy Católico! Pero que nadie se entero...", sino cumplir con la gran comisión, guardar los mandamientos de Dios y tener la fe de Jesús, hablamos...
      Decime, Edgardo, si así te llamás ¿Cuántas almas pensás llevar este año a los pies del Señor? ¿Cuántas llevaste el año pasado? ¿A cuántos diste testimonio de la fe?
      Buen año.

      Eliminar
    2. Seguís publicando cosas en tu blog, pero no así mis respuestas. Ya lo has hecho antes: gustás quedarte con la última palabra, lo cual es fácil siendo el administrador.
      Bajeza de cobarde. Justamente lo que a otros endilgas: médico, cúrate a ti mismo.

      Edgardo

      Eliminar
    3. Te equivocas. No te publico los comentarios porque me insultás y no hacés referencia al artículo... Porque en realidad sabés que digo la verdad.
      Si no te gusta el blog, si no te gusta como escribo, la temática o lo que sea, hay una solución: Dejá de visitar Sursum Corda.
      Te recuerdo en mis oraciones.
      Raúl (que siempre dió la cara)

      Eliminar
  2. Muy bueno el título, realmente estos tradis-nacionalistas encabezado por la impresentable Olga Moreno y todos los bufones que la rodean, aunque pocos ya que a la veterana le está quedando poca platita que repartir. Como dice el Padre Basilio Méramo, es una doña bastante ignorante y brutita.
    Muy Bueno el post Raúl.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor Raul creo que mensajes como los del Observador no debería publicarlos porque no son buenos frutos de caridad entre cristianos. Los santos no hablaban así de los demás. Y hace mal ese sacerdote en hablar en esos términos de una fiel, y además mujer al frente de otras personas. Chisme de bajo nivel. No permita usted que comentarios así le quiten calidad a su blog. Bendiciones

      Eliminar
    2. Estimado hermana o hermano en Cristo,
      Gracias por su mensaje. Los Santos son santos, precisamente porque pudieron vencer y luchar, por la Gracia de Dios, contra sus defectos. Piense en San Pedro, que estando tres años con Cristo, no se había convertido, y que aún, luego de recibir el Espíritu Santo, simuló para no ofender a los judaizantes.
      En cuanto al comentario del "Observador", no hizo sino repetir algo que dijo el Padre Basilio Méramo, y que como él, lo dicen muchas otras personas, incluso algunos que publican en el sitio de la señora Olga Moreno y que también envían sus artículos para Sursum Corda.
      En cuánto a si se trata de un sacerdote, eso es cosa de usted y de él. Muchísimos sacerdotes andan publicando por blogs y facebook, como Lázaro Romero, por ejemplo, quien cuenta con muchísimos alias.
      Oremos los unos por los otros, para que el Señor nos de la fuerza de vivir en estos tiempos tan difíciles.

      En Cristo,
      Raúl

      Eliminar
  3. Tu problema, Raúl es que le das bolilla a esta plétora de impresentables. Este Edgardo debe ser el mismo Jorge López o Maurice Pinay, el yorugua.

    ResponderEliminar
  4. Una cosa que me olvidé de poner y que me gustó de tu artículo es la comparación entre estos falsos tradicionalistas y Nuestro Señor Jesucristo. Él si tuvo miedo, se ve que estos que andan publicando comentarios son mejores y más valientes que el Señor.

    ResponderEliminar
  5. Mi punto de vista es que veo pocos cristianos, y me da pena ver cualquier iglesia con Rejas y cerrada. Bendiciones

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu mensaje. Si el mismo contiene insultos o groserías, será eliminado.
Benedicamus Domino!