miércoles, 30 de marzo de 2016

Convirtiendo a los Testigos de Jehová (cuarta parte)

Convirtiendo a los Testigos de Jehová IV: Cristo fue adorado verdaderamente


En las últimas semanas recibí muchos correos electrónicos sobre los Testigos de Jehová. En esos correos se planteaban varias dificultades y también, algunos consejos muy prácticos, así como algunas preguntas y consideraciones que serán incorporadas en entradas subsiguientes publicadas aquí.

En la presente publicación, trataremos el tema de la adoración de Jesucristo. Queremos demostrar a los Testigos de Jehová que Jesucristo fue verdaderamente adorado durante su ministerio público y aún antes de él. Si Dios estableció que sólo él puede ser adorado, y Jesucristo fue efectivamente adorado, podemos llevar al Testigo de Jehová a la conclusión de que Jesucristo es Verdadero Hombre y Verdadero Dios. Recordemos que esto forma parte del método indirecto para demostrar la Divinidad de Jesucristo, que parte de señalar que Jesucristo fue Verdadero Hombre en primer lugar, pero que como Verdadero Hombre, a pesar de sufrir dolor, hambre, cansancio, fatigas, e incluso, el haber llorado... era completa y absolutamente el Ser Divino. En la siguiente presentación demostraremos que el Jehová del Antiguo Testamento no es sino, el mismo Jesucristo del Nuevo Testamento. Lo importante, no lo olvidemos, no es ganar una disputa intelectual, sino llevar al Testigo de Jehová a los pies de Jesucristo, para que le reconozca como su Señor.

Una última cosa antes de comenzar el ensayo: Cuando el Testigo vuelva nunca, pero nunca se burle de él, nunca permita que el orgullo le gane a usted. Recuerde: si usted deja que su vanidad intelectual se imponga, estará dándole el triunfo al demonio, porque usted no conseguirá llevar al Testigo a los pies de Jesucristo y el mismo, o permanecerá en el error de la secta, o desesperará completamente. Por eso, antes de iniciar la charla, o retomar la conversación con el testigo, no olvide lo más importante: orar al Señor para ser un útil instrumento.

Comencemos...

En la última publicación sobre los Testigos de Jehová, se puso mucho énfasis en el pasaje de Hebreos 1: 6 y en la necesidad de que el Testigo venga con una respuesta. El pasaje, recordemos dice:

Y de nuevo cuando introduce a su Primogénito en el mundo dice: “Adórenle todos los ángeles de Dios.”

El Testigo de Jehová, cuando regrese, porque recordemos que lo comprometimos a ello, no podrá dar ninguna respuesta satisfactoria, y emplearán un truco lingüístico. Ellos dirán que en realidad, no debe entenderse “adorar” como “adorar a Dios”, sino que se trató de un “homenaje”. Ellos dirán que el término que se emplea aquí es la palabra griega Proskuneo, y que eso significa “homenajear” y que ese homenaje fue producto de que Cristo venció a la muerte y fue resucitado por Jehová Dios.

Dos cosas a tener en cuenta. En primer lugar, el texto dice “cuando introduce a su Primogénito en el mundo …” por lo tanto no es algo que ocurrió luego del ministerio de Cristo, sino al comienzo de la vida terrenal del Salvador. Tenemos entonces que decirle al Testigo que debemos buscar en la Biblia cuándo ocurrió esto. Para eso le diremos que nos acompañe al Evangelio de San Lucas. Recuerde algo: nosotros le pedimos al Testigo de Jehová usar la misma versión de la Biblia, yo recomiendo usar por lo menos dos versiones, una católica (como la de Jerusalén o la BAC) y al mismo tiempo una versión de la Reina Valera, preferentemente la Reina edición 1960 o la 1909. Recuerde que usted lo desafiará a que con cualesquiera de esas dos versiones puede probarle que Jesucristo es Dios, mientras que él intentará hacer lo mismo y verá, que dos versiones de la escritura difieren diametralmente de la que él tiene. Cuando se remita a la Versión del Nuevo Mundo, usted debe recordarle

hermano, dijimos que usaríamos la misma edición de las Sagradas Escrituras y acordamos utilizar esta, que es la Reina ¿Usted no puede demostrar su teoría con otra Biblia que no sea la que edita su Sociedad Watch Tower?

Sigamos:

Bueno, le pido entonces que vayamos al pasaje de Lucas 2: 6 – 15.

Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento.  Y dio a luz a su hijo primogénito, y le envolvió en pañales, y le acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.  Y había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño.  Y he aquí, el ángel del Señor vino sobre ellos, y la gloria del Señor los cercó de resplandor; y tuvieron gran temor.  Mas el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:  Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.  Y esto os será por señal; hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre.
 Y repentinamente fue con el ángel una multitud de los ejércitos celestiales, que alababan a Dios, y decían:  Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres.
 Y aconteció que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, que el Señor nos ha manifestado.

Repita los dos últimos versículos. Luego dígale lo siguiente.

Este pasaje que dice “Adórenle todos los ángeles de Dios” es una cita de la versión griega de la época de los Apóstoles, la Septuaginta. Mire, es una cita literal de Deuteronomio 32:43 que dice:

Regocijaos, cielos, a par de él y adórenle todos los ángeles de Dios;
regocijaos gentes, con su pueblo, y confórtense en él, todos los hijos de Dios;
porque la sangre de sus hijos ha vengado;
y vengaráse y retribuirá venganza a sus enemigos;
y a los que aborrecen, retribuirá, y purificará el Señor la tierra de su pueblo.»

Ahora, ¿Qué le parece si vemos de quién está hablando? Mire el versículo 39:

Ved, ved que yo soy, y no hay Dios, fuera de mí: yo mataré y vivir haré; heriré y yo sanaré,y no hay quien haya arrebatado de mis manos.

¿De quién habla, hermano? De Dios, de Jehová-Dios, por eso debemos interpretar literalmente el pasaje, porque es el mismo Jehová-Dios el que se hizo carne.
Pero usted me dijo que ahí no dice “adorar”, sino “rendir homenaje”, pues vayamos al DiaglotónEnfático o al Interlineal del Reino. ¿Reconoce usted estas publicaciones? Si, son publicaciones de la Sociedad Watch Tower ¿verdad? Bueno, vayamos a Hebreos 1: 6 ¿Qué dice ahí?

Y usted se encontrará con el siguiente pasaje:

οταν δε παλιν εισαγαγη τον πρωτοτοκον εις την οικουμενην λεγει και προσκυνησατωσαν αυτω παντες αγγελοι θεου

y debajo encontrá la traducción literal: “worship him”, Adórenle a él.

El Testigo insistirá en que no es adorar a Dios, sino rendir un homenaje, entonces usted vuelva al texto de la Septuaginta y le muestra que ahí dice otra cosa. Entonces empezará a usar sistemáticamente la siguiente frase:

Hermano, yo entiendo que usted quiera creer eso, pero la Biblia dice otra cosa, y yo me adhiero firmemente a lo que dice la Palabra de Dios ¿usted cree que la Biblia es la Palabra de Dios? ¿Cree que es infalible? ¿Cree usted que Dios habló y nos habla en este libro?

Sigamos con el diálogo:

Eso es lo que ocurrió cuando nació Jesucristo y fue adorado por los ángeles que daban gloria y de la que fueron testigos los pastores.

La segunda es que la palabra que se utiliza para “adorar a Jehová” es la misma que aparece en Hebreos 1:6. La palabra es proskuneo, que significa “postrarse delante de otro”, “echarse en tierra”, “adorar”.

El segundo mandamiento es muy claro: “No te postrarás delante de otros dioses”. Esto es algo que tenemos que tener en la manga y recordarlo a cada rato durante nuestra conversación con los Testigos. Lo que usted debe decirle, teniendo en cuenta los dos puntos anteriores es lo siguiente.

-Bueno hermano, creo que deberíamos consultar el Interlineal del Reino o el Diaglotón Enfático, que yo tengo aquí. ¿Reconoce usted esta publicación como una publicación de la Sociedad? Veamos lo que dice Hebreos 1:6. ¿Me pude leer lo que dice debajo? “¡Worship!” Eso es “adorar”.
Mire hermano, no me parece extraño que encontremos esto, pero antes dígame una cosa ¿Se contradice la Palabra de Dios?

El Testigo de Jehová dirá que no se contradice, pero que debe leerse en el contexto. Seguramente, habrá llevado un estudio que trata de interpretar forzosamente el pasaje de Hebreos 1:6 en el sentido que ellos les quieren dar.

Hermano, yo creo que debemos entender precisamente la Palabra de Dios en su contexto y que ella ha sido preservada fiel y verdaderamente. Y creo que si aquí dice “Adórenle todos los ángeles de Dios”, quiere decir precisamente eso, que el Padre ordenó a todos los ángeles que adoren al Niño que acababa de nacer. Dígame pues, cómo es que su estudio dice que esa “adoración” u “homenaje” fue una vez acabado el ministerio de Cristo, si vemos que se trata del nacimiento? ¿Qué mérito tenía Jesús para ser homenajeado si era sólo un bebé? ¿No estaríamos sacando de contexto el pasaje, si decimos que en realidad cuando dice “al introducir…” en realidad no aparece?. Yo acepto plenamente lo que la Biblia dice, y aquí dice, en griego proskuneo, adorar, inclinarse… y no simplemente rendir un homenaje, porque Dios prohibió inclinarse ante falsos dioses o creaturas, y aquí dice que Dios mismo ordenó que se adore al Hijo.

Vamos por favor a San Mateo 2:2 y veamos que los Magos de Oriente se presentaron ante Herodes para adorar al Mesías. Dice “venimos a adorarle”, mire el texto griego: proskuneo. Mire ahora el versículo 8, Herodes les dice que averigüen dónde está el niño para ir él también a adorarle ¿No dice esa misma palabra en el texto griego? ¿Y que dice en e versículo 11?

El testigo con el que yo trabajé me presentó un texto diciendo que los Magos eran paganos. Esta es la mejor respuesta

Bueno, quizás eran Paganos, pero fíjese que San Mateo no lo era, sino que era un cristiano, y Mateo no censuró la actitud de los Magos. Por favor ¿Podemos ver otro pasaje? Mire Mateo 14:33:
Entonces los que estaban en la barca le adoraron diciendo “verdaderamente eres el hijo de Dios”
¿Qué palabra hay debajo? Proskuneo. ¿Por qué en su Biblia dice “le rindieron homenaje”? ¿Por qué está así traducido, si esa palabra fue vertida de otra manera en Apokalypsis. Dígame por qué en Apocalipsis14:2 lo traducen como “adorar” y porqué cuando se trata de Jesucristo ponen “rendir homenaje”.

Vea por ejemplo Mateo 14:25

Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar.
Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: !!Un fantasma! Y dieron voces de miedo.
Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: !!Tened ánimo; yo soy, no temáis!
Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.
Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.
Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: !!Señor, sálvame!
Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?
Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento.
Entonces los que estaban en la barca vinieron y le adoraron, diciendo: Verdaderamente eres Hijo de Dios.

Mire, aquí dice proskuneo, y no sólo eso, sino que Pedro le llama “Señor”, y ustedes tradujeron “Señor” por Jehová, pero no cuando se trata de Jesús. ¿Puede decirme porqué? ¿Cómo saben cuando traducir de una manera o de otra? ¿Cómo sabe usted cuándo proskuneo es adorar o es sólo rendir homenaje?


Dígame, si está mal que lo adoren ¿Por qué Jesús no hace lo mismo que el Angel del Apocalipsis que reprende a Juan? ¿Por qué Jesús acepta la adoración? Mire Marcos 5:6

Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él.
Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes.
Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo.
Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos.
Y le rogaba mucho que no los enviase fuera de aquella región.
Estaba allí cerca del monte un gran hato de cerdos paciendo.
Y le rogaron todos los demonios, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos.
Y luego Jesús les dio permiso. Y saliendo aquellos espíritus inmundos, entraron en los cerdos, los cuales eran como dos mil; y el hato se precipitó en el mar por un despeñadero, y en el mar se ahogaron.

Mire, hermano, ¿Qué palabra se usa aquí para arrodillar? ¿El demonio no reconoce que Jesucristo es el Hijo de Dios? ¿Y si el Hijo de Dios es sólo un ser creado, como es que le teme? ¿No recuerda usted que el Arcángel Miguel, en Judas 1: 9 no reprende a Satanás y aquí Jesucristo reprende al demonio y el demonio le teme? ¿Cómo pues, entonces, Jesucristo es un ángel?

Vayamos a San Lucas 24:52

Ellos, después de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo

¿Me puede leer que dice en el interlineal? ¿No dice ahí Proskuneo?

Le pido, por favor ver ahora Juan 9: 35-38, cuando Jesucristo cura el ciego de nacimiento:

Oyó Jesús que le habían expulsado; y hallándole, le dijo: ¿Crees tú en el Hijo de Dios?
Respondió él y dijo: ¿Quién es, Señor, para que crea en él?
Le dijo Jesús: Pues le has visto, y el que habla contigo, él es.
Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró.
Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados.
Entonces algunos de los fariseos que estaban con él, al oír esto, le dijeron: ¿Acaso nosotros somos también ciegos?
Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece.

Mire otra vez dice que Jesus acepta la adoración y que el ciego le dice “Señor”, “Kurios”, que ustedes mismos han traducido eso como “Jehová”.

Dígame, hermano, la Palabra de Dios dice que Jesucristo fue adorado ¿A quién le va a creer usted, a la Biblia, o a la Revista Atalaya? La Palabra de Dios dice que a Jesucristo lo adoraron. Eso está escrito. Dígame ¿Cree usted en la Palabra de Dios? Yo sí y me aferro firmemente a ella. 

domingo, 27 de marzo de 2016

Cristo Resucitó






Cristo Resucitó

¡Verdaderamente Resucitó!


Cristo ha resucitado de entre los muertos, con su muerte ha vencido a la muerte y ha dado la vida a todos los que estaban en la tumba.
Las puertas del infierno se rompen bajo sus pies, Cristo saca a Adán y Eva de la tumba. Por encima de Eva: Elias, Moisés y Abel; por encima de Adán: San Juan el Bautista y los Reyes David y Salomón, antepasados de Cristo.


Sursum Corda saluda a todos sus lectores, amigos y colaboradores
así como a todos los fieles de Cristo Jesús
en esta Pascua del año 2016 de Nuestro Señor

viernes, 25 de marzo de 2016

San Agustín: La encarnación





San Agustín de Hipona, Catequesis para adultos (31-32. 33.39: PL 40, 333.334.338)


Desde el comienzo del género humano hasta el fin del mundo seguirán existiendo dos ciudades, que ahora se hallan físicamente mezcladas, si bien separadas en sus aspiraciones: la ciudad de los inicuos y la ciudad de los santos, dos ciudades que en el día del juicio serán incluso corporalmente separadas.

Todos los hombres y todos los espíritus que humildemente buscan la gloria de Dios y no la propia, y siguen a Dios por el camino de la piedad, pertenecen a una misma sociedad. Sin embargo, el Dios lleno de misericordia se muestra paciente incluso con los hombres impíos y les da un plazo para que se arrepientan y corrijan. Pues si es verdad que borró a todos mediante el diluvio, a excepción de un único justo con su familia, a quien quiso salvar en el arca, es porque sabía que los demás no tenían voluntad de corregirse. No obstante, durante los cien años que duró la construcción del arca, se les predicaba el inminente castigo que se iba a abatir sobre ellos; y si se hubiesen convertido a Dios, Dios les hubiera perdonado, como más tarde perdonó a la ciudad de Nínive que hizo penitencia. Con el sacramento del diluvio —del que los justos fueron liberados por el leño del arca— se preanunciaba la futura Iglesia, a la que Cristo, su rey y su Dios, libró del naufragio a este mundo mediante el misterio de su cruz. Pues no ignoraba Dios que incluso de aquellos que habían sido salvados en el arca, nacerían hombres malos, que habían nuevamente de cubrir la tierra con sus perversiones. Y sin embargo, exhibió una muestra del juicio futuro y preanunció la liberación de los santos mediante el misterio del madero.

Pero ni siquiera entonces faltaron justos que buscaran piadosamente a Dios y vencieran la soberbia del diablo, ciudadanos de aquella ciudad santa, a quienes curó la futura humillación de Cristo, su rey, revelada por el Espíritu Santo. Entre éstos, fue elegido Abrahán, piadoso y fiel siervo de Dios, a quien le fue demostrado el misterio del Hijo de Dios, de modo que los creyentes de todos los pueblos, imitando su fe, fueran llamados hijos suyos en las generaciones venideras. De él nació aquel pueblo que adoraría al único verdadero Dios, que hizo el cielo y la tierra. En este pueblo fue con mayor evidencia prefigurada la futura Iglesia. Se componía de una muchechumbre de gente carnal, que daba culto a Dios sólo por los beneficios materiales. Pero entre esta muchedumbre había un resto con la mira puesta en el futuro descanso y que buscaba la patria celestial. A este resto le fue proféticamente revelada la futura humillación de Dios, nuestro rey y nuestro Señor Jesucristo, para que en virtud de esta fe, fueran sanados del tumor de la soberbia. No sólo las palabras, sino la misma vida, el matrimonio, los hijos y las acciones de aquellos hombres que precedieron en el tiempo al nacimiento del Señor, fueron una profecía de este tiempo en que, por la fe en la Pasión de Cristo, se congrega la Iglesia con hombres de todos los pueblos. Y en todo esto se preanunciaban los misterios espirituales, que se refieren a Cristo y a la Iglesia. De esta Iglesia eran también miembros aquellos santos, que vivieron en esta tierra antes de que Cristo, el Señor, naciera según la carne.

Pues la ley se cumple sólo cuando, no por codicia de bienes temporales, sino por amor al legislador, se observa lo que él mandó ¿Quién no se esforzará en devolver al Dios justísimo y misericordiosísimo el amor con que él nos amó primero a nosotros injustísimos y llenos de soberbia, hasta el punto de que, por nosotros, no sólo envió a su único Hijo a vivir en nuestra compañía, sino a ser muerto por nosotros y para nosotros?

lunes, 21 de marzo de 2016

Reflexión en un domingo de ramos

Reflexión del Domimgo de Ramos: la miseria del sepulcro blanqueado


Pensé en subir hoy un breve estudio sobre el Domingo de Ramos, pero luego de hablar con varios amigos y hermanos en la fe, creo que será mejor dejarlo para mañana o pasado. Hoy quiero contarles de algo que me debió sorprender, que me dolió y, por qué no admitirlo, me indignó.

¿Por qué digo “me debió sorprender”? Porque no me sorprendió en absoluto. Aunque quise, no una, sino otra y otra vez a lo largo del domingo en que me llegó el comentario a Sursum (comentario que no publicaré en la entrada, como esa persona esperaba), traté de sorprenderme, más me fue imposible. ¿Por qué? Porque la actitud es típica del llamado “tradicionalismo”.

¿Qué es el tradicionalismo? Ya lo dije muchas veces aquí en Sursum: el tradicionalismo no es la tradición católica, sino una actitud farisíaca y barroca, una posición ritualista, pero carente de la fe. El tradicionalista ama la Misa Tridentina, porque cree que toda la fe, toda la lucha, toda la “resistencia” se basa en el derecho a esa Misa, pero no llega a comprender que esa Misa expresa una fe que es la fe de Cristo. EL tradicionalista habla de Trento, pero jamás leyó el magisterio de la época tridentina, el tradicionalista ama al Papa, pero no sabe bien ni llega a comprender cual es la función del Papa. El tradicionalista es como el anglocatólico del siglo XIX que pensaba que ser católico era tener una Misa de espaldas y un ritual en latín, escribir en inglés clásico y mucho incienso… así es el tradicionalista. Así son los cientos de miles de tradicionalistas que ayer, más que ningún otro día del año abarrotaron las capillas y centros de Misa en todo el mundo. Ellos aman la expresión de la fe, pero no la fe en sí misma. Ellos aprecian el ritual, pero desconocen lo que le ritual expresa. No les interesa, porque el desideratum  lefebvrista de “la causa de nuestro combate: la Misa Tridentina” expresa de manera cabal toda su espiritualidad farisíaca.

Este tradicionalismo está cruzado además por el ánimo sectario, por la lucha personal, por los problemas y celos individuales.

Ayer leí el patético comentario de un anónimo atacando al obispo Juan José Squetino y a los pseudo-presbíteros Juan María Ibacache y Cristian Muñoz Lillo, quienes, sin ninguna competencia, sin ninguna preparación ni aptitud canónica fueron “ordenados” por Juan José Squetino al presbiteriado. Aquí en Sursum denunciamos estas “ordenaciones” como gravemente ilícitas y muy probablemente inválidas por falta de aptitud canónica de Juan María Ibacache y Cristian Muñoz Lillo. Denunciamos además a Juan José Squetino como desviado de la Sana Doctrina, como adherente al conciliarismo y expusimos esos errores graves. Pero todo lo que hicimos lo hicimos desde la fe, desde el amor a la Fe que Cristo entregó.

Los partidarios de Squetino quisieron hacer ver que todo esto era una cuestión personal. Lo mismo intentaron aquellos que, viendo nuestra denuncia saltaron a golpear al obispo conclavista. Ninguno de esos dos partidos, en cambio, se centró en la defensa de la Fe Católica, ninguno de esos se preocupó por la Doctrina de Cristo… por el contrario, pretendieron hacer uso de un espacio dedicado a la Sana Doctrina a favor o encontra de Squetino, y la causa de la Verdad quedaba en un segundo plano.
La persona que escribió, acusando a esos dos presbíteros de un pecado muy grave ha demostrado su amor por la Doctrina Cristiana. La persona que, bajo un anónimo acusó a Squetino demostró cuánto le preocupa la Fe de Cristo. Nada. Nada de nada. Así es la fe de esa persona, así es la fe de aquellos que han convertido a la Tradición Católica en el tradicionalismo muerto y seco, que como los ramos de olivos que ayer fueron a bendecir a los centros de Misa, se irán marchitando y quebrando con el pasar del tiempo. Fe muerta, fe arrancada del árbol, fe esteril que no puede dar frutos, porque está seca.
El anónimo comentarista, quien cual cobarde, se ocultó bajo el anonimato, actuó con la misma actitud de los Apóstoles en la última Cena. Mientras el Λóγος encarnado se preparaba para ser inmolado para la salvación, ellos discutieron sobre quién era el más grande (Lc 22: 24), poco después de que Cristo les revelase que uno de ellos lo habría de entregar a la muerte (Lc 22: 21ss).  También Cristo dirigió unas palabras a San Pedro, que en lugar de llenarlo de humildad, lo enorgullecieron e hicieron que él se creyera elevado por sobre sus hermanos. Por eso, habló sin pensar, dejó que su orgullo y su lengua fuera más rápida que el Espíritu:

“Señor, contigo, pronto estoy así a prisión como a muerte ir» (Lc 22: 33)

Y Pedro no creyó en las palabras del Señor que lo habría de negar por tres veces, hasta que eso ocurrió, y cuando ocurrió, lloró con amargura (Lc 22: 61-62), con dolor, con ese dolor que nos embarga cuando pecamos y sentimos la mirada del Salvador, quien sufrió y se humilló hasta la muerte… y muerte de cruz (Heb 5: 8) por nosotros.

Cuando Cristo habló de espadas, los apóstoles las sacaron para que él las contemplara ¿Cuánto tiempo las habrían tenido escondidas y preparadas? ¿Durante cuanto tiempo habrían ellos estar expectantes para empezar a dar muerte a otros y así demostrar su valía? Así también los tradicionalistas, como el cobarde comentarista, sacan a relucir la miseria de los otros, las debilidades de los demás, con tal de herir y lastimar. Pero de la fe, nada.

No tienen nada que decir de la fe, nada que decir de la doctrina, porque no la conocen, porque la ignoran y tampoco les importa. Por ello mismo, para reparar ese crimen contra le fe, en plena semana santa, en una época en la que deberíamos estar orando por el perdón de nuestros pecados, leyendo y meditando la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo… yo los invito a todos ustedes, mis amigos, lectores y colaboradores del blog, a orar por tantos tradicionalistas desviados, por tantos tradicionalistas que se alimentan de las miserias humanas, que esparcen los chismes, que viven de la basura, que se presentan como grandes defensores de la fe, pero que en realidad son como los fariseos: sepulcros blanqueados.

El Señor nos de la Gracia de nunca ser así, que el Señor nos de la gracia de recordarnos como lo que somos, seres miserables, caídos, pecadores que necesitamos al Médico que cura nuestra alma, que necesitamos al Maestro que nos enseña la Verdad. Señor, ten piedad de nosotros que somos pecadores, ten piedad de todos nosotros. Danos la Gracia de seguir en tu Gracia.

jueves, 17 de marzo de 2016

Diagloton Enfatico / Emphatic Diaglott

Presentamos en Sursum Corda el Diaglotón Enfático, en Inglés conocido como Emphatic Diaglott. Se trata de una interesante traducción bilingüe (de allí diaglotón) del Nuevo Testamento, presentando el texto griego, según la recensión de Johann Jakob Griesbach basada en el Codex Vaticanus.

Este volumen, al que usted puede acceder haciendo un click aquí o bien en la imagen que acompaña esta entrada, tiene en una columna el texto griego con la traducción literal debajo, y en otra columna, la traducción al texto bíblico al inglés. Es muy interesante señalar que esta versión traduce el término κύριος por "Jehová", en lugar de "Señor", en la segunda columna.

Resulta de particular utilidad por dos motivos; el primero es que se trata de una herramienta fundamental para cualesquier estudio bíblico, ya que siempre debemos contar con una edición interlineal; también es de gran utilidad porque nos sirve para trabajar con los Testigos de Jehová,a fin de mostrarles como la iglesia de ellos adulteró la "Biblia" que ellos publican.

En el año 1900, los derechos de publicación fueron comprados por los incipiestes "Estudiantes de la Biblia" de Charles T. Russel, hoy conocidos como "Testigos de Jehová". Ellos lo publicaron hasta 1942, y cuando en 1990 entró al dominio público, decidieron hacer una tirada económica que suelen regalar en los Estados Unidos. En mi trabajo con miembros de esta secta, intenté acceder a una versión impresa, pero me fue imposible. Fuera de Estados Unidos parece que es imposible dar con este material. Por esa razón, y porque se trata de una muy buena herramienta para cualesquier estudio bíblico, ponemos  a disposición de los lectores de Sursum Corda esta versión interlineal.

viernes, 11 de marzo de 2016

Convirtiendo a los Testigos de Jehová (tercera parte)

Los Testigos de Jehová: Cómo llevarlos a los pies del Señor


Ha causado muy buena impresión el artículo introductorio sobre cómo convertir a Cristo, a los Testigos de Jehová. Dijimos que había dos maneras de abordar el tema de la Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo. El primero es el que todos conocemos desde la niñez, el llamado “método directo”, que con los testigos es un mal método, porque ya conocen todos los pasajes y aprendieron de memoria como responder. Por lo tanto tenemos que emplear el segundo método, que es el “método indirecto”. Este método consiste en, no demostrar que Jesús es Dios, sino que es Verdadero Hombre, y también Verdadero Dios.
Vimos en el artículo anterior lo importante que es tomar siempre la iniciativa y tener e control del estudio bíblico. Como dijimos también, conviene insistir en la existencia de un Verdadero Cristo y de un falso cristo, un cristo de mentira creado por quienes no tienen la doctrina verdadera.  Usted puede decirles:

Cuando yo estudio las cartas de los Apóstoles en las escrituras griegas, me doy cuenta que hay un gran peligro en tener un falso Cristo y un Falso Evangelio. Por eso, hermanos, yo le dedico mucho tiempo a estudiar para conocer al Verdadero Cristo y ser fiel al Verdadero Evangelio.

A )Note la utilización del término “hermanos”, no piense que usted por ello está diciendo que comulga con herejes, sino que los reconoce como seres creados por Dios y a quienes Dios ama y desea que se salven. Dice San Pablo que a quienes están desviados debemos tratarlos, no como enemigos, sino amonestarlos como a hermanos.

b) Note como usted en ningún momento utiliza el pasado. No dice que le “dedicó” ni que “conoció” a Cristo y el Evangelio, sino que aún le dedica y aún está conociendo a Jesucristo. Esto es una verdad que tenemos que recordar siempre: siempre podemos conocer más y mejor al Señor y siempre podemos vivir y compartir mejor su Evangelio.

En San Juan (17:3) , leí que depende la vida eterna de conocer a Jesús: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.”

Este es uno de los versículos favoritos de los Testigos, por lo que usted ya les está quitando más iniciativa.

La vida eterna, depende del conocimiento del único Dios Verdadero y de Jesucristo, su enviado para la salvación del mundo. Por eso mismo, hermanos, yo temo mucho cuando alguien predica un falso Cristo y falso evangelio.

Ahora vamos a empezar entonces presentar al Jesús que nosotros tenemos. Por favor, esto es muy importante y la continuación de nuestro apostolado con este testigo depende de cierta prudencia: no hay que usar el término Trinidad, porque el término no está en la Biblia, aunque sí está la doctrina de la Trinidad. A ellos les enseñaron que la Trinidad es una doctrina pagana, que se trata de 3 Dioses. Por eso debemos evitarlo y usar el término bíblico: Divinidad. En nuestra próxima entrega demostraremos como la Trinidad está en la Biblia y muy especialmente en el Antiguo Testamento.
Usted le dirá que desea presentar el Cristo que usted cree y luego, le pedirá que él le muestre el Cristo en el cual él cree.

Mire hermano, yo creo que el Jesús de la escritura es plenamente hombre… como usted y yo. Plenamente hombre: tuvo hambre, sed, tenía que dormir, trabajó y sufrió. Tuvo dolor… era hijo de Dios como usted y como yo. ¿Acaso no dijo Jesús “Dios es mi padre”? El Jesús que aquí se presenta [y señale la Biblia], especialmente en Juan 14:28 dice “Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo.” ¡Jesús como hombre era inferior al padre! ¡Nada podía por sí mismo! Sujeto en todo al Padre, de hecho era obediente al Padre en todo… y mire lo que dice aquí en Filipenses 2:8 “Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” Y también aquí, ceo que él era inferior como hombre al Padre, incluso ni siquiera sabía el día de su Segunda Venida:

“Pero de aquel día o de aquella hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.”

Ve hermano, el Hijo y el Padre no son la misma persona, no son dos modos del mismo Dios. Creo que Jesús, el Hijo de Dios estaba en todo sujeto al Padre, y fue obediente en todo” se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.” ¡Qué Maravilloso!
Pero sabe una cosa, hermano, aquí en las Sagradas Escrituras, veo que hay un Cristo que tiene otra característica. Le pido, hermano que vayamos un segundo a la Tentación de Jesús en Mateo 4: 8-10

Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.
Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

Dígame hermano ¿No le parece contundente aquí que sólo debemos adorar a Dios y sólo a él servirle? ¿Usted cree que podemos adorar a otro que no sea Jehová Dios?

[El testigo, responderá afirmativamente, si pretende decir algo más, repita la pregunta “¿Usted cree que podemos adorar a otro que no sea Jehová Dios?”]

Jehová es el único Dios verdadero ¿No? Entonces yo encontré un versículo muy interesante, que ha mostrado algo muy importante sobre el Señor Jesús. Está en Hebreos 1:6, el Padre ordena algo: “Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.”
Yo le pregunto hermano, si Jesús es sólo un ángel ¿Cómo es que el Padre ordenó que todos los ángeles le adorasen? ¿No dice aquí que debemos adorar a Jesús? ¿Quién dice que debemos adorar a Jesús? ¡El Padre! ¿Cree usted hermano que la Palabra de Dios se contradice? Yo no creo que la Palabra de Dios se contradice, porque sino no sería la Palabra de Dios. Si Cristo es sólo un ángel, entonces el Padre les pidió que realizaran un acto blasfemo, un acto horrible… y los dos sabemos que eso es imposible. Entonces, hermano, dígame ¿Qué piensa usted de este versículo?
Mire, yo veo en las Escrituras que Jesús es pleno hombre, pero también en ellas veo que es Dios, Verdadero Dios, porque si él es sólo un hombre, jamás podría haber dicho el Padre que se lo adore. ¿No le parece hermano? Y fíjese que aquí en 1 Juan 5: 20 “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.
¿Ve? Jesucristo, el Hijo de Dios es el Verdadero Dios y la Vida Eterna.

Aquí normalmente se interrumpe el estudio. El Testigo (y jamás me pasó algo diferente) se levantará y tratará de irse. Usted debe evitarlo por todos los motivos. Insista en este punto:
Hermano, yo creo como usted en que Jesús COMO HOMBRE es inferior al Padre, pero si Jesús no es Dios, ¿Cómo es posible que el Padre ordenó a todos los ángeles que deben adorar a Jesús?

Usted debe pararse en este punto, bajo ningún motivo. Ante cualquier respuesta diga: 

“Mire hermano, la Biblia dice que sólo debemos adorar a Jehová ¿No reprendió el ángel de Apocalipsis a Juan, porque lo quiso adorar? Hermano, por favor, si Jesús es un ángel, cómo es que fue adorado? Fíjese por usted mismo en Apocalipsis 19:10: “Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

Los Testigos normalmente le dicen que no tienen tiempo en el momento, que estudiarán la cuestión y que volverán. Pero ellos no vuelven ante esto.  Por eso debemos volver al primer artículo que publicamos en esta serie ¿Qué buscamos con este estudio bíblico? ¿queremos ganar una discusión o queremos que el testigo de Jehová abandone el error y crea en Jesucristo, Verdadero Dios? Yo le recomiendo el siguiente diálogo

Mire hermano, yo sé que usted tiene que irse y estudiar el tema. Pero quiero contarle algo. Me ocurrió (o escuché, no mienta NUNCA), que los Testigos, cuando son puestos ante este pasaje, no vuelven nunca. Pero yo siento que usted es un hombre honesto, que ama a Dios y a la Palabra de Dios. Si usted está seguro que está en la Verdad, yo sé que regresará… pero si usted no regresa, usted me estará diciendo que no está en la Verdad y que su doctrina no es la verdadera porque no se puede sostener con la Sagrada Escritura. Usted no va a mentir ¿verdad que no me está mintiendo? Yo sé que usted no me mentiría. Mire, si usted no viene, cada vez que alguien me pregunte algo sobre los Testigos, yo diré que mienten y que no tienen la Verdad y no tienen la Doctrina de la Biblia.

Los testigos, a pesar de los prejuicios de muchos autodenominados cristianos, son personas sinceras y creen realmente en lo que predican. Ellos, si son verdaderos Testigos vendrán, pero vendrán con inseguridad. Ya está preparado el Camino para llevarlos a la Senda del Señor. Ore mucho, estudie y siga orando. Piense, cuando despida al testigo que usted está realizando un apostolado, con la ayuda de Dios… y con la Ayuda de Dios un alma se estará preparando para conocer a Jesucristo el verdadero Dios, y la vida eterna.” (1 Juan 5: 20).





Convirtiendo a los Testigos de Jehová (Segunda parte)

¿En qué creen los Testigos de Jeohvá?


Siguiendo con la serie de ensayos que tratan sobre cómo llevar a Cristo a los Testigos de Jehová, conviene, antes de proseguir, aclarar algunas cosas muy importantes respecto a la doctrina de ellos.
Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los Testigos de Jehová parecen muy seguros de su doctrina, por el hecho de que la han memorizado, pero, sobre todo a los recién conversos, les cuesta muchísimo creerla.
Lo segundo es que pocos pueden defender su cristología sin ayuda de las publicaciones de la Sociedad..., por eso usted debe SIEMPRE recurrir a la Biblia y exigirle al Testigo que se ajuste a lo que dice la Palabra de Dios, y cuando la interpretación de él, contradiga la Biblia, la mejor frase es

Bueno, aunque ahí la Revista Atalaya/La Sociedad diga tal cosa, aquí Dios dice otra cosa. Y yo me adhiero con todas mis fuerzas a la Palabra de Dios, porque ella debe ser nuestra regla ¿No le parece?

Ahora bien, conviene que aclaremos en qué creen los Testigos de Jehová. Ellos sustentas sus creencias en una serie de pasajes bíblicos muy interesantes, que lamentablemente, por analfabetismo bíblico de muchos cristianos, les dan una gran ventaja al momento de iniciar la discusión. En esta publicación no nos detendremos en qué contestarles, sino que vamos a proponer un ejercicio ¿Cómo piensa usted que podría contestar a la siguiente proposición y los subsiguientes argumentos?

Ellos creen que en el principio existía sólo Jehová, que es únicamente Dios Padre y que el primer ser creado fue el Arcángel Miguel, el Jefe de los Ángeles. Este Miguel de los Testigos es el creador de todo lo demás, pero lo es por medio del Padre. Por lo tanto, Jesús es un ser creado, un ser menor, no es el Dios de la Biblia, sino sólo el principio de la creación

Apocalipsis 3:14: Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto…

Para ellos esto demuestra que Jesucristo fue el primer ser creado.

Colosenses 1: 15
El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.


Esto, según los Testigos demuestra que Jesús no tiene vida en sí mismo, sino que esa vida deriva de Jehová Dios, que para ellos es, únicamente el Padre.

Para ellos, Jesús antes de venir a la tierra, además de ser el Arcángel Miguel, carecía aún de cuerpo físico. Peor cuando fue enviado a la tierra, tom´un cuerpo físico y tras morir y ser resucitado, fue llevado por Dios y exaltado por Dios. Él entonces recibió una deidificación, fue llamado "un dios", similar a Satanás, que es el dios de este mundo, pero Cristo es el dios del Universo, pero un dios menor.

También utilizan dos pasajes del Antiguo Testamento. Uno de ellos es el de Probervios 8: 22-30

Jehová me poseía en el principio,
Ya de antiguo, antes de sus obras.
Eternamente tuve el principado, desde el principio,
Antes de la tierra.
 Antes de los abismos fui engendrada;
Antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas.
Antes que los montes fuesen formados,
Antes de los collados, ya había sido yo engendrada;
No había aún hecho la tierra, ni los campos,
Ni el principio del polvo del mundo.
Cuando formaba los cielos, allí estaba yo;
Cuando trazaba el círculo sobre la faz del abismo;
Cuando afirmaba los cielos arriba,
Cuando afirmaba las fuentes del abismo;
Cuando ponía al mar su estatuto,
Para que las aguas no traspasasen su mandamiento;
Cuando establecía los fundamentos de la tierra,
Con él estaba yo ordenándolo todo,
Y era su delicia de día en día,
Teniendo solaz delante de él en todo tiempo.

Y finalmente, uno de los pasajes favoritos que tienen contra la doctrina de la Santísima Trinidad es Deuteronomio 6:4

 Escucha, oh Israel, el SEÑOR es nuestro Dios, el SEÑOR uno es.

Casi todos los estudios bíblicos de los Testigos recurren y apelan constantemente a estos pasajes. Si usted no sabe como responder a esto, no inicie la conversación, aguarde un poco más. Ore mucho, estudie con paciencia la Palabra de Dios. Recuerde, si usted emplea el método directo, es decir, apelar a Juan 1:1, ellos saldrán con estos versículos, por lo tanto, usted debe emplear el método indirecto, primero aclarar que usted cree en un Jesús que es plenamente y totalmente hombre, y luego, recién luego que dejó en claro que usted cree que Jesús como hombre era inferior al Padre, allí debe pasar a demostrar que él también es Verdaderamente Dios. Para eso, queridos amigos, les recomiendo la próxima entrada en esta misma sección.

Respuesta a una conversa

Hace pocos días recibí el siguiente comentario por una lectora que firmó como "buscadora". El comentario contenía varias preguntas y decidí contestarlas en una entrada, porque los temas que trata son muy importantes. Dejo primero el comentario y luego mis respuesta.

Buenos dias, se que no viene al caso, la verdad hasta hace poco sostenia las creencias protestantes para la salvacion a pesar de que fui bautizada como catolica cuando niña, para mi ha sido muy confuso desde que decidi volver a la Iglesia Catolica y me encuentro con toda esta informacion, viniendo de un lado y del otro, lo unico q tengo claro es que la secta del vaticano II no es la verdadera Iglesia Catolica, que la Sede de Pedro esta vacante desde 1958 y que practicamente no hay donde recibir los sacramentos.
Uno de los temas que mas me inculcaron cuando estuve expuesta al protestantismo es que Maria no era importante solo fue una Virgen que sirvio para que Jesus pudiera venir al mundo como decian las Santas Escritura, no se le debia el mayor reparo en su persona. En la Fe Catolica ella es una figura importante, la Madre Dios, la Reina del cielo y la tierra, nuestra abogada y el Arca de la nueva Alianza, algo dificil de asimiliar para alguien quien desde muy niña se le dijo lo contrario.
Ahora bien, leyendo el escrito de San Luis Maria de Monfort, me genera duda de si lo que el sostiene de que es necesario la consagracion a La Satisima Virgen Maria es una exageracion? Le da demasiado protagonismo a ella y tal vez eclipsa un poco a Nuestro Señor Jesucristo? Se debe tener esta consagracion como una herramienta para la salvacion? Por favor comentame cual es tu opinion al respecto.
Por otra parte, en esta epoca de gran apostacia entonces donde debemos recibir los sacramentos y como se que ya soy miembro de la verdera Iglesia catolica?
Me disculpo por mi ignorancia en algunos temas, apenas he comenzado a investigar un poco de cadacosa, pero tanta informacion me abruma, aunque creo que El Espiritu Santo me ha dado algunos empujones en la direccion correcta, me ha gustado mucho el contenido de tu blog me ayudado mucho para entender mejor cierto temas, ya que me he encontrado primero con el contenido de los hermanos Dimond y ellos me generaron mas dudas. Espero que puedas responderme prontamente, y gracias de antemano por tu respuesta.

Estimada Buscadora,
Muchas gracias por su gentil comentario. Me interesaría mucho que nos explicara aquí cuales son esas “creencias protestantes”, porque desde la época de la Primera Reforma (Lutero, Melachton, Calvino…) hasta hoy ha corrido mucha agua bajo el puente, y las creencias sobre la salvación han variado de sobremanera. Así, por ejemplo, los Adventistas sostienen la creencia en el Juicio Investigador, que es un juicio por obras, los evangélicos sostienen que la salvación se alcanza por el re-nacimiento tras el baptismo del Espíritu Santo, y algunos anglicanos sostienen que usted se puede salvar, por la fe y las obras…

Comprendo mucho la confusión que usted puede sentir. Cuando yo me convertí a la fe católica venía de una crianza en el modernismo y luego, de algo que era poco menos que el deísmo puro. Y si bien tenía muchas preguntas y muchas dudas, tenía una gran certeza: La fe Católica es la única fe verdadera, ella es la Iglesia de Cristo, la Iglesia que él fundó y por la cual derramó su sangre. La Iglesia de los mártires, la Novia del Cordero.. Me llevó un buen tiempo o más, también, pasar del Lefebvrismo al sedevacantismo, y de allí a comprender que la “Sede no está vacante”, sino que está “usurpada". La Iglesia Conciliar del Vaticano II no es la Iglesia Católica, es otra Iglesia, la que podemos llamar, con toda razón, la Iglesia del Anticristo.

Sobre el tema de la Santísima Virgen María, hoy encontramos que en la Iglesia Conciliar, existe una desviación mariológica muy importante: algunos han colocado a la Theotokos al mismo nivel de Dios (lo cual es idolatría, lisa, pura y llana), mientras que otros la han rebajado a menos que los Testigos de Jehová (una blasfemia e insulto).
Quisiera ahora adentrare en el núcleo de su carta:

Ahora bien, leyendo el escrito de San Luis Maria de Monfort, me genera duda de si lo que el sostiene de que es necesario la consagracion a La Satisima Virgen Maria es una exageracion? Le da demasiado protagonismo a ella y tal vez eclipsa un poco a Nuestro Señor Jesucristo? Se debe tener esta consagracion como una herramienta para la salvacion? Por favor comentame cual es tu opinion al respecto.

En primer lugar, San Luis María no sostiene en ningún momento, si leemos sus obras de manera completa y coherente con la época y su estilo, que consagrarse a la Santísima Virgen nos garanticen la salvación. Lo que él dice, es que la devoción a la Santísima Madre de Dios nos ayuda a perserverar en la Fe y la Práctica Católica. Es como el escapulario: yo puedo tener el escapulario y no importarme nada, pero también, puedo recordar que lo tengo y por eso mismo rechazar con más fuerza, con más razones y con más ayuda de la Virgen María, las tentaciones que el Demonio nos coloca a cada paso. La consagración es una ayuda, no la razón de nuestra salvación, la cual es sóla y únicamente por Jesucristo, Nuestro Señor.

Por otra parte, en esta epoca de gran apostacia entonces donde debemos recibir los sacramentos y como se que ya soy miembro de la verdera Iglesia catolica?

Esta pregunta también es muy interesnte. ¿Dónde recibir los sacramentos? A mi me gustaría complementarla con otra ¿Tenemos que recibirlos sí o sí y a cualesquier precio?
Hay algunos pocos sacerdotes católicos aún, que son válidos y lícitos. Si usted no tiene ninguno cerca, lo mejor es rezar continuamente, vivir cristianamente y adorar en su hogar a Jesucristo, Verdadero Hombre y Verdadero Dios.

También quiero agradecerle la gentil carta que me envía, pero sobre todo tenga en cuenta: Cristo no cambia, su verdad no cambia, los que cambian, los que alteran la Verdad, no pueden ser de Cristo.

jueves, 10 de marzo de 2016

Los verdaderos alimentos de la vigilia

Enviado por un sacerdote católico de rito oriental


Unos fieles preguntaron al Padre Espiritual: “¿Padre, cuáles alimentos se nos permite comer en la Cuaresma, y cuáles no?”. 

Él comprendió que su preocupación se apegaba al “menú” cuaresmal y descuidaban el espíritu del ayuno que supera meros alimentos de vigilia. Les contestó así: 

"La Iglesia recomienda, en esta temporada, tres tipos de alimento que Jesús ha mencionado en su Evangelio. En realidad son alimentos adecuados para cualquier tiempo, pero en la Cuaresma, con mucha más concentración: 

1. Dijo el Señor: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4). Eso es el primer alimento. Sabemos que “toda palabra que sale de la boca de Dios” ha sido escrita en la Biblia. Y por eso nos dedicamos a estudiar la Sagrada Escritura con anhelo y frecuencia. 

2. Dijo el Señor: “Mi alimento es hacer la voluntad del que me ha enviado y llevar a cabo su obra” (Juan 4:34). El mismo Jesús se ha alimentado de “hacer la voluntad de Dios Padre”, y a nosotros que llevamos su Nombre, nos ha enseñado a gustar lo mismo, cada vez que clamemos desde el fondo del corazón: “hágase tu voluntad así la tierra como en el cielo”. Este alimento consiste en llevar a cabo lo que hemos leído en la Biblia. 

3. Dijo el Señor: “Mi Carne es verdadera comida, y Mi Sangre es verdadera bebida, el que come Mi Carne y bebe Mi Sangre permanece en Mí y Yo en él.” (Juan 6:55). El tercer tipo de alimento lo buscamos cuando nos reunimos como una familia para comulgar a Aquél, a Quien hemos conocido en las Sagradas Escrituras, y hemos luchado para obrar conforme a su Voluntad.

miércoles, 9 de marzo de 2016

El Icono de la Samaritana en la tradición bizantina

El Icono de la Samaritana en la tradición bizantina

En este icono encontramos presentes todos los elementos y personajes descritos en Jn 4, 1-42: Jesús, la Samaritana, el pozo de Sicar, el brocal, los discípulos incrédulos y el pueblo de Samaría.

A.- Personajes:

1.-Jesús: aparece en primer plano, sentado junto al pozo de Jacob a la hora sexta. No es la figura de uno que esté cansado tras viaje, sino el de una dignidad que presenta en su pose su realeza, parece estar sentado en un trono, esperando recibir a alguien, tal como se puede ver también en su rostro. Con la mano derecha bendice a la Samaritana y con la izquierda está tocando el agua del pozo, afirmando así la continuidad que hay entre Él, Fuente de agua viva, y la profunda sed de Dios que hay en el corazón de aquella mujer, que representa a toda criatura. Jesucristo, es más que “nuestro padre Jacob,” es la Palabra del Padre, que viene a calmar el ansia de sed de “los que están cansados y agobiados”.

2.- Samaritana: está en pie ante Jesús, la sierva ante el Señor; está en pie porque Jesucristo le ha restituido la dignidad que había perdido por el pecado. Su vestido, ricamente tejido, revela que el pecado no ha roto su “imagen y semejanza” a Dios. La mano derecha, abierta y extendida hacia el Señor, es signo de la acogida del “agua viva”, es la mano del pecador que pide socorro al único que le puede saciar de su insaciable sed, y así confirma su deseo de ser amada con un amor diverso del que había sido amada hasta entonces: “porque tuviste cinco y el de ahora no es tu marido”; esto es interpretado también como una incapacidad de comprender el mensaje de la Ley si no es interpretado a la luz de Cristo (“Yo soy”), plenitud de la revelación: los samaritanos sólo aceptaban el llamado “Pentateuco samaritano”: Gn, Ex, Lv, Nm y Dt. Además, esta mujer porta en sí tres irregularidades según la Ley: mujer, samaritana y adúltera; mas Jesús quiere curarla, quiere deshacer las ataduras de sus pecados y quiere curar la herida de su insaciable sed de amor.

3.- Discípulos: estos se habían marchado a por alimento, por esta razón aparecen en la lejanía; su rostro refleja la perplejidad del escandaloso comportamiento del Maestro: habla con una mujer. Los discípulos están lejos pero la distancia no es sólo física sino espiritual: no entiende la misericordia de Jesús con los pecadores, que está más allá de las leyes sociales o religiosas. El estar casi ocultos tras la montaña no les deja ver el rostro misericordioso de Cristo que “no quiere la muerte del pecador sino que se convierte de su conducta y que viva”.

4.- Samaritanos: al lado contrario de los discípulos aparecen estos, dentro de los muros de la ciudad, envueltos en la oscuridad ya que aún no han recibido el anuncio luminoso de la Samaritana, que será la “evangelizadora” de los samaritanos, haciendo así que la transformación que Cristo ha obrado en ella alcance también a este pueblo.

B.- Detalles:

1.- Montaña: es una: Dios es uno; ésta tiene dos puntas: naturaleza humana y divina en Cristo; también es el lugar de las “Teofanías”: lugar de revelación del Misterio de Dios, cuya plenitud ha llegado en Cristo, verdadero Mesías que enseña el verdadero culto: “en espíritu y en verdad”. No se dará culto ni aquí, en el monte Garizim, ni en Jerusalén ni en ningún lugar físico sino a la persona de Cristo, verdadero Templo: “destruid este Templo y en tres días lo reconstruiré”.

2.- Gruta: encontramos una pequeña gruta oscura dentro de la montaña que representa el misterio aún no revelado por Cristo a los apóstoles que, aunque están cerca del Maestro, no llegan a comprenderlo.

3.- Pozo: en forma de cruz griega; con carácter bautismal. Nos recuerda también una escena del AT: encuentro entre Rebeca e Isaac (Gn 24, 10-67) en el pozo que Jacob dio a su hijo José. El encuentro entre Jesús y la Samaritana tiene lugar en el mismo, luego adquiere un matiz esponsal; la esposa infiel es redimida de su condición pecadora por las aguas que brotan del costado de Cristo, agua viva. Hemos de añadir que en casi todas las culturas de la antigüedad el pozo tiene un carácter histérico ya que contiene en sí la síntesis de los tres órdenes cósmicos: cielo, tierra e infierno, y de los tres elementos: agua, tierra y aire; al ponerse Jesús junto al pozo nos está revelando su plan de salvación: “hacer nuevas todas las cosas”.

4.- Árbol: es la imagen de la nueva creación que ha brotado de nuevo gracias al agua del Bautismo, es el “árbol de la vida”. El árbol nos revela que Dios es Uno y Trino: tres ramas en el árbol, y también la naturaleza humana y divina en Cristo: dos ramas en una misma.

5.- Vasija: que en el relato evangélico será olvidada junto al pozo, pero vacía, ya que la Samaritana ha sido saciada con la “verdadera agua”. También vemos en el icono que a la vasija hay atada una cuerda que ésta sostiene con su mano, significando así las ataduras a las que se veía sometida antes de que Cristo la liberará; ya que antes se veía obligada a venir cada día al pozo, señal de sometimiento al pecado, pero ahora, libre ya de las ataduras, se convertirá en anunciadora del “agua que calma la sed”.

lunes, 7 de marzo de 2016

Testigos de Jehova: los errores que solemos cometer con ellos

Convirtiendo a los Testigos de Jehova. Primera parte


De todas las sectas y falsas religiones con las que nos podemos topar en el llamado "cristianismo", sin duda los Testigos de Jehová constituyen un caso muy peculiar, por su increíble celo misionero, su aparente conocimiento de la Biblia

¿Tenemos que trabajar por la conversión de los Testigos de Jehová? ¡Por supuesto! No hacerlo, no trabajar por la salvación de las almas es desobedecer a la Palabra de Dios. Veamos lo que dijo San Pedro, inspirado por Dios:

antes glorificad en vuestros corazones a Cristo Señor y estad siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere (I Pedro 3: 15)
También, tenemos que recordar lo que dice el Apostol San Judas en los versículos:

Carísimos, deseando vivamente escribiros acerca de nuestra común salud, he sentido la necesidad de hacerlo, exhortándoos a combatir por la fe, que, una vez para siempre, ha sido dada a los santos. Porque disimuladamente se han introducido algunos impíos, ya desde antiguo señalados para esta condenación, que convierten en lascivia la gracia de nuestro Dios y niegan al único Dueño y Señor nuestro, Jesucristo. (Judas 1: 3-4)
Por lo tanto, debemos combatir por la fe y estar siempre preparados y listos para dar razón de Nuestra Esperanza, que es Jesucristo, defendiendo esa verdad ante quienes, como los Testigos de Jehová "niegan al único Dueño y Señor nuestro, Jesucristo".

En los últimos meses, invertí mucho de mi tiempo en estudiar sobre esa falsa religión y también en conversar con ellos. No fue un trabajo hecho en las mejores condiciones: tuve que hacerlo en los andenes del tren, en plena calle, y alguna vez en un café de Caballito. Gracias a esta experiencia, no sólo pude conseguir, con la Gracia de Dios, que este Testigo de Jehová abandonara la secta, sino también, aprendí mucho más acerca de la Fe de Cristo Jesús. Descubrí que la apologética nos enseña más a nosotros sobre quién es el Señor Jesucristo y por lo tanto, lo amamos muchísimo más. Hoy, luego de mucho estudiar las Sagradas Escrituras, mi amor por Dios es muchísimo más grande que cuando pensaba que con leer los catecismo y alguna que otra literatura tradicionalista me bastaba.

Lo que sigue, es una pequeña lista de errores que nosotros cometemos muchísimas veces. En las próximas entregas estudiaremos como demostrar a los Testigos de Jehová que Jesucristo es el Verdadero Dios, luego responderemos las objeciones de los Testigos y finalmente, minaremos la confianza que ellos tienen en sus propias publicaciones, y muy especialmente en la falsa y adulterada Biblia que suelen distribuir.


1. Intentar ganar la discusión por vanidad: El objetivo al abordar a un Testigo de Jehová no puede ser jamás ganarle por ganarle, cerrarle la boca o demostrarle que está equivocado. Ese no es ni puede ser jamás el fin de alguien que lleva a Cristo. Nuestro objetivo al entablar la conversación con un Testigo de Jehová debe ser siempre que él vaya a los pies del Señor y que se convierta, renunciando a sus errores y herejías.

2. Creer que son imposibles de convertir: Naturalmente nosotros no somos quienes lo convertiremos. Sólo Dios puede convertir, cambiar la vida y tocar el corazón de una persona que está en el error. Por ello, debemos rezar mucho, pedirle a Dios con fervor que nos utilice como su instrumento, ayunar, estudiar y estar siempre prestos a preparar un buen estudio bíblico para el momento del enfrentamiento. Recordemos, nuestro fin no es "ganar" una querella intelectual, sino acompañar a los pies de Cristo a una persona que está en el error y cuya alma peligra.

3. Echarlos a patadas: Ese es el error más común. Los Testigos de Jehová, al creer que ellos son los verdaderos cristianos, sostienen que la prueba de que ellos son "el esclavo fiel y discreto" (traducción que hicieron de  "el  siervo fiel y prudente" de Mt 24:45) está en el hecho de ser perseguidos, calumniados y despreciados. Sólo podemos rechazar la visita bajo una única condición: carecer de los conocimientos suficientes para defender la Doctrna de Cristo Jesús. Si estamos preparados, si tenemos fe, si hemos orado, ayunado y estudiado la Sagrada Escritura, no tenemos porqué temer.

4. El término "Trinidad": La palabra "trinidad" no existe en la Biblia, pero sí su concepto y el mismo está presente desde el Antiguo Testamento. Esto es algo que muchísimos católicos desconocen, e incluso, algunos llegan a decir que Yaveh/Jehová es sólo el Padre. Es muy triste que quienes se dicen y creen católicos no puedan demostrar la presencia de la Trinidad en el Antiguo Testamento, y los Testigos de Jehová, que tienen una muy mala formación Biblica, saben esa peculiaridad. Por ello, lo que debemos hacer es emplear el término que sí aparece en las Sagradas Escrituras: "Deidad".

5. Dejar que ellos lleven la discusión y el estudio Bíblico: Jamás debe permitirse eso. Nosotros tenemos que tomar la iniciativa porque ellos están preparados para no dejar hablar al interlocutor, y comenzarán a mostrar sus estudios bíblicos, especialmente el manual que estén usando en el momento (hoy es "Qué enseña realmente la Biblia"). Para más, vea el punto siguiente:

6. Preparar el lugar dónde se hará la reunión y llevar la iniciativa: Es muy importante contar con un buen lugar. Lo mejor sería que la reunión se realizara en una casa, que es dónde la mayoría de las veces se realiza y tiene sus ventajas.
Cuando el Testigo llegue, se sorprenderá que usted lo reciba, acepte el número de la Atalaya que le regalen y luego invítelos a pasar, ofrescales algo para tomar (por supuesto nada que tenga alcohol) y emplee la siguiente frase que a mi me fue de muchísima utilidad:

-Bienvenidos a mi hogar. ¡Qué el Señor los bendiga!. Yo sé que a ustedes los suelen correr y les echan las puertas en la cara ¿Me equivoco? Pues yo les agradezco que hayan venido al hogar, porque recé a Dios por su visita. Pues aquí en mi casa, siempre hay una taza de te/café/mate/agua fresca/jugo para todo aquel que viene con un mensaje de la Palabra de Dios. Tomen asiento por favor y pónganse cómodos... -vea como somos nosotros los que tomamos la iniciativa, porque somos los dueños del hogar y ellos por cortesía nos dejarpan hablar primero, nunca les diga "¿Qué desean?"- yo también, al igual que ustedes creo que estamos en momentos decisivos de la Historia de la Humanidad y del Plan de Dios.

¿Me permitiría compatrir algo, de la Palabra de Dios con ustedes, que me inquieta? Primero, yo admiro como misionan y como se han comprometido con su Organización. Ninguna Iglesia organizada se maneja como ustedes. También me impresiona el celo y amor que tienen por la Palabra de Dios. ¿Cuántas horas a la semana le dedican? Calculo que cómo mínimo siete horas, yo dedico una hora como mínimo por semana ¿Ustedes?
Yo me siento muy feliz de ser un cristano que milita en las filas del Reino de Cristo. Como ustedes saben, el Cristianismo actual apostató ¡Eso es lo que nos enseña la Sagrada Escritura! ¡Fíjese que todas las Iglesias Protestantes y todas las religiones organizadas, son Babilonia! Pero ustedes y nosotros creemos que Dios triunfará y cambiará para siempre este sistema, este orden de cosas.

Usted se para en otra posición. Nuestra función no es aquí defender la jerarquía eclesiástica, sino la Doctrina Cristiana, la Verdadera Doctrina y es la Doctrina la que debemos exponer a estos visitantes. y siempre, recuerde bien, siempre, usando la Biblia. Luego tendremos tiempo de usar la Tradición, peor primero usaremos la Escritura. No podemos tampoco permitir que ellos desvíen el tema principal hacia cosas laterales: los 144.000, el honor a los símbolos patrios, el ejército, cómo murió Cristo... jamás debemos permitir que nos lleven a esos temas. Primero debemos atacar el corazón de su doctrina, que es también, el que menos conocen y menos dominan.

Y mire, esto que tanto me inquieta es algo que aprendí leyendo aquí en el Evangelio de Juan (17:3) "Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado". Si leemos esto, sabemos que sólo si conocemos a Dios, al Verdadero Dios, y a Jesucristo nos podemos salvar. Por lo tanto, si no conocemos al verdadero Jesucristo no podemos salvarnos, se trata de un falso cristo, porque mire lo que dice aquí "Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado...". ¡Qué peligro tener a otro Jesús! ¿No le parece? Bueno, yo le comentaré del Jesús al que yo encontré en las escrituras...

Otros buenos lugares son los cafés. Si usted se encuentra en uno de ellos, lleve consigo varias Biblias y sea usted el que invite el primer café. Hágame caso. Domine la situación SIEMPRE.

7. Jamás trate de ser ecuménico: el Testigo no tiene ningún interés de aprender, ellos estan persuadidos de estar en la verdad. No le digas tonteras como "Bueno, es más lo que nos une que aquello que nos separa..."o "si usted me demuestra con la Biblia, puede ser que yo cambie de opinión". ¡Jamás! vaya al punto anterior y vea cómo dominar el espacio y el encuentro.

7. La Biblia: Nosotros tenemos que recordar algo, ellos desafían a todos a que puedan con la Biblia refutar cualquier punto de su doctrina. Pero ellos tienen una Biblia adulterada, y no lo saben y eso es una gran ayuda. Usted debe decirle

Bueno ¿usted puede demostrarme su doctrina con cualesquier Biblia, no? ¿Qué le parece, si en lugar de usar una edición editada por alguna Iglesia particular nos servimos de varias ediciones, yo tengo la Reina Valera 1960, esta edición anterior de 1909 y estas dos Biblias Católicas  [En mi caso muestro la BAC y la Torres Amat], también tengo, si me permite estas ediciones en mi computadora [si tiene en la computadora sería ideal, sino, le animo a que las baje]. También tengo estos dos libros que edita la Sociedad de los Testigos de Jeohvá: la Versión Interlineal del Reino [puede descargarla aquí] y el Diaglotón Enfático y estas otras dos versiones interlineales español/griego, basada en el Texto Crítico y en el Texto Mayoritario, por lo que creo que no hay ningún problema en usar todas estas versiones junto con la suya o bien, en lugar de la suya. ¿Usted puede demostrar su doctrina con cualquier biblia, no?

8. Pretender resolver todo con Juan 1:1. Como ya mostramos, ellos tienen una Biblia adulterada, por eso no debe usar el método directo para demostrar que Jesucristo es Dios. Usted debe usar el Método Indirecto. Para ello, primero usted debe demostrar al Testigo que usted cree, fehacientemente que Jesucristo es verdaderamente hombre, como tal trabajó, sufrió dolores, hambre, tuvo que dormir, un Jesucristo Hombre que además era inferior al padre en tanto hombre, pero que también las escrituras demuestran que era Perfecto e Igualmente Divino, Igual al Padre en tanto Dios.
Otra cosa muy importante que debe decir es lo siguiente:

Yo no creo que Jesucristo era la misma persona que el Padre. Él es otra persona. Yo creo que él murió, fue obediente hasta la muerte, y la muerte de Cruz.


Ahora, lo que veremos en las próximas entregas de este trabajo es cómo presentar de manera indirecta, la Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo empleando las Sagradas Escrituras.

sábado, 5 de marzo de 2016

En espíritu y verdad

En Espíritu y verdad


Hace unas cuantas horas recibí un llamado de mi amigo Eduardo, el cual trabaja e impulsa la “Fundación Tridentina” y entre los varios temas que pudimos tratar estuvo un comentario sobre el encuentro de Nuestro Señor Jesucristo con la Samaritana.

Antes de pasar al tema central que tiene un gran significado para nuestros tiempos (Jn 4: 23-24), quisiera tratar algunas cuestiones que suelen pasarse por alto en la mayoría de los estudios bíblicos.

  • El Capítulo IV del Evangelio de Juan se inicia con las razones por las cuales Jesús y sus discípulos tuvieron que abandonar Judea y trasladarse hacia Galilea: los discípulos de Cristo bautizaban a más personas que los discípulos de Juan el Bautista. ¿Qué baptismo era este? Era el baptismo de agua, no del Espíritu, que los apóstoles habían aprendido del bautista, el cual había sido apresado (Mt 4: 12), razón por la cual, junto a los primeros cabildeos de los fariseos contra Cristo, motivó la partida de este hacia fuera de la región del Jordán.
  • El centro de la acción está en derredor de Garizim, dónde se encontraba el templo de los samaritanos y uno de los principales motivos de rivalidad entre los judíos y los samaritanos.
  • Jesús rompe todas las normas de las época: estando sólo habla con una mujer desconocida y le pide que le dé de beber y a partir de la incredulidad de esta ante el pedido de un judío, comienza a revelarse como el Mesías.
  • Cristo en todo el Evangelio no se rebela ni se define a sí mismo como el Mesías  salvo en este episodio, son otros los que lo reconocen como tal, pero con ella tiene el siguiente diálogo:

“Díjole la mujer: Yo sé que el Mesías, el que se llama Cristo, está para venir y que, cuando venga, nos hará saber todas las cosas.
Díjole Jesús: Yo Soy, el que contigo habla.”

  • El relato insinúa (según Lokhart y otros hermeneutas) que la Samaritana intentó seducir a Cristo cuando le pidió que le diera del Agua que él mencionó. Cristo le respondió “Vete, llama a tu marido y ven acá”, y cuando ella le dice “no tengo marido”, Cristo pone en evidencia que había tenido ya cinco maridos y al presente estaba con un concubino, lo que llevó a que la mujer hiciera un planteo sobre el lugar del culto:


Díjole la mujer: Señor, veo que eres profeta. Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que es Jerusalén el sitio donde hay que adorar.”

Y ahora vamos al tema sobre el que quería hacer una breve reflexión. Cuando la mujer plantea la diferencia entre el lugar del culto, Cristo le dice que llegará al momento en el que ni en Garizím ni en Jerusalén se ha de adorar al Padre, agregando:

pero ya llega la hora, y es ésta, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, pues tales son los adoradores que el Padre busca. Dios es espíritu, y los que le adoran han de adorarle en espíritu y en verdad.(Jn 4:23-24)

Ahora viene una pregunta para nosotros ¿Somos adoradores en Espíritu y Verdad? ¿O por el contrario somos adoradores, bien de Jerusalén o de Samaria? Los católicos que gustan llamarse tradicionalistas, que conservan las tradiciones y todo el andamiaje de la fe anterior a la hecatombe del Vaticano II son como los judíos que menciona Jesús: adoran lo que conocen, más los modernistas, aquellos que están en la Iglesia Conciliar del Vaticano II, adoran o creen adorar lo que no conocen. ¿Y si adoran lo que no conocen, pueden ser salvos? En el mismo Evangelio de San Juan (17: 3) podemos leer qué es la Vida Eterna, la ὁ αἰών:

Esta es la vida eterna, que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado Jesucristo.

Por consiguiente, los católicos tradicionalistas, se podría decir están en ventaja, porque aquellos que permanecen en la Tradición de la Iglesia tienen los medios de salvación, el conocimiento de Jesucristo, del Único Dios Verdadero.

No obstante, muchos de estos católicos tradicionalistas han pervertido la tradición católica ¿De qué manera? En lugar de predicar y adorar a Jesucristo, han elaborado una nueva fe en derredor de la Misa, la causa de su combate. Como dijimos anteriormente en un artículo que causó cierto malestar en algunos círculos, la causa del combate, el motivo por el cual resistimos alVaticano II y todas sus reformas NO ES LA MISA, sino la Fe. 

Los tradicionalistas no adoran en Espíritu y en Verdad, sino que adoran en lo exterior, su fe muerte en los adornos, en las puntillas, en los colores, su devoción está tan muerta y tan ornamentada como en las reliquias a las que levantan altares, y tan plastificadas como las estampitas que gustan imprimir. No obstante, estos tradicionalistas desconocen la causa de todo ello. Ignoran estos tradicionalistas que nuestro combate es por la Fe y que la oposición al Vaticano II, sus reformas y toda la jerarquía de la Iglesia Conciliar que conforman, junto a todas las falsas religiones a Babilonia, la Gran Ramera, no es por el Novus Ordo, sino por lo que le Novus Ordo transmite: una fe diferente, una fe anti-crística.

Los autodenominados tradicionalistas, los que gustan mostrarse piadosos y hacer que los demás vean como guardan los ayunos y calendarios han elegido correr hacia Jerusalén, olvidando y negando que hoy en día, la Iglesia, la Verdadera Iglesia, el Pueblo Remanente de Cristo, despojado de los templos, ayuno de los sacramentos son los “verdaderos adoradores que el Padre busca” ¿Por qué? Simple, porque “así está escrito”: Dios es espíritu, y los que le adoran han de adorarle en espíritu y en verdad.