domingo, 30 de octubre de 2016

Infalibilidad monolítica y divergencias entre anti-modernistas

Infalibilidad monolítica y divergencias entre anti-modernistas
Por Arnaldo Xavier da Silveira, para Tradición Digital

Interesante artículo para leer, pensar y criticar.


1. El mundo católico debe mucho al pueblo sencillo que conserva la fe verdadera, así como a los escritores y hombres de acción antimodernistas que en los últimos decenios han desarrollado ampliamente las doctrinas y acciones en defensa del depósito sagrado de la Tradición. En variados campos de la teología, especialmente en la eclesiología y en la liturgia, la profundización de los principios tradicionales ha sido notable; y, en el terreno práctico de la vida católica, igualmente, los antimodernistas han peleado con denuedo heroico que en el futuro la Historia de la Iglesia registrará con énfasis.

Divergencias en los medios antimodernistas

2. Sin embargo, son bastantes los desacuerdos que han surgido, en la teoría como en la práctica, entre los antimodernistas. Algunos aceptan incondicionalmente el Concilio Vaticano II, otros no. Algunos se llaman tradicionalistas, otros rechazan esa denominación [1]. Algunos dicen que el Papa Honorio fue hereje, otros lo niegan, y análoga divergencia existe con relación a numerosos hechos de la historia de la Iglesia. Muchos adoptan algunas teorías doctrinales modernistas, hasta tal punto que se apartan de la ortodoxia, a pesar de que continúen llamándose tradicionalistas. Y así continúan las diferencias en los modos de ver, llegando con frecuencia a graves antipatías personales.
3. En el actual momento histórico, no parece posible conciliar posturas tan diversas e incluso opuestas entre sí. Se puede esperar que, con el tiempo, con la maduración de las ideas, con la acción de la gracia que no puede abandonar a la Iglesia, las orientaciones de los fieles verdaderos caminen para convicciones convergentes y sólidas, de modo que, sumisos al Magisterio como manda la ley de la Iglesia, los antimodernistas acaben por armonizar mejor sus posiciones, respetando siempre el viejo principio: in necessariis unitas, in dubiis libertas, in omnibus caritas.

¿Una infalibilidad monolítica?

4. Existe un punto doctrinal fundamental al que no se ve que los doctrinadores más eminentes del antimodernismo, así como sus seguidores, den la importancia que se debe. Se trata del principio de que puede haber errores y herejías en documentos del Magisterio pontificio y conciliar no garantizados por la infalibilidad [2]. En efecto, ese principio está en general ausente en los argumentos antimodernistas, que en los últimos decenios han alimentado y sustentado el orbe católico con la buena doctrina.
5. Negar de modo absoluto la posibilidad de error o incluso de herejía en un documento pontificio no garantizado por la infalibilidad, es atribuir a ésta un carácter monolítico, que no corresponde a lo que Nuestro Señor quiso e hizo al instituirla. Las prefiguras neotestamentarias son claras: la barca de Pedro casi zozobró, siendo salvada solamente por un milagro; Pedro renegó a Jesucristo, y no estuvo al pié de la Cruz. Para el episodio de la resistencia de San Pablo a San Pedro en la cuestión de los ritos judaicos, se pueden buscar las explicación más sutiles que se puedan pensar, pero es incontrovertible que San Pedro “era reprensible” (“reprehensibilis erat”)[3].
6. En la historia de la infalibilidad pontificia prevalece desafortunadamente hasta los días de hoy, incluso en autores tradicionalistas más consagrados, la división simplista y dicotómica, según la cual el Papa sólo puede hablar, en materia doctrinal: (1) como doctor privado, o (2) en una definición infalible del Magisterio extraordinario. Para tales autores, “non datur tertium”, esto es, no existe otro modo por el cual el Papa pueda hablar, no es posible salir de una de esas dos alternativas. En esa línea, queda en la sombra la tercera posibilidad, que es la de un pronunciamiento magisterial público, pero no infalible. En efecto, fue apenas a partir del siglo XIX que se explicitó mejor y se cristalizó la noción del Magisterio ordinario no infalible, y que los Papas y los grandes doctores profundizaron la doctrina preciosa y riquísima según la cual el Magisterio Ordinario puede gozar de la infalibilidad, cuando es universal en el tiempo y en el espacio, rellenando aún las demás condiciones de la infalibilidad.
7. Grandes autores de la neoescolática, preocupados en combatir el liberalismo, el modernismo y las herejías afines, siempre resaltaron la autoridad doctrinal papal, pareciendo insinuar con frecuencia una infalibilidad monolítica, que existiría absolutamente en todas las circunstancias, como si no dependiese de condiciones, ni siquiera de las que fueron expresamente declaradas en el Concilio Vaticano I. Sin embargo en la neoescolática se encuentra frecuentemente más precisión en esos conceptos, haciéndose así claro que, ocasionalmente, o en periodos de crisis, o quizá en otras circunstancias extraordinarias, son posibles pronunciamientos papales que no expresen la verdad. Y, en esta materia, lo que vale para el Papa vale también, mutatis mutandis, para el Concilio [4].
8. Hay los que dicen que, aunque ni siempre garantizado por la infalibilidad, un pronunciamiento doctrinal papal o conciliar no puede tener error. Esa posición se enuncia mejor de la siguiente forma: decir que una enseñanza no es infalible, no significa que en ella pueda haber error, significa apenas que tal enseñanza no está formalmente garantizada por el carisma de la infalibilidad; para esa enseñanza, no obstante, incluso no asegurada por la infalibilidad, permanece la asistencia del Espíritu Santo y por lo tanto vale el principio de que no puede tener error. — La buena doctrina, sin embargo, es otra. Esa asistencia prometida a la Iglesia puede ser absoluta, asegurando la verdad de la enseñanza, y lo es cuando están satisfechas las condiciones de la infalibilidad. Cuando, sin embargo, no están satisfechas tales condiciones, es posible que el hombre rechace la gracia. Y se aplica entonces la regla enunciada por Santo Tomás: “quod potest esse et non esse, quandoque non est” (“lo que puede ser y no ser, a veces no lo es”). Como es lógico, no se ve como recibir la noción inflacionada y monolítica de la infalibilidad, que llevaría al absurdo de un “falible infalible”[5].

Distinguiendo al herético del “heretizante”

9. Si puede haber error o incluso herejía en documentos papales y conciliares, a fortiori puede haber en ellos proposiciones que merezcan censuras menos graves. Aplicando ese principio al Concilio Vaticano II, se ve que el problema no es sólo saber si en el habría herejías formales, pero es también verificar si, al comparar con la Tradición, hay en sus documentos finales proposiciones que favorezcan al error o la herejía, con sabor de error o herejía, que ofendan a los oídos píos, escandalosas, o que merezcan otras censuras teológicas. En síntesis, no se trata apenas de saber si en el Concilio hay errores o herejías, sino también de verificar si en él hay proposiciones heretizantes[6].
10. Manifiestamente, una proposición conciliar errónea, herética o heretizante no se incorporaría al patrimonio de las verdades de la fe, por no estar satisfechas las condiciones de la infalibilidad del Magisterio ordinario. Tal proposición sería una declaración fallida del Concilio, el cual no goza de una infalibilidad monolítica. Además, en el caso que ocurran varias proposiciones heretizantes, articuladas entre sí en un mismo sistema, éste, igualmente, no se incorporaría a la doctrina de la Iglesia.

Conclusión

11. Entiendo que son apodícticos los argumentos bíblicos y de la Tradición que fundamentan la doctrina de la posibilidad de error y herejía en un documento papal y conciliar no infalible. De otra parte, la noción de infalibilidad monolítica inspira la mayor parte, tanto de los sedevacantistas, cuanto de los neoconciliares que atribuyen fuerza dogmática al Vaticano II; y está en la raíz de las dudas, perplejidades y angustias que atormentan numerosos espíritus fieles. Un amplio esclarecimiento de esa materia sería un factor de convergencia, apto para eliminar mal entendidos y para reducir diferencias de visión que hay, en la doctrina y en la práctica, entre pensadores y movimientos antimodernistas.
NOTAS
[1] Para indicar el género de aquellos que abrazan la fe verdadera, siguiendo la Tradición católica, uso preferentemente el término “antimodernistas”, que parece más amplio que los demás corrientes, como “tradicionalistas” y “antiprogresistas”.
[2] Vide “La Nouvelle Messe de Paul VI: Qu’en Penser?”, que publiqué en 1975, Diffusion de la Pensée Française, Chiré-en-Montreuil, Parte II, cap. IX et X, y los trabajos que cito allí.
[3] Gal. 2, 11.
[4] “(…) el problema del criterio de la inefabilidad no se pone de manera esencialmente diferente en el caso del papa y en el del concilio ecuménico. En efecto, uno y otro pueden tener la intención de envolver su autoridad apenas parcial, o irrevocablemente. Sólo esta última voluntad es criterio verdadero de inefabilidad” (Charles Journet, “L’Eglise du Verbe Incarné”, Desclée de Brouwer, 3ª ed. aumentada, 1962, t. I, p. 578, nº 1)].
[5] La expresión es de Jean Madiram, in Le faillible infaillible : l’analyse de Jean Madiran, La Riposte Catholique, 27.11.2012.
[6] Se puede preguntar si lo que aquí escribo no chocaría con el llamamiento de Benedicto XVI, en el discurso a la Curia Romana de 22-12-2005, para que el Concilio sea interpretado según una “hermenéutica de la reforma en la continuidad”. — En la misma ocasión, el Papa declaró que la aceptación del Vaticano II, “en grande parte de la Iglesia”, esto es por los antimodernistas, depende de una “correcta clave de lectura y de aplicación”. Con espíritu filial y de religiosa sumisión al Magisterio vivo en toda la medida en que la doctrina lo impone, digo que las dudas y polémicas sobre el Vaticano II, que hace décadas llenan de perplejidad a los católicos fieles, ciertamente se reducirán, o tal vez incluso desaparecerán, si Su Santidad declarase, de modo más específico de lo que hasta ahora lo hizo, y con precisión absoluta, cual es la “clave” de la interpretación del Concilio como “reforma en la continuidad”. Por su naturaleza, esa declaración no puede dejar de explicar si teológicamente es posible que haya proposiciones erróneas, heréticas o heretizantes en las enseñanzas conciliares de carácter doctrinal, que no satisfagan los requisitos de la infalibilidad.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Manuel Lacunza Díaz: la Venida del Mesías en Gloria y Majestad pdf completo

Manuel Lacunza Díaz: La venida del Mesías en Gloria y Majestad (PDF completo)


Recientemente, he recibido muchísimos correos electrónicos de personas defendiendo la obra de Lacunza, aunque algunos, se sinceraron diciéndome que jamás lo habían leído. Aquí deseo hacer una breve pausa. He decidido colgar aquí en Sursum Corda una edición reciente de la obra de Manuel Lacunza Díaz, "La Venida del Mesías en Gloria y Majestad", para que cualesquier cristiano pueda acceder a ella y estudiarla. Cualesquier persona que lea a Lacunza de manera no prejuiciada, podrá darse cuenta cuales son los errores fundamentales en el método del autor y porqué su milenarismo es peligroso y cuál es su relación con la doctrina errónea del rapto pre-tribulacionista.

Haciendo click en cada enlace, usted podrá acceder al texto en PDF y descargarlo en su computadora.

domingo, 23 de octubre de 2016

Una cuestión de convicción

El siguiente es un correo electrónico que respondí a alguien que firmó con un pseudónimo

Estimado señor,
Le agradezco mucho por comunicarse conmigo. Quiero que sepa que Sursum Corda es un ministerio cristiano independiente de cualesquier organización o congregación religiosa. No tiene más vínculo con ningún sociedad o fraternidad sacerdotal que no sea la fe común que fue entregada una vez a los Santos (Judas 1: 3), o como en el caso de los padres en Vedia, además de la misma fe, la amistad. Esto es muy importante, porque en su correo me ha señalado varias preguntas sobre grupos sacerdotales de México y todo lo que puedo decirle, sintéticamente es lo siguiente: si los sacerdotes guardan los mandamientos de Dios y tienen la Fe de Jesús (Apoc 14: 12) son buenos sacerdotes, pero si alteran la doctrina de Cristo para sacar ventaja de cualquier tipo, o si andan con chismes o incluso recurren a la violencia, el chantaje o la mentira antes que a la predicación, yo no podría recomendarlos.

No obstante, usted debería orar al Señor y pedir que el Espíritu Santo lo guíe en este momento tan particular que vivimos los cristianos. Estamos en un tiempo muy delicado de la historia de la Iglesia y sólo el convencimiento de que El Señor Jesucristo está con nosotros hasta el fin (Mt 28:20), es lo que nos mantiene en pie.

Mi recomendación es que, antes de fijarse en sí los sacerdotes tienen o no órdenes válidas, se fije en si mantienen o no la Fe de Jesús. Si no tienen la fe, de poco vale que tengan validez sacramental. Durante muchísimo tiempo nuestros hermanos en el Japón estuvieron sin sacerdotes, lo mismo ocurrió con los católicos perseguidos por el comunismo o en la Alemania Nazi, otro tanto ocurrió en el África y en tantos lugares. Nuestra fe no está basada en los sacramentos, sino en la Fe en Cristo. Los sacramentos son los signos visibles por los que se transmite la gracia y usted, como católico, debe saber muy bien que, por ejemplo, en el caso del baptismo (que es necesario), lo puede administrar incluso un fiel, que el matrimonio no requiere presbítero y que la contrición perfecta puede suplir, en caso de grave peligro, la presencia de un sacerdote.

Ahora, si usted tiene sacerdotes que tienen la Fe, pero en sus prácticas habituales desafían la Ley de Dios y la de la Iglesia, usted debería rechazarlos, aún cuando tuvieran ordenes válidas. No porque los sacramentos se contaminen (como sostenían los herejes donatistas), sino por convicciones. Esto incluye, a mi entender a los presbíteros lefebvristas. Desde mi perspectiva, una Misa celebrada una cum Bergoglio no es herética ni inválida, tal como ya lo he demostrado en mi blog. Incluso, yo cité casos puntuales en los que demuestro que, en los ritos pre-tridentinos se mencionaba en el canon de la Misa a reyes y gobernantes herejes o no cristianos, incluso en el ritual tridentino la Alemania Nazi se rezaba por Hitler, en la Italia Fascista por Mussolini. Yo no asisto a las misas celebradas por sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X porque adhiero a la tesis sedevacantista, y si yo como católico rechazo al actual ocupante de la Silla Apostólica como un usurpador, como un hereje y un anticristo, me parece incoherente ir a la Misa o a una congregación que defiende que ese anticristo es el Vicario de Cristo.

Dicho de otra manera, como soy católico y rechazo a Bergoglio, no puedo asistir a una Misa en en dónde el presbítero no sólo lo menciona en el canon, sino que además, lo defienden en sus sermones en contra de los sedevacantistas.

Es una cuestión de principios y de convicciones. En todo caso, le recomiendo que ore y le pida dirección al Espíritu Santo.

Dios lo guarde,
En Cristo Jesús,

Raúl.

sábado, 22 de octubre de 2016

Escándalo golpea a la Iglesia Adventista en Argentina

Líderes de la Iglesia Adventistas del Séptimo Día en Argentina fueron detenidos por el contrabando de $15 millones de pesos argentinos en productos. Esto implica a líderes de la Conferencia de la Unión en Argentina (el máximo órgano de gobierno de la IASD). El contrabando incluye: equipos electrónicos como televisores, computadoras, teléfonos celulares de última tecnología, proyectores, consolas de música, etc… todo eso, como supuestas “donaciones médicas”.

Según la revista adventista Spectrum (crítica a la dirigencia de la IASD), el día 10 de agosto les llegó a la redacción un e-mail firmado por “John Doe” que decía:


Estimado Sr. Wright,
Me dirijo a usted en relación con algo que está pasando en la Universidad Adventista del Plata (UAP, por sus siglas en español), universidad de la Iglesia en Argentina. Durante años, las autoridades de la UAP (el presidente, y dos o tres de sus más estrechos colaboradores) han estado cometiendo contrabando en nombre de la UAP. El procedimiento es simple: lo que importan algunas donaciones reales de los EE.UU., pero en el mismo envío añaden algunas compras que entran en nuestro país sin pagar los impuestos correspondientes (bastante caro por aquí). En los últimos años, han sido cada vez más audaces. La última vez, el director de información de la universidad (un ingeniero de sistemas) viajó a los EE.UU. durante un par de semanas sólo para comprar productos electrónicos. Todo esto podría ser sólo anecdótico, en medio de un ambiente de corrupción general (tanto dentro como fuera de la Iglesia), si los medios de comunicación no se hubieran cruzado en el camino. Hace unos días un contenedor procedente de los EE.UU. fue recibido por funcionarios de aduanas argentinas. Que supuestamente contenía las donaciones, pero en el interior del contenedor había todo tipo de productos (principalmente electrónica) valorados en aproximadamente $ 400.000 dólares.

Cuando se le preguntó si había documentación de la participación del personal en la Universidad Adventista del Plata con la Unión Adventista Argentina, "John Doe", declaró,

"No hay mensajes de correo electrónico relacionados con el tema; al menos ninguno que he visto. El orden Jornadas Argentinas (Unión Argentina, UA) para los líderes UAP era mantener un estricto silencio público sobre el tema. Ellos lo están haciendo. Sin embargo, ha habido algunas reuniones personales para compartir información con una lista de los mandos medios".

Más tarde, en respuesta a las preguntas acerca de que los líderes podrían estar involucrados, John Doe escribió lo siguiente:

A pesar de cierta información compartida con los órganos de gobierno de la universidad, las operaciones importantes fueron manejados por un pequeño grupo de personas. El presidente de la universidad, Oscar Ramos, es el principal (y en muchos casos, la única) que toma las decisiones. Nada se hace sin su conocimiento y aprobación. Toma esta cuestión bajo su cuidado personal. Jorge De Sousa es el vicepresidente de Desarrollo Institucional. Él está a cargo de la recaudación de fondos. Por lo tanto, pasa varios meses al año en los EE.UU., que recibe las donaciones, y él es el responsable de colocarlos en Argentina. Nestor Pereyra es el CEO de la Universidad, y uno de los asesores más cercanos del presidente Ramos, incluso en asuntos profundos. Él toma las decisiones relativas a la compra de tecnología, y en el caso particular de los contenedores, viajó a los EE.UU. durante un par de semanas para comprar artículos de tecnología. Entonces esos elementos se cargan en los contenedores y se introdujeron al país como donaciones. Ahora, a medida que manejan este problema con el secreto, es difícil saber cuál es la participación específica de cada uno en el caso. Por otra parte, la importación se realizaron mediante el nombre de la persona jurídica de la Iglesia en Argentina (Asociación Argentina de los Adventistas del Séptimo Día, AAASD), y no jurídica de la universidad (Asociación Colegio Adventista del Plata, ACAP). Así que la persona legalmente responsable es el presidente de AAASD, el Pastor Carlos Gill. No tengo forma de saber cuánto Presidente Gill sabía de esto. Por supuesto que es ahora consciente de todo.



viernes, 21 de octubre de 2016

Bergoglio y Lutero

Bergoglio y Lutero

La siguiente es una foto que pocos comentarios merece. La colocamos, no porque nos escandalice más algo que pueda salir de la Iglesia del Anticristo o de cualesquiera de sus usurpadores, sean Rocalli/Juan XXIII Bis, Montini/Paulo VI, Luciani/JP1, Wojtyla/JP2 o Ratzinger/Benedicto XVI... o el actual, Jorge Bergoglio.

Lo que la Iglesia del Anticristo haga no nos puede ya sorprender, sino que debe animarnos, debe servirnos como punto de comparación para reafirmar lo que no somos y con quienes no tenemos ninguna comunión, ni ningún ánimo de acercarnos que no sea el de llevarlos a los pies del Señor.

La línea media, ese grupo de modernistas conservadores que se pretenden católicos, que reconocen y aceptan todo el Concilio Vaticano II y todas sus reformas como legítimas e inspiradas por el Espíritu Santo, son quienes deberían dar cuenta y explicación de esta imagen: Bergoglio delante de la estatua de Martín Lutero en el mismísimo Vaticano.

No obstante, y antes de dejar al lector con otra evidencia de que estamos en los últimos días, sólo quisiera hacer una observación: Ni un hereje como Lutero hubiera practicado ecumenismo con Bergoglio. El estado actual de la Iglesia Conciliar del Vaticano II hubiera escandalizado aún al mismísimo Thomas Müntzer.



miércoles, 19 de octubre de 2016

No se puede enseñar con seguridad: un comentario que bien vale una entrada

Tuto Doceri non potest: No se puede enseñar con seguridad
Por Lucas Matías Jerez

La siguiente entrada corresponde originalmente al comentario que dejó Lucas Matías en la entrada sobre la condena a la obra del jesuita expulso Manuel Lacunza Díaz. El comentario se centra, como bien señala el autor en el significado de la fórmula "tuto doceri non potest". Recomiendo la lectura y el estudio de este breve e interesante trabajo.


Estimado en Cristo, este es mi primer comentario en su blog. Espero que sea para bien.

Ante todo quiero aclarar que no pretendo apuntar directamente sobre el tema concreto del Milenarismo mitigado, sino sobre la cuestión más general de la fórmula “Tuto doceri non potest” (no se puede enseñar con seguridad). Para lo cual traigo dos textos. El primero del sacerdote redentorista Rev. Francis J. Connell, publicado en 1946:

No es infrecuente que el Santo Oficio, en la condena de una doctrina, emplee la fórmula:Tuto doceri non potest, o una frase similar. Cualquier decisión expresada con esta fórmula se basa en el status quaestionis de hecho predominante, considerando los argumentos que se han presentado hasta ese momento; en consecuencia, no excluye necesariamente la posibilidad de que los hallazgos posteriores pueden revelar nuevos argumentos o un nuevo aspecto del problema que permita la doctrina que ahora está condenada ser sostenida, al menos como probable.
Por supuesto, las decisiones, del Santo Oficio, incluso cuando se aprueban de forma ordinaria por el Sumo Pontífice, no son pronunciamientos infalibles, por lo que, hablando en términos absolutos, la condena del Santo Oficio podría ser probada errónea en una fecha futura y la doctrina proscrita en esta decisión podría llegar a ser sostenible”.

La posición del Rev. Connell se apoya en el caso del “Comma Iohanneum” y en las dos respuestas que dio el Santo Oficio a esta cuestión como se verá a continuación.

El segundo texto que traigo es el de la declaración del Santo Oficio con la que se distancia de la respuesta que había dado en 1897 sobre el “Comma Iohanneum”. A la pregunta “Si puede negarse con seguridad, etc” (utrum tuto negari possit) había respondido que “No” (negative). Ahora en 1927 el Santo Oficio declara:

Este decreto fue dado para reprimir la audacia de los doctores particulares que se arrogaban el derecho o de rechazar totalmente o de poner al menos en duda en último juicio suyo la autenticidad del Comma Iohanneum. Pero no quiso en manera alguna impedir que los escritores católicos investigaran más a fondo el asunto, y pesados cuidadosamente los argumentos de una y otra parte con la moderación y templanza que requiere la gravedad de la cosa, se inclinaran a la sentencia contraria a la genuinidad, con tal que declararan que están dispuestos a atenerse al juicio de la Iglesia..

martes, 18 de octubre de 2016

Lacunza condenado por el Santo Oficio

Manuel Lacunza condenado por el Santo Oficio


En Sursum Corda, nos adherimos total y absolutamente a lo que Jesucristo enseñó y la Iglesia Católica mantuvo y mantiene. Por eso estamos obligados a rechazar todas y cada una de las herejías y  todos y cada uno de los errores que la Santa Iglesia condenó. Entre ellos se encuentra el libro y las doctrinas milenaristas del presbítero chileno Manuel Lacunza Díaz, publicadas bajo el pseudónimo de Juan Josafat Ben-Ezra. El siguiente documento, que hemos tomado de Foro Católico demuestra y deja bien en claro que la Iglesia Católica condenó la doctrina del milenarismo y decretó que no puede enseñarse SIN PELIGRO.

Todo católico debe someterse y comprender bien este documento donde se advierte que el mileniarismo no puede ser enseñado, no puede ser defendido y no puede ser propagado. Quien lo haga, o ponga pretextos, desobedece a la Iglesia Católica, que es la verdadera intérprete y guardiana de las escrituras. Recordamos, sobre a todos los que gustan de darse de "apocalípticos", recordar aquel hermoso pasaje de Apocalipsis 14: 12: "Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús."


     Desde los primeros siglos de la Iglesia no han faltado partidarios del milenarismo.

     Algunos libros apócrifos del judaismo precristiano, como el libro III de los Oráculos sibilinos, el libro de Enoc etiópico, el libro de los Jubileos y el Apocalipsis de Baruc, hablan de los tiempos venideros, en los cuales las fieras salvajes se amansarán, los hombres gozarán de toda clase de bienes materiales, vivirán tantos o más años que los patriarcas antediluvianos y serán de estatura gigante. Esta concepción, que unas veces va unida a bienes espirituales y a la presencia del Mesías y otras nada tiene que ver con éste, presenta en los diversos libros duración distinta, y es la que se conoce con el nombre de milenarismo craso.

     De los judíos pasó a los primeros cristianos, que creyeron ver un fundamento para ella en la afirmación del capítulo XX del Apocalipsis de San Juan, según la cual Cristo habrá de reinar mil años con los justos antes del juicio final (El pasaje es oscuro, como todo el libro del Apocalipsis; pero no habla de cuerpos resucitados, y puede cómodamente entenderse del espacio que media entre la muerte y el juicio final, durante el cual Cristo reina en el cielo con los justos). Cerinto y los ebionitas, según Eusebio, participaron de esta creencia (Historia Eclesiástica III 28: MG 20, 275); la supone el capítulo XV de la Epístola del Pseudo-Bernabé, y la aceptan San Papías (Cf. Funck, Patrum Apostolicorum opera, vol.2, Papiae Frag. I), San Justino (Dial, cum Tryph.. MG 6,663), San Ireneo (Adversus haereses, V 31. MG 7, 11210-1218), Tertuliano (Adversus Marción, III 24: ML 2355) y otros de menor importancia. Todos éstos habían de un reinado espiritual de Cristo sobre la tierra, bien sobre los hombres que en ella viven, bien sobre los justos resucitados, pero siempre antes del juicio final. Esta forma de milenarismo suele llamarse milenarismo mitigado.

     Ya San Justino, en el lugar citado, decía que muchos buenos católicos no lo admitían. Y así lo rechazaron expresamente Eusebio, Orígenes, Dionisio Alejandrino, San Basilio, San Jerónimo y San Agustín; cuyo argumento principal es que la Iglesia sólo admite en el Símbolo una doble venida de Cristo: la primera a redimirnos y la segunda a juzgarnos.

     El presente decreto del Santo Oficio declara que el milenarismo mitigado no se puede enseñar con seguridad. Con esta declaración oficial obtiene valor para la Iglesia universal la precedente respuesta privada del mismo Santo Oficio al arzobispo de Santiago de Chile, de 11 de julio de 1941, a propósito de un brote reciente de estos errores en el territorio de su jurisdicción (Véase el texto latino con las Annotationes del P. Silvio Rosadini en Periódica, 31).

     La carta del Santo Oficio decía así:

«Palacio del Santo Oficio, 11 julio 1941.Excmo. y Revdmo. Sr. :     Se ha recibido en este Santo Oficio la carta número 126/40, de 22 de abril de 1940, en que V. E. daba noticia de que en esa archidiócesis había quienes defendían el sistema de los milenaristas espirituales y que cada día iba en aumento el número de los admiradores de tal doctrina y de la obra del P. Lacunza Venida del Mesías en gloria y majestad. Al mismo tiempo, V. E. pedía a la Santa Sede las normas oportunas.     Llevado el asunto a la reunión plenaria del miércoles día 9 de este mes, los Emmos. y Revdmos. Cardenales de esta Suprema Sagrada Congregación mandaron responder:     El sistema del milenarismo aun mitigado —o sea, del que enseña que, según la revelación católica, Cristo Nuestro Señor ha de venir corporalmente a reinar en la tierra antes del juicio final, previa la resurrección de muchos justos o sin ella— no se puede enseñar sin peligro.     Así, pues, apoyándose en esta respuesta y en la condenación ya hecha por este Santo Oficio de la obra del P. Lacunza, V. E. procurará vigilar cuidadosamente para que dicha doctrina bajo ningún pretexto se enseñe, propague, defienda o recomiende, sea de viva voz, sea por cualquier escrito.     Para conseguirlo podrá emplear V. E. los medios necesarios no sólo de persuasión, sino también de autoridad, dando, si fuere oportuno, las instrucciones que fueren necesarias a los que enseñan en el seminario y en los institutos.     Y si surgiere algo de mayor gravedad, no omita V. E. comunicárselo al Santo Oficio.     Aprovecho la ocasión para testimoniarle el sentimiento de mi estimación y quedo de V. E. afectísimo, F. Card. Marcchetti Selvaggiani. — Excmo. y Revdmo. Sr. D. José M. Caro Rodríguez, arzobispo de Santiago de Chile.» 

 La precedente carta habla de un milenarismo que se enseñara como perteneciente a la revelación cristiana. El decreto del Santo Oficio para la Iglesia universal prescinde de las razones que dicho milenarismo invoque en su favor. 

     En estos últimos tiempos se ha preguntado más de una  vez a esta Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio qué se debe pensar del sistema del milenarismo mitigado, que enseña que Cristo Nuestro Señor antes del juicio final, previa la resurrección de muchos justos o sin ella, ha de venir visiblemente a reinar en esta tierra.

     Propuesto el asunto a examen en la reunión plenaria del miércoles 19 de julio de 1944, los eminentísimos y reverendísimos señores cardenales encargados de la tutela de la fe y de las costumbres, oído previamente el voto de los reverendos consultores, decretaron responder que el sistema del milenarismo mitigado no se puede enseñar con seguridad.

     Y el día siguiente, jueves 20 del mismo mes y año, nuestro Santísimo Padre Pío, por la divina Providencia Papa XII, en la acostumbrada audiencia concedida al excelentísimo y reverendísimo asesor del Santo Oficio, aprobó, confirmó y mandó publicar esta respuesta de los eminentísimos Padres. 

     Dado en Roma, desde el Palacio del Santo Oficio, a 21 de julio de 1944.—J. Pepe, notario de la Suprema Sagrada Congregación del Santo Oficio.

DOCTRINA PONTIFICIA
Documentos Bíblicos
B.A.C.

lunes, 17 de octubre de 2016

Bergoglio creará nuevos cardenales para la Iglesia Conciliar

Bergoglio creará nuevos cardenales para la Iglesia Conciliar

La Iglesia del Anticristo tendrá, en poco tiempo más nuevos cardenales electores. Según informó el sexto usurpador de la Santa Sede desde Roncalli (antipapa Juan XXIII-Bis), Jorge Bergoglio, creará en el próximo consistorio 17 cardenales, de los cuales 13 tendrá la edad establecida en la legislación de la Iglesia Montiniana, para elegir al próximo antipapa.



Si comparamos la historia de la Iglesia Conciliar con la que fue su precedente histórico inmediato, laboratorio de Satanás, la Anglican Communion, existe la posibilidad de que, ante el giro ultra-modernista y ultra-liberal, el Sanedrín de la Sinagoga de Satanás, elija a un candidato “conservador”, es decir, un modernista que mantenga las formas y tenga el aspecto de prácticas ritualísticas, como fue el caso del presbítero apóstata Joseph Ratzinger, quien usurpó la Silla de San Pedro bajo el nombre de Benedicto XVI.

sábado, 15 de octubre de 2016

Reformas en el blog

Hola a todos. Como podrán ver, desde ayer he iniciado una serie de reformas en la estética de Sursum Corda. Estas reformas serán acompañadas también de otras un poco más profundas que tienen que ver con los comentarios y los artículos que se irán subiendo al blog.

Es mi intención que nos enfoquemos en tres tipos de artículos:


  • Estudios bíblicos
  • Apologética
  • Predicaciones y conferencias
  • Cultura y libros cristianos
  • Noticias
  • Apocalipsis


También se verán nuevas etiquetas y secciones. La idea es simplificar también y acelerar la carga de entradas, para que la lectura sea mucho más cómoda y amena. También, y quiero enfatizar esto, estoy adaptando el blog para que sea fácilmente abierto desde cualquier celular.

Como siempre, cualesquier contribución es bienvenida. Sólo envíe su artículo a la dirección: sursumcordablog@hotmail.com

Dios los guarde,
Raúl

viernes, 14 de octubre de 2016

Una respuesta a la cuestión de la educación

Una respuesta a la cuestión de la educación


El día 22 de septiembre publiqué una entrada titulada “El católico y la escuela: una excusa retórica”. En ella, mi intención era señalar que los padres católicos en lugar de escandalizarse que en los colegios se enseñe la doctrina de género, la “educación sexual integral” o cualesquier otro dogma o práctica moderna, tendrían que hacer lo mismo que hacen padres de adventistas o Testigos de Jehová: moletarse cinco minutos, ir al colegio y decirle, bien a los maestros, profesores o el director de la escuela:

Buenos días. Mire, en mi hogar somos cristianos. Como cristianos nosotros no celebramos halloween, ni creemos en la ideología de género. Nosotros creemos en el matrimonio bíblico, tal como lo enseña la Biblia. Por lo tanto, mi hijo no participará de esos festejos (halloween) ni asistirá a las clases de educación sexual integral, ni tampoco realizará tal o cual actividad porque eso viola nuestra fe. En Argentina tenemos libertad religiosa y de consciencia garantizada por nuestra constitución. Obligarnos a actuar contra nuestra fe es violar nuestros derechos. Mi hijo puede hacer todos los trabajos especiales que ustedes le pidan para compensar esa otra actividad, que no hará porque somos cristianos. Él realizará la actividad que ustedes manden, se lo aseguro, pero mi familia no autorizará ni el festejo de haloween o cualquier otra actividad, ni cases especiales de educación sexual, ni tal o cual música o tal o cual coreografía.

Me ha sorprendido muchísimo que padres católicos me respondieran cosas increíbles desde la publicación de esa entrada. Muchos, sostenían que lo que yo estaba haciendo era relativizar la verdad católica y reducirla a una cuestión de libertad de creencia. O peor, que yo estaba alabando las creencias de los herejes. Tal vez no fui claro, por eso, recomendé a muchos que me enviaron e-mails que volvieran a leer la entrada a fin de que todas las dudas se disiparan.

Además, creo muy importante señalar algo muy obvio y que todo docente en Argentina lo sabe bien: no se puede obligar a ningún estudiante a profesar algo contrario a sus creencias religiosas o las de su familia. Así, por ejemplo, un niño que es Testigo de Jehová no puede ser obligado a ser abanderado, a jurar la bandera o participar en actos patrios. Tampoco un niño que es evangelista puede ser obligado a besar el cuadro de la Virgen o a asistir a una Misa Católica.

De la misma manera, los católicos que somos coherentes y tenemos convicciones, tenemos que tomarnos cinco minutos para ir al colegio y dejar las cosas en claro, tenemos que tener también cinco minutos para hablar con nuestros hijos, para hablar con nuestros hermanos, para señalar a nuestros padres, para conversar con nuestros vecinos, para predicar, con las palabras o con los hechos. ¿Cuántas veces en el día a día vemos como las personas violan los mandamientos? ¿No podemos en ese entonces, no digo ya salir a los gritos “¡Usted miente!”, sino demostrar en nuestra vida que llevamos a Cristo, no mintiendo? ¿Es tan difícil cuando vemos a una mujer semidesnuda en la calle decirle a nuestros hijos “Así no debe vestirse un Cristiano, porque tu cuerpo es el Templo del Espíritu Santo y Dios no quiere que andes así”? ¿Es tan difícil acaso, tomarse unos minutos por día y preguntarle a nuestros padres, a nuestros hermanos que aún no conocen al Señor Jesús si podemos compartir un pasaje de las Sagradas Escrituras con ellos?

Hace unos días, cuando yo estaba viajando para el Calafate, en el avión había, junto a mi una señora que iba leyendo una revista de espectáculo. Yo estaba leyendo el libro de Samuel, pero fui rápidamente al Evangelio según San Juan y le dije:

-Hola Señora. Veo que está leyendo ¿Le importaría que le lea algo? Le prometo que una vez que termine la dejaré tranquila.
La mujer quedó sorprendida y antes que pudiera decir algo, leí el hermoso pasaje de Juan 14: 1-3:

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Luego, seguí con mi lectura bíblica y la mujer, después de unos diez minutos de mirar a la ventana comenzó a hablar conmigo y pude improvisar un estudio bíblico que duró cerca de dos horas. Yo simplemente señalé algo, estoy seguro que el Señor me usó como instrumento en ese momento para transmitir su mensaje de amor y de salvación, el mensaje que la Iglesia siempre proclamó.

¿Usted no cree que puede hacer lo mismo? Ore al Señor para que él lo utilice como herramienta. Demos Gloria a Dios predicando y llevando el Evangelio.


jueves, 13 de octubre de 2016

La impostura Bergogliana en cuatro idiomas

A pedido de nuestro comentarista y autor del libro "La impostura bergogliana: Cuatro años con Francisco", presentamos esta noticia muy buena para despertar a quienes aún creen que los usurpadres de la Santa Sede tienen algo que ver con la Iglesia de Cristo. El libro está publicado en cuatro idiomas. Para más información, haga click en los enlaces.




L’impostura bergogliana: I. Cronache di un empio


Miles Christi - L’impostura bergogliana: I. Cronache di un empio, pp. 205 – formato 14,5x20,5 - 18,00 €
http://saint-remi.fr/fr/anti-liberalisme/1464-limpostura-bergogliana-i-cronache-di-un-empio.html


Questo primo volume è già stato pubblicato in francese nel marzo scorso:


Trois ans avec François, l’imposture bergoglienne

Miles Christi, Trois ans avec François, l’imposture bergoglienne, pp. 232 - formato 14,5x20,5 - 18,00 €.
http://saint-remi.fr/fr/anti-liberalisme/1432-trois-ans-avec-francois-limposture-bergoglienne.html


Adesso viene pubblicato anche in inglese e spagnolo:


Three years with Francis - The Bergoglian deceit


Miles Christi - Three years with Francis - The Bergoglian deceit, pp. 198 - formato 14,5x20,5 - 18,00 €
http://saint-remi.fr/fr/anti-liberalisme/1463-three-years-with-francis-the-bergoglian-deceit.html


Tres años con Francisco - La impostura bergogliana



Miles Christi - Tres años con Francisco - La impostura bergogliana, pp. 277 - formato 14,5x20,5 - 18,00 €
http://saint-remi.fr/fr/livres/1436-tres-anos-con-francisco-la-impostura-bergogliana.html?search_query=tres+anos&results=8

Contemporaneamente le Editions Siant-Rèmi hanno pubblicato, in francese, il secondo volume di questo studio:


Qu’il soit anathème! Trois ans et demi avec François : la coupe est pleine


Miles Christi - Qu’il soit anathème! Trois ans et demi avec François : la coupe est pleine,pp. 245 – formato 14,5x20,5 - 18,00 €
http://saint-remi.fr/fr/anti-liberalisme/1465-quil-soit-anatheme-trois-ans-et-demi-avec-francois-la-coupe-est-pleine.html

miércoles, 12 de octubre de 2016

Documento secreto de los Testigos de Jehová

Presentamos aquí en Sursum Corda un documento muy especial que sirve para arrancar la máscara de la Sociedad Watchtower: el Manual de los superintendentes viajantes. Se trata de un manual, dividido en secciones (emulando la Biblia) que contiene instrucciones sobre alojamiento, asignaciones, asambleas regionales, programas, correspondencias, informes, como responder ante casos como abuso sexual, delitos graves, defraudaciones, propiedades y administración de la misma, etc... todo esto y muchísimo más se encuentra en este manual.

El texto aquí presentado es SECRETO y los Testigos de Jehová que lo distribuyen pueden ser expulsados por hacerlo. Este documento me fue facilitado por Carlos, el primer ex-testigo al que pude ministrar y para la Gloria de Dios, ver como abandonaba esa secta.

¿Por qué publicar este documento? Porque el mismo explica cómo la Organización de los Testigos de Jehová protege y encubre a criminales, como fomenta la discriminación entre sus propios miembros (flacos antes que gordos, blancos antes que morenos... léalo usted mismo), explica como funcionan las instituciones judiciales, absolutamente ilegales, y promueve un sistema de espionaje interno cuyo único fin es proteger los intereses de la Sociedad Watchtower.

Si usted es Testigo de Jehová, piense que el Señor Jesucristo ha querido que visite este sitio con un fin. Por favor, le recomiendo el estudio bíblico titulado "Como convertir a un Testigo de Jehová", lea y estudie diligentemente cada parte del estudio bíblico usando la Palabra de Dios . Dicho estudio se basa únicamente en la Biblia y no hace referencia a la historia de la Sociedad Watchtower.



lunes, 10 de octubre de 2016

Contemplar la creación de Dios

La semana pasada estuve de viaje en la localidad de El Chaltén. Se trata de una de las localidades más hermosas de la Argentina, en medio de las montañas y dónde aún el hombre no ha puesto su mano destructiva. Por suerte, en este pequeño pueblo, rodeado de un paisaje hermoso, es posible salir a cualquier hora para disfrutar del aire fresco, es posible salir a caminar bien temprano y visitar los glaciares y ver la puesta del sol.


Contemplando el hermoso paisaje, recordé el Salmo 19:

Los cielos cuentan la gloria de Dios, 
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. 
Un día emite palabra a otro día, 
Y una noche a otra noche declara sabiduría. 
No hay lenguaje, ni palabras, 
Ni es oída su voz. 
Por toda la tierra salió su voz, 
Y hasta el extremo del mundo sus palabras.



La creación nos habla de Dios, nos habla del Señor que en su infinita sabiduría diseñó cada animal, cada vegetal, quien nos regaló un mundo que nosotros hemos despreciado y corrompido hasta el cansancio. No hablo aquí de ecologismo barato, sino de apreciar la hermosura de las obras de las manos del Señor.

Cada día de excursión salí con mi Biblia en la mochila y tuve la oportunidad, sobre varias montañas y peñascos, delante de los lagos y los glaciares de leer la Sagrada Escritura y compartir la Biblia con otros turistas y viajantes. Uno de los momentos más emotivos fue en Laguna Torres, dónde leí el primero capítulo de Génesis.




Gén 1: 1 Al principio creó Dios los ciclos y la tierra. 
Gén 1:2  La tierra estaba confusa y vacía, y las tinieblas cubrían la haz del abismo, pero el espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas. 
Gén 1:3  Dijo Dios: “Haya luz,” y hubo luz. 
Gén 1:4  y vio Dios ser buena la luz, y la separó de las tinieblas; 
Gén 1:5  y a la luz llamó día y a las tinieblas noche, y hubo tarde y mañana, día primero. 
Gén 1:6  Dijo luego Dios: “Haya firmamento en medio de las aguas, que separe unas de otras”; y así fue. 
Gén 1:7  E hizo Dios el firmamento, separando aguas de aguas, las aguas que estaban debajo del firmamento de las que estaban sobre el firmamento. Y vio Dios ser bueno. 
Gén 1:8  Llamó Dios al firmamento cielo, y hubo tarde y mañana, día segundo. 
Gén 1:9  Dijo luego: “Júntense en un lugar las aguas de debajo de los cielos y aparezca lo seco.” Así se hizo, 
Gén 1:10  y se juntaron las aguas de debajo de los cielos en sus lugares y apareció lo seco; y a lo seco llamó Dios tierra, y a la reunión de las aguas, mares. Y vio Dios ser bueno. 
Gén 1:11  Dijo luego: “Haga brotar la tierra hierba verde, hierba con semilla y árboles frutales, cada uno con su fruto según su especie y con su simiente, sobre la tierra.” Y así fue. 
Gén 1:12  Y produjo la tierra hierba verde, hierba con semilla, y árboles frutales, con su semilla cada uno. Vio Dios ser bueno; 
Gén 1:13  y hubo tarde y mañana, día tercero. 
Gén 1:14  Dijo luego Dios: “Haya en el firmamento de los cielos lumbreras para separar el día de la noche y servir de señales a estaciones, días y años;" 
Gén 1:15  y luzcan en el firmamento de los cielos, para alumbrar la tierra.” Y así fue. 
Gén 1:16  Hizo Dios los dos grandes luminares, el mayor para presidir el día, y el menor para presidir la noche, y las estrellas; 
Gén 1:17  y los puso en el firmamento de los cielos para alumbrar la tierra, 
Gén 1:18  y presidir el día y la noche, y separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios ser bueno, 
Gén 1:19  y hubo tarde y mañana, día cuarto. 
Gén 1:20  Dijo luego Dios: “Hiervan de animales las aguas y vuelen sobre la tierra las aves bajo el firmamento de los cielos.” Y así fue. 
Gén 1:21  Y creó Dios los grandes monstruos del agua y todos los animales que bullen en ella, según su especie, y todas las aves aladas, según su especie. Y vio Dios ser bueno, 
Gén 1:22  y los bendijo diciendo: “Procread y multiplicaos, y henchid las aguas del mar, y multiplíquense sobre la tierra las aves.” 
Gén 1:23  Y hubo tarde y mañana, día quinto. 
Gén 1:24  Dijo luego Dios: “Brote la tierra seres animados según su especie, ganados, reptiles, bestias de la tierra según su especie.” Y así fue. 
Gén 1:25  Hizo Dios todas las bestias de la tierra según su especie, los ganados según su especie y todos los reptiles de la tierra según su especie. Y vio Dios ser bueno. 
Gén 1:26  Díjose entonces Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza, para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados y sobre las bestias de la tierra, y sobre cuantos animales se mueven sobre ella.” 
Gén 1:27  Y creó Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios le creó, y los creó macho y hembra; 
Gén 1:28  y los bendijo Dios, diciéndoles: “Procread y multiplicaos, y henchid la tierra; sometedla y dominad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre los ganados, y sobre todo cuanto vive y se mueve sobre la tierra.” 
Gén 1:29  Dijo también Dios: “Ahí os doy cuantas hierbas de semilla hay sobre la haz dé la tierra, y cuantos árboles producen fruto de simiente, para que todos os sirvan de alimento. 
Gén 1:30  También a todos los animales de la tierra, y a todas las aves del cielo, y a todos los vivientes que sobre la tierra están y se mueven, les doy por comida cuanto de verde hierba la tierra produce.” Y así fue. 
Gén 1:31  Y vio Dios ser muy bueno cuanto había hecho, y hubo tarde y mañana, día sexto. 
Gén 2:1  Así fueron acabados los cielos, y la tierra, y todo su cortejo. 
Gén 2:2  Y, rematada en el día sexto toda la obra que había hecho, descansó Dios el día séptimo de cuanto hiciera; 
Gén 2:3  y bendijo el día séptimo y lo santificó, porque en él descansó Dios de cuanto había creado y hecho. 

sábado, 8 de octubre de 2016

El misticismo en CS Lewis

Into the Region of Awe: Mysticism in C. S. Lewis
Un libro que usted debe leer


Seguramente usted conoce a C. S. Lewis, un gran escritor e intelectual, que luchó contra una sociedad secularizada y contra el ateísmo que poco a poco iba ganando espacios en su época. Pero, además de narrador y apologista, C. S. Lewis estuvo cruzado por un misticismo muy particular.
La lectura del libro de David Downing Into the Region of Awe trata precisamente sobre el misticismo en los escritos y en el pensameinto de Lewis, y que ese misticismo fue percibido y apreciado por itros intelectuales de su época, entre ellos su gran amigo J. R. R. Tolkien. Este libro, también analiza la presencia de elementos y símbolos cristianos en sus obras, como es el caso de las conocidísimas Crónicas de Narnia.

Hoy en día los jóvenes casi no leen, y lo que leen es simplemente basura. Millones de jóvenes van corriendo a comprar la última novela de Harry Potter, o la saga Crepúsculo, o cualesquier otra "literatura juvenil", casi siempre fantástica, en dónde nuestros valores cristianos son pisoteados y sirven como motivo de burla. ¿Por qué no introducir a los niños y adolescentes a la buena literatura? Este libro, que espero, pronto esté traducido al español, debería ser de gran ayuda para todos los docentes y padres cristianos que desean brindarle calidad intelectual y espiritual a sus hijos.